20 Ejemplos de Consonantes

Consonantes

En la mayoría de los idiomas, las unidades mínimas de comunicación en la oralidad son los fonemas: estos corresponden a sonidos y se representan en la escritura mediante grafemas o letras.

De acuerdo a la manera en que hay que modular la boca (incluyendo la lengua, los dientes y los labios) para producir tales sonidos, en el idioma español se ha subdividido a las letras en dos grupos, el de las vocales y el de las consonantes:

  • Consonantes: agrupan los sonidos producidos con la boca semicerrada, combinando movimientos específicos de lengua, labios y dientes frontales.
  • Vocales: agrupan los sonidos que se producen cuando la boca solo actúa como una caja de resonancia de lo que emiten las cuerdas vocales, y es la forma en que se colocan los músculos peribucales lo que define finalmente el sonido que sale por la abertura de la boca.

La disciplina que estudia en detalle la pronunciación de las consonantes (y de los fonemas en general) se llama fonología. De acuerdo al punto y modo de articulación, así como de la acción del velo del paladar y la intervención de las cuerdas vocales, las consonantes se subdividen en varias clases (bilabiales, oclusivas, vibrantes, nasales, etc.).

El alfabeto latino

Es bien sabido que en el mundo se hablan muchos idiomas diferentes, algunos de ellos  comparten un mismo alfabeto. El alfabeto de mayor utilización en Occidente es el latino. Este cuenta con 27 grafemas o letras, de las cuales 22 son consonantes y 5 son vocales.

Anteriormente, dos combinaciones de consonantes eran incluidas como tales en los diccionarios por generar un sonido diferente del que cada una de ellas tiene por separado: es lo que sucede con ‘ch’ y ‘ll’;  a estos grafemas se los conoce hoy como ‘dígrafos’ y no se incluyen en los diccionarios.

Cada una de las consonantes tiene su sonoridad propia, excepto la letra ‘h’, que carece de sonoridad (de allí lo de ‘letra muda’). No hay una regla fija para saber cuáles palabras llevan ‘h’ y cuáles no, ni en qué posición se ubican (la más común es la inicial).

En cuanto a otra consonante bastante especial, llamada ‘i griega’ o ‘ye’, representada por el grafema ‘y’, cabe indicar que esta tiene dos posibles sonidos: uno equivalente a la ‘i’ (es decir, vocálico) y otro consonántico, algo similar al de dígrafos como ‘ll’ o ‘sh’.

Cuando es final de palabra se pronuncia como semivocal (ejemplo: ley). Existen bastantes diferencias en la pronunciación de algunas consonantes y dígrafos en Hispanoamérica, y a su vez las hay si se compara con España.

La sonoridad de las consonantes es fundamental en los criterios estéticos para las artes que se basan en la palabra, como la poesía o la música cantada.

En esos casos se debe notar que las palabras con consonantes de pronunciación más brusca, que incluyen sonidos como el de ‘p’, ‘f’ o ‘r’, a menudo tienen mayor fuerza expresiva que otras de sonido más débil. De todos modos, las vocales también son elementos centrales en la poesía, como lo prueban las rimas.

Ejemplos de consonantes

Aquí se listan consonantes con ejemplos, ordenados alfabéticamente y con una palabra que las incluyen en posición inicial

  1. B:barba
  2. C:candado
  3. D:domingo
  4. F:felicitación
  5. G:galpón
  6. H:huelga
  7. J:jueves
  8. K:koala
  9. L:luminoso
  10. M:mariposa
  11. N:novedad
  12. P:pisada
  13. Q:quitar
  14. R:receta
  15. S:saludo
  16. T: ‘trompeta
  17. V:viento
  18. X:xenofobia
  19. Y:yerba
  20. Z:zorro

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Consonantes". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-consonantes/