20 Ejemplos de
Parónimos

Parónimos

Los parónimos, también llamados homófonos, se producen cuando dos (o más) palabras tienen una sonoridad muy similar pero una escritura diferente. Ej. siervo y ciervo, consejo y concejo.

Esto sucede porque en el español existen una cantidad de letras o grafemas que tienen un sonido bastante similar entre sí, como ‘v’ y ‘b’; ‘c’, ‘s’ y ‘z’ o ‘c’ y ‘k. Además tenemos una consonante “muda” (‘h’) y una vocal (la ‘u’) que cuando se ubica a continuación de ciertas consonantes (‘g’ y ‘q’) tampoco suenan. Esta complejidad es lo que determina la existencia de palabras parónimas.

Son parónimos los monosílabos ‘hay’ y ‘ay’, también ciertas conjugaciones del verbo ‘haber’ y del verbo ‘abrir’ generan parónimos (ejemplo: ‘habría’ y ‘abría’) debido a la consonante “muda”. Estas se pronuncian exactamente igual y es el contexto el que permite distinguirlas en sentido o significado.

Algunos vocablos se tienden a pronunciar igual en la lengua vulgar, por ejemplo, la ‘x’ a menudo es pronunciada como ‘s’, y es por ello que funcionan como parónimos las palabras ‘cesto’ y ‘sexto’.

Puede servirte:

Ejemplos de palabras parónimas

  • deshecho y desecho
  • consejo y concejo
  • desbastar y devastar
  • desmallar y desmayar
  • cocer y coser
  • combino y convino
  • cabo y cavo
  • cayado y callado
  • aprender y aprehender
  • ciego y siego
  • hulla y huya
  • siervo y ciervo
  • halla, haya y aya
  • calló y cayó
  • horca y orca
  • hierba y hierva
  • hizo e izo.
  • esclusa y exclusa
  • cesto y sexto
  • arrollo y arroyo

Sigue aprendiendo:


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Parónimos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-paronimos/