10 Ejemplos de Sistemas Abiertos, Cerrados y Semicerrados

Sistemas abiertos y cerrados

Con el nombre de sistema físico se reconoce al conjunto de objetos o entidades materiales que están preparados para cumplir una función, ordenados espacio-temporalmente a efectos de optimizar ese cumplimiento.

Existen sistemas cuyo origen es natural y se encuentran presentes en la Tierra, así como sistemas creados por el hombre para satisfacer sus necesidades.

Entre los sistemas, sin embargo, existe una división elemental respecto de su disposición a intercambiar sustancias con el exterior: sistemas abiertos, sistemas cerrados y sistemas semicerrados.

Puede servirte:

Sistemas cerrados

globos inflados - sistema cerrado

Los sistemas cerrados son los que no tienen ninguna clase de intercambio con el medio que los rodea, y por lo tanto son herméticos a la influencia ambiental.

No reciben influencia alguna de lo que los rodea, y por lo tanto son completamente estructurados al no tener ninguna modificación desde su estructura original: los recursos de los que se vale siempre son los propios, lo que no los exime de una manipulación voluntaria bajo ciertas condiciones que puede alterarlo.

Como habitualmente el intercambio que se realiza entre un sistema y su exterior se puede pensar como una suma de intercambios de materia y energía, los sistemas cerrados pueden ser simplemente cerrados (si no intercambian materia) o bien pueden ser sistemas aislados (si tampoco intercambian energía).

Ejemplos de sistemas cerrados

  • Un globo inflado.
  • Una olla a presión.
  • Una ciudad en la que las personas no pueden salir ni entrar.
  • Una batería de un auto.
  • El motor de una heladera.

Sistemas abiertos

bosque - sistema abierto

Los sistemas abiertos, por el contrario, son los que tienen una relación permanente con su medio ambiente intercambiando materia, energía e información.

De esta manera, puede decirse que las ecuaciones de evolución temporal del sistema no son endógenas, es decir que no dependen exclusivamente de propiedades ligadas al mismo sistema: por el contrario, son muchas las variables por fuera de él que hacen a sus características.

A diferencia de la quietud temporal de los sistemas cerrados, en los sistemas abiertos existe una transformación permanente motivada por el intercambio de energía.

La relación del ser humano con el medio que lo rodea es un gran ejemplo de los sistemas abiertos, pues indudablemente se trata de un intercambio permanente de materia y energía.

Ejemplos de sistemas abiertos

Sistemas semicerrados

célula - sistema semicerrado

Los sistemas semicerrados, por último, son aquellos que intercambian materia o energía con el exterior, pero no lo hacen en forma directa como los sistemas abiertos sino que a través de una membrana semipermeable.

Esto implica que el proceso de intercambio es selectivo, y permite una transformación en cuanto a las condiciones de energía y temperatura de los materiales que pasan. Es habitual que se considere a los sistemas semicerrados como un punto intermedio entre los sistemas abiertos y los cerrados.

En rigor, no existen demasiados ejemplos de esto pero sí uno que lo sintetiza perfectamente: la célula es un sistema semicerrado que cuenta con una membrana semiplasmática, que deja pasar en forma selectiva las sustancias que le son funcionales a la célula.

Puede servirte

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 10 Ejemplos de Sistemas Abiertos, Cerrados y Semicerrados. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-sistemas-abiertos-y-cerrados/
Mostrar
Ocultar