Los 21 mejores
Chistes de Pepito

Los chistes son narraciones cortas que buscan hacer reír a sus receptores. Por lo general, consisten en juegos de palabras, anécdotas o comentarios. Los chistes de Pepito son aquellos que tienen como protagonista de la narración a un niño llamado así. Sus historias transcurren casi siempre en la escuela, en la casa o con sus amigos. Además, se caracterizan por ser historias pensadas para niños y adultos. Por ejemplo: Pepito ¿por qué estás hablando con tus zapatos? Es que en la caja decía «Converse».

Los chistes se valen de diferentes recursos para captar la atención de la audiencia y hacerla reír. Entre ellos: la ironía, la burla, los juegos de palabras y la parodia.

Tipos de chistes

De acuerdo a los recursos que tenga la narración, se pueden identificar los siguientes tipos de chistes:

  • Blancos. Son los más inofensivos. Están pensados para toda clase de público, incluso, infantil.
  • Verdes o rojos. Están pensados para público adulto ya que su contenido, de manera directa o sugerida, es erótico o sexual.
  • Negros. Su contenido es cruel. Por medio de narraciones irónicas o sarcásticas, se burlan de personajes que padecen alguna enfermedad o que se encuentran en una situación desventajosa.

Ejemplos de chistes de Pepito

  1. Pepito le pregunta a la profesora:
    — Maestra, ¿me pueden castigar por algo que no he hecho?
    La maestra, sorprendida, le responde:
    — Por supuesto que no, Pepito. Eso sería muy injusto.
    — Está bien, señorita. Es que no hice la tarea.
  2. — Después de mirar la libreta de calificaciones, la madre de Pepito le dice, enojada:
    — ¡Pepito! ¡Estas notas merecen un castigo!
    — Tienes razón, mamá. ¡Vamos, que yo sé donde vive la señorita!
  3. El profesor le pregunta a Pepito:
    — Pepito, ¿cómo suena la M con la A?
    — Ma.
    — Muy bien Pepito. Y si le colocas una tilde, ¿cómo suena?
    — Matilde.
  4. Pepito le dice a su madre desde la ducha:
    — Mamá, se ha terminado el shampoo.
    — Bueno Pepito, usa el mío entonces.
    — No puedo.
    — ¿Por qué?
    — Porque dice que es para cabello seco y yo ya lo tengo mojado.
  5. Enfadado, el padre de Pepito le dice.
    — ¿Le dijiste a tu hermana que es tonta? Ve ya mismo y dile que lo sientes.
    Pepito se dirige al cuarto de su hermana, y le dice:
    — Hermanita, siento que seas tan tonta.
  6. La profesora le dice a Pepito:
    —Pepito, has llegado tarde a la escuela toda esta semana. ¿Sabes lo que eso significa?
    —Sí seño, eso significa que hoy es viernes.
  7. Contento, Pepito llega a su casa y le cuenta a su madre:
    — He escrito una composición que ha conmovido a la maestra.
    — ¿En serio? ¿Cómo lo sabes?
    — Porque me ha dicho que daba pena.
  8. El profesor se acerca a Pepito y le dice:
    — Sabes muy bien que no puedes dormir en mi clase, Pepito.
    A lo que Pepito le responde:
    — Lo sé, profesor. Podría dormir si no hablaras tan alto.
  9. Furiosa, la maestra le dice a Pepito:
    — Pepito copiaste del examen de Pedrito, ¿verdad?
    — Maestra, ¿cómo lo supo?
    — Porque las 3 primeras respuestas son exactamente iguales, y en la cuarta Pedrito respondió: “No lo sé” y tú respondiste “Yo tampoco”.
  10. El profesor le dice a Pepito:
    — Pepito, ¿me puedes decir dos pronombres?
    — ¿Quién? ¿Yo?
    — ¡Excelente!
  1. El profesor de historia le pregunta a Pepito:
    — Pepito, ¿dónde se firmó el tratado de paz francés de 1800?
    — En una hoja de papel, profe.
  2. Llega Pepito a su casa y le dice a su padre:
    — Papá, esta noche no me esperes.
    — ¿Por qué, Pepito? ¿A dónde vas a ir?
    — A ninguna parte. ¿No ves que ya llegué?
  3. La madre de Pepito, sorprendida, le pregunta:
    — Pepito… ¿Por qué pusiste un peluche en el congelador?
    — Porque quería un oso polar.
  4. La maestra de Catequesis le pregunta a Pepito:
    — Pepito, dime la verdad, ¿dices tus oraciones antes de comer?
    Con orgullo, Pepito responde:
    —No, señorita, no es necesario. Mi mamá cocina muy rico.
  5. Pepito está escribiendo una composición y le pregunta a su padre:
    — Papá, ¿cómo se escribe teléfono móvil?
    — Como suena.
    — ¿Y si está en modo vibración?
  6. El profesor le dice a Pepito:
    — Pepito, me alegra ver que has mejorado la letra.
    — Gracias profe. Ahora va a poder ver lo mal que está mi ortografía.
  7. La enfermera se acerca a una madre que acaba de dar a luz a su bebé…
    — Su hijo está muy bien, pero le tuvimos que poner oxígeno.
    — ¡Qué pena! ¡Yo le quería poner Pepito!
  8. Pepito, ¿me prestas 30 pesos?
    — Lo siento, pero no llevo nada encima.
    — ¿Y en casa?
    — Todos muy bien, gracias. ¿Y en la tuya?
  9. En la clase de Lengua, la maestra le pregunta a Pepito:
    — Pepito, si digo “yo robo” y lo conjugo al presente, ¿cuál es el presente?
    — Pues, la cárcel.
  10. La profesora le dice a Pepito:
    — Pepito, traduce esta frase al inglés: «El gato cayó al agua y se ahogó».
    — Esta es fácil: «The cat cataplum in the water gluglu no more miau miau»…
  11. Con una sonrisa en la cara, Pepito le dice a su madre:
    — Mamá, mamá, ¡aprendí a escribir!
    La mamá, orgullosa, le pregunta:
    — ¿Y qué escribiste?
    Pepito responde:
    — ¿Cómo voy a saberlo? Te dije que aprendí a escribir, no a leer.

Ver además:

¿Cómo citar?

"Chistes de Pepito". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/chistes-de-pepito/. Última edición: 22 de septiembre de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 22 septiembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)