30 Ejemplos de
Instrumentos de percusión

Los instrumentos de percusión son aquellos que producen música a partir de las ondas obtenidas tras golpear rítmicamente una de sus superficies. Estos golpes pueden darse con la mano o con una baqueta o varilla, o incluso con otra parte del mismo instrumento. Por ejemplo: tambor, xilófono, campana.

Estos instrumentos suelen emplearse para producir patrones rítmicos o bien notas musicales de escala. La mayoría son de golpe o choque (triángulo y gong), pero también están los que se pulsan o frotan con una o dos manos, con arco u otro objeto (sierra musical) y los que se sacuden (maracas). 

Características de los instrumentos de percusión

Las principales características de los instrumentos de percusión son:

  • Formato simple y rudimentario. Su diseño es simple y, debido a esto, se trata de los instrumentos más antiguos en la historia de la humanidad. Los primeros se crearon a partir de objetos fácilmente disponibles, como troncos, piedras y otros materiales naturales.
  • Producción de sonido por impacto. Generan sonido al ser golpeados, sacudidos o raspados, y para hacerlo utilizan la energía cinética de un objeto externo, como una baqueta, una mano o un objeto percusivo.
  • Función rítmica. Cumplen una función principal en la creación y el mantenimiento del ritmo, y marcan los acentos y pulsos de una composición. Para ello, se complementan con otros instrumentos, como el bajo o el contrabajo.
  • Flexibilidad de interpretación. Ofrecen una amplia variedad de posibilidades de interpretación con diferentes técnicas de manipulación y uso de accesorios.
  • Versatilidad en géneros musicales. Son utilizados en una gran variedad de géneros musicales, desde música clásica y jazz hasta música folclórica, rock, pop y electrónica.

Ejemplos de instrumentos de percusión

  1. Tambor. Está compuesto por una caja de resonancia cilíndrica, cubierta por una membrana de distintos materiales que cubre la abertura. Emite los sonidos al ser golpeado con la mano o con dos cilindros de madera llamados baquetas. Su origen se remonta a tiempos antiguos y suele ser muy empleado en marchas militares y celebraciones.
  2. Timbal. Es semejante al tambor, pero emite sonidos graves. Se compone usualmente de un caldero de cobre cubierto por una membrana, que exige sus propias baquetas (baquetas de timbal) para ser golpeada.
  3. Xilófono. Es percutido con dos o cuatro manecillas y usualmente tiene un tamaño pequeño. Está construido por una serie de láminas de madera de distintos tamaños, fijas a un soporte. Al ser golpeadas, las maderas reproducen las distintas notas.
  4. Campana. Tiene forma de copa invertida y está hecha de metal, tal y como las campanas de las iglesias u otros ámbitos urbanos. Vibra al ser golpeada, generalmente por el badajo que va suspendido dentro de la copa.
  5. Crótalos o chinchines. Se compone de dos piezas metálicas pequeñas, al igual que los platillos, que se adhieren con una correa a los dedos índice y pulgar, a modo de castañuelas, y se entrechocan al ritmo deseado, a menudo como parte de un baile.
  6. Celesta. Se asemeja a un pequeño piano vertical. Opera con el impacto de una serie de martillos, conectados a sus teclas, cuyos golpes dan contra láminas metálicas dispuestas sobre resonadores de madera. Al igual que el piano, posee un pedal para modular sus sonidos. También puede ser considerado como un instrumento de teclado.
  7. Cajón peruano. Es uno de los pocos instrumentos de percusión en que el músico se sienta encima. De origen andino, el sonido se obtiene del roce o percutir de las manos con las paredes de madera del cajón.
  8. Triángulo. Tiene un sonido agudo e indefinido. Se trata de un triángulo de metal que es golpeado con una barra del mismo material y se deja vibrar, y alcanza una gran sonoridad incluso por encima de las orquestas.
  9. Taiko. Es un tambor de origen japonés, tocado con unas baquetas de madera llamadas bachi. Específicamente, el nombre alude a un gran y pesado tambor de base, inmóvil debido a sus proporciones, que es golpeado con un mazo de madera.
  10. Castañuelas. Son tradicionalmente de madera y se hacen chocar entre los dedos al ritmo del baile. Fueron inventadas por los fenicios hace miles de años. Son muy frecuentes en la cultura andaluza, en España. Suele haber una aguda (mano derecha) y una grave (mano izquierda).
  11. Maracas. Se inventaron en tiempos precolombinos en América, y consisten en una parte esférica rellena con partículas percutoras, que pueden ser semillas o pequeñas piedras. Las tribus indígenas aún las emplean, pero en solitario, mientras que en la música caribeña y el folclore colombo-venezolano se emplean de a dos.
  12. Bombo. Tiene un timbre muy grave e indeterminado. Se le suele encargar la tarea de marcar el pulso de la comparsa o la orquesta. Se estima que tiene un origen otomano.
  13. Batería. Se trata de un conjunto de instrumentos, más que de uno solo, ya que agrupa bombos, redoblantes, platillos y tambores en una sola instalación, muy popular en las agrupaciones musicales contemporáneas. Se tocan con dos baquetas de madera y algunos instrumentos con un pedal.
  14. Gong. Es un gran disco metálico, usualmente de bronce, de bordes curvos hacia adentro y que se golpea con un mazo. Originario de China, normalmente se le suspende verticalmente y se lo deja vibrar, a menudo con funciones rituales o celebratorias, en las culturas orientales.
  15. Pandereta. Se trata de un marco redondo rígido de madera u otro material, cubierto por una membrana delgada y ligera, en el cual se insertan pequeñas sonajas o chapas de metal a modo de cascabeles laterales. Su sonido es, justamente, la combinación del golpe a la membrana y la vibración de los cascabeles.
  16. Bongó. Está compuesto por dos cuerpos resonantes de madera, uno más chico que el otro, cubiertos cada uno con una membrana de cuero sin pelo, tensada a través de argollas metálicas. Se percute con las manos desnudas, apoyado entre las rodillas mientras se está sentado.
  17. Cabasa. Es similar a la maraca, excepto que es un cuerpo hueco y cerrado, con sonajas metálicas por fuera, que al golpearse contra la mano o moverse en el aire producen el sonido.
  18. Matraca. Se compone de una pieza de madera o metal en el centro y varios martilletes móviles que, al girar en torno al eje, producen un sonido característico llamado matraqueo.
  19. Atabaque. Es parecido al tambor. Se fabrica en forma de barril y se toca con la punta de los dedos, la muñeca y el borde de la mano. Se emplea profusamente en las culturas africanas o afrodescendientes, como el ritmo del candombe.
  20. Marimba. Se compone de barras de madera percutidas con un martillete para reproducir las notas musicales. En la parte inferior, estas barras disponen de resonadores, que dan un sonido más grave que el del xilófono.
  21. Caja china. Está compuesta por una pieza de madera de forma rectangular que cuenta con una ranura que sirve como caja de resonancia. La emisión del sonido se logra al golpear esta caja con una baqueta especialmente diseñada para esta tarea.
  22. Claves. Son dos piezas de madera, comúnmente de forma cilíndrica, que generan sonido al golpear una contra la otra. Aunque típicamente se elaboran con madera, también se pueden hallar claves fabricadas con fibra de vidrio o plástico. Tiene una relevancia significativa en la música latinoamericana.
  23. Güiro. Consta de un cuerpo de madera o metal, que presenta una textura ondulada y emite sonido al ser rasgado con un palillo. Desempeña un papel destacado en las músicas de raíces latinas.
  24. Vibráfono.Es análogo al xilófono, aunque en lugar de láminas de madera, utiliza de aluminio. Estas láminas son golpeadas con baquetas que pueden tener cabezas de diversos materiales como hilo de lana, nailon, goma, plástico u otros, según el sonido deseado.
  25. Pandero. Se trata de un tambor de marco que guarda mucha similitud con la pandereta, pero carece de platillos alrededor de su estructura. Este instrumento de percusión es uno de los más antiguos y se ejecuta directamente con la mano.
  26. Vibraslap. Está compuesto por una pieza de alambre rígido con forma de manija, que conecta una bola de madera con un bloque que contiene «dientes» de metal en su interior. Al sostener la manija con una mano y golpear la bola contra la palma de la otra mano, los dientes de metal vibran contra el bloque de madera y producen un sonido de repiqueteo.
  27. Palo de lluvia. Se compone de un tubo vacío relleno de semillas. Al inclinar el tubo, las semillas chocan con las paredes y producen un sonido que evoca la lluvia cayendo al suelo.
  28. Redoblante. Es parecido a un tambor pero de menor altura, reconocido por su sonido metálico distintivo generado por una serie de cables tensados en su parte inferior. Se toca con dos baquetas de madera y constituye un componente esencial de la batería.
  29. Yembé. Es un membranófono de origen africano, específicamente de África Oriental, notable por su distintiva forma. Se toca golpeándolo con las manos y genera tonos que varían en agudeza o gravedad según el punto de impacto. Esto posibilita la creación de una amplia gama de ritmos con notas de diferentes alturas.
  30. Cencerro. Se compone de una campana sin badajo, lo que implica que el sonido se genere al golpearla con una baqueta. Se puede ajustar la altura del sonido según su tamaño.

Tipos de instrumentos de percusión

Existen muchas formas de clasificar los instrumentos de percusión: según el medio que produce el sonido, el tipo de sonido o el tipo de percusión.

Según el medio que produce el sonido, pueden ser:

  • Instrumentos membranófonos. Son aquellos que producen sonido mediante la vibración de un parche o membrana. Por ejemplo: bombo, timbales, conga.
  • Instrumentos idiófonos. Son aquellos que producen sonido a partir de la vibración de todo su cuerpo. Por ejemplo: platillos, xilófono, caja china.

Según el tipo de sonido que producen, también se pueden ser:

  • Instrumentos de altura definida o melódicos. Son aquellos que pueden producir sonidos a una nota determinada. Por ejemplo: marimba, campanas tubulares y timbales.
  • Instrumentos de altura indefinida o rítmicos. Son aquellos que no producen un sonido a una altura claramente identificable, lo que imposibilita tocar melodías. Sin embargo, son utilizados para crear y marcar ritmos. Por ejemplo: pandereta, bombo y platillos.

Según el tipo de percusión, se clasifican en:

  • Instrumentos percutidos. Son aquellos que se golpean con la mano o con las varillas o baquetas para producir sonidos. Por ejemplo: bombo, cajón peruano.
  • Instrumentos sacudidos. Son aquellos que producen el sonido cuando son agitados de forma repetida. Por ejemplo: maracas, cascabeles.
  • Instrumentos entrechocados. Son aquellos que están formados por dos piezas iguales que producen un sonido al chocar entre ellos. Por ejemplo: platos, castañuelas.
  • Instrumentos frotados o raspados. Son aquellos que producen el sonido debido a la rugosidad de su superficie. Por ejemplo: matraca, güiro.
  • Instrumentos punteados. Son aquellos que producen el sonido generalmente mediante la vibración de una lámina, cuando esta es punteada con los dedos. Por ejemplo: kalimba, mbira.

Sigue con:

Referencias

  • Latham, A. (2008). Diccionario Enciclopédico de la Música. Fondo de Cultura Económica.
  • Lee, D. (2019). Hornbostel-Sachs classification of musical instruments. Knowledge Organization, 47(1), 72-91.

Test interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Instrumentos de percusión". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia de Ejemplos. Disponible en: https://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-instrumentos-de-percusion/. Última edición: 30 abril, 2024. Consultado: 22 mayo, 2024.

Sobre el autor

Fecha de publicación: 26 julio, 2016
Última edición: 30 abril, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! gracias por visitarnos :)