20 Ejemplos de Industria Cultural

Industria cultural

La industria cultural es el conjunto de empresas e instituciones que tienen como principal actividad económica la producción de cultura, con fines lucrativos. Si bien a priori puede considerarse que la industria cultural no tiene nada de distinto a todas las demás industrias dedicadas a producir bienes o servicios, se trata de un caso especial de industria, porque el bien a comercializar no se corresponde con las categorías de la mayoría de los bienes económicos.

Las mercancías que se distribuyen en esta industria tienen contenidos simbólicos, y son concebidas en base a un trabajo creativo, y son destinadas a sus mercados de consumo con una función de reproducción ideológica y social.

La acuñación de esta idea de industria cultural fue dada por los teóricos de la Escuela de Frankfurt, en el momento en el que observaban grandes cambios en la forma de reproducción y distribución de la cultura. Se observaba la expansión de un mercado cultural, y la formación de una nueva idea que es la cultura de masas. Esta es la forma de cultura que consigue fabricar a gran escala ciertos productos que gustan a grandes cantidades de personas, y que por lo tanto se consumen en forma masiva.


Esto trae consigo la implicancia de que el lucro se multiplica, y por lo tanto se ofrece como una alternativa usualmente atractiva para el capital: en el mismo sentido, el producto pasa a valerse de herramientas como el marketing o la publicidad.

Esto último trae consigo una cuestión elemental, que es la mercantilización de la cultura y el traslado de las herramientas maximizadoras a ella. Existe una fusión entre la cultura y el entretenimiento, y una necesaria transformación de los bienes culturales en productos que, antes que nada, deben ser sencillos y adaptables al consumo masivo.

Esto se potencia mucho más en la medida que a partir del proceso de globalización, es frecuente que determinados productos culturales sean incluso exportados a todo el mundo, y las tecnologías implican un refuerzo en este sentido. No se debe concluir, sin embargo, en la existencia de una oposición entre la condición de masivo y la calidad de la industria cultural: sin embargo, en ocasiones es necesario dar un paso más y tomarse algunas licencias que no son usuales en la industria cultural para poder apreciar del todo ciertos productos.

De todos modos, indudablemente el gran valor del crecimiento de la industria cultural es el enorme crecimiento en las posibilidades de acceso a los contenidos culturales, para las grandes mayorías. En comparación con la primera mitad del siglo XX, un habitante de cualquier país del mundo accede a una cantidad mucho mayor de productos culturales con una forma de acceso mucho más sencilla, pese a que los productos sean estandarizados en ciertas formas, y pese a que habitualmente los orígenes de estos productos sean los países más desarrollados.

De este modo, la industria cultural masifica la entrega de productos que antes parecían vedados para pequeñas minorías, pero no es menos cierto afirmar que al momento ese potencial no es explotado en función de la creatividad y el desarrollo libre sino para la ampliación de los márgenes de ganancia.

Ejemplos de industria cultural

La industria cultural, entonces, incluye al conjunto de servicios integrados para que los contenidos de tipo cultural sean de calidad, y estandarizados para su distribución masiva. La siguiente lista incluye algunos ejemplos de esas industrias:

  1. Producción cinematográfica.
  2. Contenido multimedia.
  3. Diseñadores, realizadores y técnicos de teatros.
  4. Coreógrafos.
  5. Editor de libros.
  6. Representante de músicos.
  7. Proveedores de servicios para tv: cámaras, luces, sonidos, edición.
  8. Distribuidor de libros.
  9. Programadores de festivales, muestras o redes de teatro o cine.
  10. Editor de publicaciones electrónicas.
  11. Ilustrador de revistas.
  12. Sello discográfico.
  13. Diseñador lúdico de videojuegos.
  14. Producción de series de televisión.
  15. Revistas culturales.
  16. Programación de videojuegos.
  17. Testeo de videojuegos.
  18. Editorial de libros.
  19. Diseño y publicidad.
  20. Productora de música.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Industria Cultural. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-industria-cultural/
Mostrar
Ocultar