20 Ejemplos de Glándulas Endocrinas y Exocrinas

Glándulas endocrinas y exocrinas

Por glándulas se entiende un conjunto organizado e hiperespecializado de células cuya función en el cuerpo es la secreción de ciertas sustancias químicas como hormonas, lípidos o mucosidades.

De acuerdo a la manera que tengan de conducir dichas sustancias secretadas a su destino ideal, se clasifican en endocrinas o cerradas, que lo vierten en los capilares sanguíneos, a falta de conductos especializados; y exocrinas o abiertas, que poseen un tubo excretor que conduce tanto a la superficie como a la luz de algún órgano hueco.

Las exocrinas, además, se subdividen en apocrinas (que pierden parte de las células corporales durante la secreción), holocrinas (todo el contenido celular se desintegra durante el proceso de secreción) o mesocrinas (secretan sus sustancias por exocitosis, sin sacrificio celular).

Ver además: Ejemplos de Hormonas

Ejemplos de células endocrinas

  1. Hipófisis. Conocida también como la glándula pituitaria, se encuentra en el interior del cráneo y del cerebro, desde donde produce las hormonas que regulan el funcionamiento de todo el sistema endocrino, operando como su centro de funcionamiento primario.
  2. Hipotálamo. También ubicada en el cerebro, como la hipófisis, controla hormonalmente el sueño y el hambre, el nivel de agua y la temperatura del cuerpo, así como otros aspectos de la vida sanguínea. Es el punto de cruce entre el sistema nervioso y el endocrino.
  3. Tiroides. La glándula central del metabolismo, ubicada en la parte frontal del cuello. Es particularmente sensible al yodo y se encarga de regular el procesamiento de los azúcares y los lípidos, por lo que resulta vital para la salud corporal. Su funcionamiento deficitario o excesivo puede conducir a pérdida o ganancia de peso radical.
  4. Páncreas. Una glándula mixta (exocrina y endocrina) ubicada detrás del estómago. Sus funciones endocrinas juegan un rol vital en el metabolismo del azúcar (y por lo tanto de la energía), a través de la generación de insulina y glucagón.
  5. Glándulas suprarrenales. Llamadas así porque se ubican en la parte superior de los riñones, se encargan de la producción de hormonas vitales para ciertas reacciones corporales, como la adrenalina (para los estados de tensión o estrés) o la aldosterona (para la eliminación de sales vía urinaria).
  6. Ovarios. Las glándulas sexuales femeninas, cumplen un rol vital en la maduración sexual de la mujer, sobre todo en la activación de los ciclos menstruales y las alteraciones físicas y conductuales propias del despertar sexual. Sus principales hormonas son la progesterona y el estrógeno.
  7. Testículos. Las glándulas sexuales masculinas, encargadas de la producción de la testosterona y de las hormonas que activarán la producción seminal y desencadenarán los cambios físicos propios de la pubertad masculina y la entrada a la madurez reproductiva.
  8. Conarium o glándula pineal. Presente en el cerebro de todos los vertebrados, esta pequeña glándula se encarga de producir principalmente melatonina, un derivado de la serotonina que atañe a los ciclos de sueño, a los ritmos circadianos y estacionales.
  9. Paratiroides. Ubicadas en el cuello, por detrás de los lóbulos tiroides, como su nombre lo indica. Se encargan de la producción de parathormona (PTH), que atañe a los procesos de absorción del calcio y su resorción en los huesos del cuerpo.
  10. El hígado, los pulmones y el intestino. Estos órganos no son propiamente glándulas, pero actúan como tales al producir directo al torrente sanguíneo ciertas hormonas que tienen efecto en otros órganos del cuerpo y no sobre sí mismos.

Ejemplos de glándulas exocrinas

  1. Glándulas sudoríparas. Ubicadas a lo largo y ancho de la piel, consta de delgados tubos que conectan al exterior a través de los poros, mediante los cuales secretan el sudor: una sustancia salada hecha de grasa líquida sobrante, cuyo rol es el de enfriar y refrescar la piel.
  2. Glándulas sebáceas. También ubicadas en la piel, al final de los folículos pilosos, segregan el sebo necesario para mantener la piel lubricada y humectada, evitando así la desecación. Su obstrucción conduce a la foliculitis y el acné.
  3. Glándulas lacrimales. Encargadas de producir lágrimas, compuestas por agua, cloruro de sodio y albúmina, para mantener limpia la superficie ocular y nutrida la córnea externa, además de fungir como humectante para permitir el parpadeo.
  4. Glándulas de Meibomio. Se trata de glándulas sebáceas ubicadas en los párpados, en donde segregan una sustancia lipídica que constituye parte de la película lacrimal que previene la desecación del ojo. Existen alrededor de cincuenta en el párpado superior y veinticinco en el inferior.
  5. Glándulas salivales. En ellas se produce la saliva, sustancia encargada de iniciar el proceso digestivo, humedeciendo los alimentos y recubriéndolos de enzimas y células defensivas, que facilitan la labor del estómago. Actúa, además, como una primera barrera de defensa para la mucosa bucal.
  6. Glándulas mamarias. Afines a todas las hembras de los mamíferos, ya que se encargan de producir la leche que alimentará a las crías durante sus primeras etapas vitales. Son un conjunto glandular que vierte sus sustancias directo a un único conducto que conduce al exterior.
  7. Glándula de Bartolino. Conocidas como glándulas vestibulares mayores, se ubican a cada lado de la apertura de la vagina y segregan líquidos lubricantes que facilitan la penetración durante el coito.
  8. Glándulas de Cowper. Llamadas también glándulas bulbouretrales, son las homólogas masculinas de las glándulas de Bartolino femeninas: limpian y lubrican la uretra y allanan la acidez del camino que el semen recorrerá durante la eyaculación.
  9. Próstata. Órgano exclusivo del aparato reproductor masculino, ubicado a la salida de la vejiga urinaria, se ocupa de segregar las diversas sustancias que acompañarán al semen durante la eyaculación, como nutrientes, enzimas y diversos antígenos.
  10. Páncreas. En su faceta exocrina (ya hemos dicho que tiene otra endocrina), el páncreas segrega enzimas digestivas que envía directo al intestino delgado para iniciar el proceso de descomposición de los nutrientes.

Ver también: Ejemplos de Células Humanas (y sus funciones)