100 Ejemplos de Sustantivos Abstractos

Sustantivos Abstractos

Dentro de los sustantivos, la distinción entre concretos y abstractos se basa en el carácter tangible que tienen los conceptos a los que estos aluden.

Si bien no parece ser esta una diferenciación demasiado rigurosa, los textos escolares mantienen la tradición de definir a los sustantivos que pueden ser captados por algunos de los sentidos que tienen los seres humanos como concretos, y de llamar abstractos a los que se conciben mediante procesos cognoscitivos como la imaginación, la emoción o el pensamiento.

Ver además: 100 Ejemplos de Sustantivos

La cuestión de la percepción a través de los sentidos deja determinados matices, y a veces no es posible definir de forma categórica si un sustantivo pertenece a la categoría de abstracto o de concreto:

La palabra ‘tiempo’, por ejemplo, es un buen ejemplo de este problema, pues el tiempo es abstracto en tanto concepto o categoría filosófica, pero al mismo tiempo es concreto y la gente lo puede percibir en el almanaque, o al mirarse al espejo y darse cuenta de que no se ve igual a los 20 que a los 40 años.

De todos modos, esta división permite dejar en claro que no todo lo que ingresa en la categoría de sustantivo debe tener existencia material, es decir, ser un objeto que se puede tocar. Como se indicó, sentimientos, emociones, pensamientos o ideas que no tienen existencia material necesitan vehiculizarse a través de alguna clase de palabra, este nicho es llenado por los sustantivos abstractos.

En muchos casos, los sustantivos abstractos se forman a partir de la incorporación de un sufijo a un verbo, a un adjetivo o a un sustantivo: los sufijos ‘dad’ y ‘encia’ indican ‘cualidad de’ al agregarse a un adjetivo, del mismo modo que sucede en el idioma inglés con el sufijo ‘ness’ e ‘ity’ Así, tenemos el sustantivo abstracto generosidad (la cualidad de ser generoso), libertad (cualidad de ser libre) y profundidad (cualidad de ser profundo).

En cuanto a los derivados de verbos, el sufijo que se suele agregar es ‘ción’: imaginación proviene de imaginar, tal como acción proviene de actuar y educación proviene de educar. Pero muchos otros sustantivos abstractos no tienen ningún sufijo ni provienen de otra palabra: tal es el caso de miedo, amor, dolor, valor, fe y calma, perdón.

Ver también: Ejemplos de Sustantivos Concretos

Ejemplos de sustantivos abstractos

Así, entre los sustantivos abstractos se pueden incluir los siguientes ejemplos:

bellezaescepticismonostalgia
justiciaesperanzatentación
naciónespiritualidadinfinito
pobrezahambrearrogancia
gulahonradezcompañerismo
terrorimaginaciónfe
rencorobsesióndulzura
cariñopasiónamargura
verdadpazguerra
ansiedadperezarabia
creatividadpobrezasonido
esperanzapurezaafición
vitalidadrespetolujuria
religiónsaludriqueza
pasiónsoledaddureza
astuciapiedadrudeza
dichamaldadverano
fealdadmiedootoño
virtudjusticiainvierno
honradezinjusticiaprimavera
inteligenciaingenioabundancia
pensamientoiraescasez
razonamientopodercontradicción
abusosaluddiversidad
afectosolidaridadbiodiversidad
alegríarencormovimiento
ambicióntemplanzaaceptación
amortemoractuación
amistadterroransiedad
odiotiemponobleza
dolordramasabiduría
cariñoverdadserenidad
certezasuertevenganza
carismavirtudternura
contentovalentíaresponsabilidad
felicidadidioteznación
creencianiñezpatria
deseomentiraceremonia
dogmacienciaritual
avariciaalmaverdor
empatíacalidadgordura
egocodiciaaltura
añoranzaadmiraciónestima

Puede servirte: Ejemplos de Oraciones con Sustantivos Abstractos

¿Más ejemplos?

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "100 Ejemplos de Sustantivos Abstractos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/100-ejemplos-de-sustantivos-abstractos/