10 Ejemplos de
Gastos Administrativos

Gastos Administrativos

Los gastos administrativos, en el ámbito empresarial, son erogaciones que la compañía necesita para funcionar, pero que no se relacionan con la actividad específica que realiza la empresa.

Por lo tanto, los gastos administrativos no corresponde a ninguno de los costos económicos que hacen a la realización del producto que acaban por brindar, sino más bien a lo que diariamente se necesita para que la empresa pueda funcionar normalmente.

Gastos operativos y Gastos administrativos

La operación que tendrá la empresa en el mercado será económica en la medida que sea capaz de proveer un producto cuyo precio en el mercado supere a los costos necesarios para producirlo. En ocasiones esa producción tendrá una incorporación de valor, mientras que en otras se limitará a la venta de lo mismo que se compró: en todos los casos, existió uno o varios costos previos a contar con el producto terminado, que se reconocen como costos operativos.

Los gastos de administración, a diferencia de los operativos, son los que no tienen una implicancia directa en la calidad del producto terminado.

Esto explica que la mayoría de las empresas, en vocación de brindar siempre el mejor producto posible, elijan habitualmente reducir los gastos de administración siempre antes de siquiera considerar reducir los gastos operativos. Esto, sin embargo, puede traer consecuencias negativas ya que los gastos de administración suelen ser necesarios y a la larga, un descuido en ellos puede traer grandes implicancias.

Gestión de los gastos administrativos

En las grandes empresas, los gastos de administración están manejados por departamentos específicamente preparados para esa función. Esto sucede porque las empresas son perfectamente conscientes de que muchas de las cuestiones indispensables para el funcionamiento normal de la empresa, como los recursos humanos o la comunicación entre los departamentos, se debe a la ejecución correcta de los gastos administrativos.

Es habitual que las empresas más pequeñas, confiando en su potencial de realización de la actividad principal por sobre todo, subestimen la importancia de los gastos administrativos. Cuando existe un único o algunos pocos dueños, frecuentemente eligen afrontar ellos la realización de esos pagos, lo que luego en el ejercicio de la empresa les trae una sumatoria de complicaciones pues se vuelve más tedioso de lo que parece.

Ejemplos de gastos administrativos

A continuación se constituirá una lista de gastos operativos, aclarando en algunos casos las particularidades:

  1. Los gastos en salarios del personal (en algunos casos se los considera operativos, pues son costos de la realización del producto).
  2. Materiales de oficina.
  3. Cuentas de teléfono.
  4. Los gastos en salarios de secretarios.
  5. Alquiler de locales.
  6. Aportes para la seguridad social.
  7. Compra de carpetas.
  8. Oficinas generales de la empresa.
  9. Gastos en correspondencia.
  10. Costos de recursos humanos (en el caso de que la empresa no se dedique principalmente a eso).
  11. Salarios de los altos ejecutivos.
  12. Compra de material de oficina.
  13. Gastos en viajes de negocio.
  14. Gastos de agua.
  15. Compra de folios.
  16. Gastos de electricidad.
  17. Los honorarios del asesoramiento legal de la empresa.
  18. Resmas de hojas para la impresión (en el caso de que no sea una imprenta o algo similar).
  19. Los honorarios para el servicio contable para la empresa.
  20. Gastos en propaganda (algunos lo consideran como elementos intrínsecos al producto, pero se trata de gastos administrativos).

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Gastos Administrativos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-gastos-administrativos/