10 Ejemplos de
Dilogía

La dilogía, también conocida como doble sentido, es una figura retórica que consiste en el uso de una palabra con varios significados distintos dentro de un mismo enunciado. Es muy utilizado en enunciados publicitarios y humorísticos. Por ejemplo: Una impresora le dijo a la otra: “¿Esta copia es tuya o es una impresión mía?”.

La dilogía pertenece al grupo de figuras retóricas de dicción, que consisten en la modificación de la forma o sonido de las palabras o de su sintaxis dentro de las oraciones.

Ejemplos de dilogía

  1. Donde el engaño con la Corte mora
    (Luis de Góngora)
    La palabra «Mora» tiene dos acepciones: habitar (la literal) y musulmán (la oculta)
  1. —He reñido a un hostelero.
    —¿Por qué? ¿dónde? ¿cuándo? ¿cómo?
    —Porque donde cuando como sirven mal, me desespero.
    (Iriarte)
    Como tiene dos acepciones: primero, refiere al adverbio interrogativo y luego a la conjugación del verbo “comer”.
  1. —¡Maestro!… ¡Ah hijo mío, en amor, como las que enseñan son las mujeres, cuanto más te enseñan, más suspenso te dejan!…
    La palabra “enseñan” tiene dos acepciones: primero refiere al verbo que significa comunicar conocimientos y luego a mostrar.
  1. Pepsi Cola en latas; esta lata trae mucha cola.
    La palabra “cola” tiene dos acepciones: primero refiere a la bebida y luego la expresión “traer cola” significa “causar impacto”.
  1. Con las impresoras HachePé, tendrás una magnífica impresión.
    La palabra “impresión” tiene dos acepciones: como sentimiento y como resultado de imprimir un documento.
  1. Compañera usted sabe
    puede contar conmigo
    no hasta dos o hasta diez
    sino contar conmigo.
    (Mario Benedetti)
    La palabra “contar” tiene dos acepciones: primero refiere a enumerar elementos y luego a considerar a una persona para determinado objetivo.
  1. Salió de la cárcel con tanta honra, que le acompañaron doscientos cardenales, sino que a ninguno llamaban «señoría».
    La palabra “cardenales” tiene dos acepciones: eclesiásticos y hematomas o moretones.
  1. Yo aspiro la paz, tu aspiras de la otra.
    (Illya Kuryaki & The Valderramas  – “Abarajame”)
    La palabra “aspirar” tiene dos acepciones: primero se refiere a pretender conseguir algo y luego a atraer hacia los pulmones.
  1. La muerte mi vida acabe o mi vivir ordene. («mandar», y «poner en orden»)
    La palabra “ordene” tiene dos acepciones: mandar y poner en orden.
  1. No sabía que ponerme y me puse muy feliz.
    La palabra “poner” tiene dos acepciones: primero se refiere a vestir y luego a cambiar de estado de ánimo.

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Dilogía". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/dilogia/. Última edición: 1 de junio de 2022. Consultado: 02 de julio de 2022

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciatura en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Última edición: 1 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)