30 Ejemplos de
Antónimos Recíprocos

Antónimos Recíprocos

Los antónimos recíprocos son palabras que poseen significados opuestos o contrarios y que tienen la particularidad de que la existencia de uno de los términos implica la existencia del otro. Por ejemplo: dar / recibir. Para que alguien dé, otra persona tiene que recibir y viceversa.

Los antónimos son dos palabras que tienen tienen significados opuestos y que al clasificarse según el significado pueden ser:

  • Antónimos complementarios. Un término excluye al otro. Por ejemplo: muerto / vivo.
  • Antónimos graduales. Son términos opuestos, pero existen entre ellos otros términos que muestran graduación. Por ejemplo: gigantesco / diminuto.
  • Antónimos recíprocos. La existencia de un término implica la existencia del otro. Por ejemplo: entrega / recepción.

Características de los antónimos recíprocos

  • Deben pertenecer a la misma clase de palabras.
  • Tienen una diferencia de significado (no una total oposición).
  • Poseen una relación inversa, es decir, un término es el inverso del otro.

Ejemplos de antónimos recíprocos

Palabra
Su antónimo recíproco es…
acelerar frenar
aflojar tensar
agarrar soltar
anfitrión invitado
bajar subir
bien mal
ceder tomar
cobrar pagar
comprar vender
deudor acreedor
dormir despertar
dueño arrendatario
encontrar perder
enseñar aprender
entrega recepción
entregar recibir
esclavo amo
ganador perdedor
importación exportación
inmigrar emigrar
oferta demanda
patrón trabajador
poderoso débil
reconciliar pelear
responder preguntar
salir entrar
sentarse levantarse
tomar entregar
vendedor comprador
volver irse

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Antónimos Recíprocos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/antonimos-reciprocos/