30 Ejemplos de
Antónimos Graduales

Antónimos Graduales

Los antónimos graduales son aquellos que poseen significados que se oponen o que son contrarios, pero entre los que existen otras palabras que muestran graduación. Por ejemplo: grande / chico. “Grande” y “chicho” son términos opuestos, pero hay un término en el medio de estos dos: mediano.

Los antónimos son dos palabras que tienen tienen significados opuestos y que al clasificarse según el significado pueden ser:

  • Antónimos complementarios. Un término excluye al otro. Por ejemplo: guerra / paz.
  • Antónimos graduales. Son términos opuestos, pero existen entre ellos otros términos que muestran graduación. Por ejemplo: luz / oscuridad.
  • Antónimos recíprocos. La existencia de un término implica la existencia del otro. Por ejemplo: deudor / acreedor.

Características de los antónimos graduales

  • Siempre pertenecen a la misma clase de palabras. Por ejemplo: cerrado / abierto. Estos dos participios son antónimos, pero son graduales porque existe un término gradual entre los dos: entreabierto.
  • La oposición de las palabras no es absoluta, porque hay términos entre ellas.
  • Cada antónimo representa un extremo opuesto de un continuo de palabras.

Ejemplos de antónimos graduales

Palabra
Su antónimo gradual es…
alto bajo
amar odiar
ancho estrecho
antes después
barato costoso
blanco negro
blando duro
bueno malo
delgado obeso
frecuente insólito
frío caliente
fuerte débil
gigantesco diminuto
grato desagradable
horrible hermoso
igual distinto
innecesario fundamental
izquierda derecha
largo corto
lejos cerca
lleno vacío
luminoso oscuro
luz oscuridad
mucho poco
niño anciano
principio final
rico pobre
sencillo complicado
tranquilo desesperado
transparente opaco

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Antónimos Graduales". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/antonimos-graduales/