20 Ejemplos de Arte Figurativo

Arte Figurativo

Entendemos por arte figurativo aquél cuyas representaciones tienden a ser objetos identificables e imágenes reconocibles, al contrario de lo perseguido por el arte abstracto. Esto no es necesariamente una forma de realismo, ya que la verosimilitud es apenas una de las estrategias de representación de las figuras, siendo además posibles la idealización, el esquematismo, la caricaturización, el simbolismo o cualquier perspectiva que no altere la capacidad de reconocimiento de las figuras representadas.

Esta clasificación es frecuente en el arte pictórico y la escultura, incluso a las artes decorativas y visuales, como el cine o la fotografía; pero a menudo se habla también de música programática y literatura figurativa como equivalentes en otros medios de expresión artística.

No existen artes figurativas de por sí, ni un límite claro entre lo figurativo y lo abstracto. En vez de eso puede hablarse de tendencias más o menos figurativas, o más o menos abstractas.

Ejemplos de arte figurativo

  1. Retratos. Tanto pictóricas, fotográficas o escultóricas, las representaciones puntuales de individuos históricos o célebres, incluso de personajes imaginarios o mitológicos, prefieren usualmente lo figurativo.
  2. Paisajismo. La tendencia a capturar en pinturas o fotografías la belleza o complejidad del paisaje precisa del reconocimiento de sus elementos individuales y del panorama conjunto.
  3. Bodegones o naturalezas muertas. Representaciones de objetos inanimados o incluso de pequeñas disposiciones humanas, que exploran la belleza conjunta de los mismos: sus colores, sus formas, etc.
  4. Caricaturas y arte por viñetas. En su mayoría, el arte secuencial y de las historietas precisa de elementos claramente identificables para establecer sus relaciones causales, de movimiento o de la naturaleza que sea. Eso no significa que no pueda haber incursiones en el abstraccionismo o tendencias menos figurativas de cómics, por ejemplo.
  5. Clasicismo. La pintura y la escultura dedicaron numerosos esfuerzos a la representación del imaginario grecolatino y sus diversos relatos mitológicos, para lo cual es imprescindible el claro entendimiento de las diversas entidades involucradas.
  6. Realismo. Tanto en sus vertientes pictóricas, escultóricas y fotográficas, el realismo tiene como meta la mímesis de lo real. En ese sentido, cumple con cierto afán de verosimilitud visual que es incompatible en principio con la idea de lo abstracto.
  7. Ilustraciones. Los acompañamientos visuales de libros y otras obras son usualmente figurativas, ya que portan el mismo significado y el mismo relato.
  8. El grotesco. En su empeño por resaltar la fealdad y los detalles más ominosos de las figuras pintadas o esculpidas, el grotesco se maneja en el terreno de lo necesariamente figurativo, pues de otro modo no habría cómo suscitar el efecto buscado.
  9. Documentalismo. Esta variante fílmica parte, incluso en sus apuestas de vanguardia, de un compromiso con el espectador por recrear una parte de la realidad, incluso si se trata de especulaciones o de docuficción. En todos los casos, se le puede considerar arte figurativo.
  10. El muralismo de protesta. Esta vertiente de la pintura, que busca superficies públicas para pintar escenas cotidianas de contenido social, es necesariamente figurativa en su deseo de representar a los sectores oprimidos.
  11. El arte antiguo. Debido a su estrecho vínculo con lo religioso y lo mítico, la mayoría de las formas antiguas de escultura y pintura (egipcia, grecolatina, babilónica, asiria, etc.) respondían a cánones rígidos de representación, que los hacen de tendencia figurativa.
  12. Expresionismo. Nacido en Alemania, el expresionismo se propuso en pintura, escultura y cine la exaltación de los sentimientos y las sensaciones, y esa búsqueda lo llevó a las fronteras del figurativismo, a flirtear apenas con cierta abstracción.
  13. Impresionismo. La llamada escuela de la luz, cuyos trazos breves revelan de lejos un escenario completo, no se alejó por ello del figurativismo, ya que su principal objeto de estudio era el paisaje y los efectos de la luz en él.
  14. Cubismo. El cubismo puede ser considerado como una de las vertientes artísticas que empiezan la transición hacia el arte abstracto, al abandonar los cánones estrictos de representación verosímil y emprender una búsqueda estética de vanguardia.
  15. Surrealismo. Otro de los movimientos que abrieron el camino para el arte abstracto, el surrealismo en la pintura y la escultura abandonó el compromiso con la realidad observable para indagar en las formas del inconsciente y los sueños, sin dejar del todo de ser figurativo.
  16. Pinturas rupestres. Los primeros intentos de arte o de representación, cuyo contenido parece apuntar a escenas de caza, son figurativas en su deseo de imitar o dejar registro de lo acontecido.
  17. Arte religioso medieval. Tanto en sus variantes católicas, judías o islámicas (aunque en estas últimas la representación de Dios está prohibida), como en las provenientes del lejano oriente, precisó lo figurativo para aproximar la idea de Dios a sus fieles.
  18. Animalística. Arte centrado en la representación de las figuras de los animales, que suele preferir lo figurativo.
  19. La arquitectura. Si bien es difícil definirla en alguna de las dos categorías, la arquitectura jugó un papel vital en la pintura como modelo de representación, y en ese sentido, al volverse un referente, debía ser imitada en tanto figura.
  20. El fotoreportaje. Crónica fotográfica, narración visual o fotodocumental, el uso de la cámara fotográfica y el ojo artístico para dar cuenta del mundo real debe, necesariamente, ser reconocible y por ende, figurativo.