50 Ejemplos de
Oraciones que llevan coma

Coma

La coma (,) es un signo de puntuación, es decir, uno de los símbolos que se utilizan en la lengua escrita para estructurar frases, ordenar las ideas y jerarquizarlas, así como eliminar ambigüedades en el sentido.

La principal función de la coma es marcar una débil pausa dentro de la frase.

Su uso puede ser obligatorio u opcional. En los casos opcionales depende del estilo de quien escribe. Sin embargo, sintácticamente, existen casos en que su uso es obligatorio:

¿Para qué se usa la coma?

  • Para delimitar incisos. Se utilizan comas antes y después de un inciso (explicativos o accesorios) dentro de una frase. Por ejemplo: Te presento a Laura, mi amiga, que llegó ayer a la ciudad.
  • Para separar los elementos de una enumeración. Se utilizan comas para separar los elementos de una enumeración y el último elemento es introducido por una conjunción (y, e, o u, ni). Por ejemplo: Compré leche, jabón, arroz y tomates.
  • Para delimitar vocativos. Cuando se menciona al interlocutor en una frase, se escribo coma antes y después del vocativo. Por ejemplo: Tanto tiempo, amigo mío. 
  • Para delimitar interjecciones o locuciones interjectivas. Se escriben comas antes y después de las interjecciones: expresiones que expresan sentimientos intensos. Por ejemplo: Tratamos de llegar a tiempo pero, ¡ay!, fue imposible.
  • Para separar el sujeto de los complementos verbales. Se utiliza coma para reemplazar el verbo en las oraciones yuxtapuestas. Por ejemplo: La casa, muy ordenada. 
  • Antes de las oraciones o elementos coordinados que comienzan por adverbios correlativos. Se utiliza coma para introducir elementos coordinados. Por ejemplo: Vas a necesitar leche, o bien, puedes reemplazarla por crema. 
  • Para separar enunciados compuestos de dos o más oraciones. Si una de las oraciones se inicia con una conjunción o locución conjuntiva, se utiliza la coma para separarla del resto de la oración. Por ejemplo: Les propuse asociarnos, pero no quisieron. 
  • Para delimitar construcciones copulativas intensivas. Se utiliza coma para separar los términos de las construcciones copulativas. Por ejemplo: No solo me traicionaste, sino que también me mentiste.
  • Para alterar el orden natural de la oración. Las partes de un enunciado suelen tener un orden regular. Si este orden se invierte, se utiliza coma para separar los elementos fuera de lugar. Por ejemplo: Cuando no duerme bien, Clara se pone insoportable. 
  • Para separar conectores o enlaces. Dentro de un texto, los enunciados o ideas pueden relacionarse entre sí por enlaces. Si los enlaces están en medio de la frase, se escriben entre comas. Si están al principio, se escribe coma a continuación. Por ejemplo: Tenemos, además, muchas ideas novedosas. 

Ejemplos de oraciones que llevan coma

Para delimitar incisos:

  1. Me dijo Juan, el director del colegio, que la profesora está enferma.
  2. Agregue a la preparación cinco huevos, previamente batidos, y mezcle con suavidad.
  3. Ese barrio, según mi vecina, era muy peligroso.
  4. Llegamos a seis de la tarde, muertos de sed, y nos olvidamos por completo de nuestras obligaciones.
  5. En lo alto de la montaña, según cuenta la leyenda, había una bruja de cien años.

Para separar los elementos de una enumeración:

  1. La casa cuenta con dos dormitorios, un comedor, una sala de estar, la cocina, el baño completo y un pequeño patio.
  2. Como algunas frutas, pero no me gustan las peras, las uvas, las guindas ni la sandía.
  3. Nos encontramos con Judith, Ana, Marcos, Esteban y Rosa.
  4. Puede elegir viajar a Roma, París o Moscú.
  5. Asegúrate de traer papel, lápiz y una regla.
  6. Les encanta el mar: el horizonte, el aroma del aire, el sonido de las olas, el revoloteo de los pájaros.
  7. Él buscaba una mujer que fuera inteligente, amable, simpática y amante de la vida al aire libre.

Para delimitar vocativos:

  1. Después de todo esto, querido, no volveremos a ser los mismos.
  2. Usted también, señor Rodríguez, puede aprovechar esta oportunidad.
  3. No te dejes engañar, niño, por las historias de fantasmas.
  4. Les agradezco mucho, amigos, que compartan esta celebración con nosotros.
  5. Presten atención, alumnos, a las consignas del examen.
  6. No te preocupes, mamá, voy a dejar todo ordenado.

Para delimitar interjecciones o locuciones interjectivas:

  1. Estábamos tranquilamente comprando el pan cuando apareció, ¡qué desgracia!, un ladrón.
  2. Intenté alcanzarla pero, ¡ay!, ya se había ido.
  3. Llegó el padre y, ¡uy! la cara que puso.
  4. Tengan mucho cuidado porque con el aceite caliente, ¡Dios no quiera!, pueden quemarse.

Para separar el sujeto de los complementos verbales:

  1. Decidí comprar un sombrero; ella, una falda.
  2. Mi novia es la rubia; su hermana, la pelirroja.
  3. Los estudiantes estaban nerviosos; el profesor, tranquilo.
  4. El estadio, lleno de fanáticos.

Antes de las oraciones o coordinadas que comienzan por adverbios correlativos:

  1. Nos mudaremos, o bien a una casa más grande, o bien a un barrio mejor.
  2. Siempre se pelea con sus novios, ya porque son muy charlatanes, ya porque son muy callados.

En enunciados compuestos de dos o más oraciones:

  1. Nada te impide comenzar, así que no pierdas más tiempo.
  2. No existe ninguna otra solución posible, a menos que el fabricante vuelva a vender los repuestos.
  3. Hace tiempo que nadie entra en la casa, porque había telarañas en la puerta de entrada.
  4. Él no regresará a su puesto, aunque sabe que ahora el sueldo es mayor.

En las construcciones copulativas intensivas:

  1. Todos estaban en contra de las medidas no solo por el precio, sino también por la falta de practicidad.
  2. Él era el candidato perfecto no solo por su experiencia, sino también por su capacidad de aprender.
  3. No solamente me mudé, sino que también me cambié de trabajo.
  4. Lo invito no porque me caiga bien, sino porque siempre anima las fiestas.

Para alterar el orden regular de la oración:

  1. Aunque parezca imposible, ocurrió realmente.
  2. Antes de entrar, golpee la puerta.
  3. Si desean hacerlo, pueden pasar.
  4. Para ir a trabajar, mi hermana siempre se viste elegante.
  5. Si vas a hablarme así, prefiero no escucharte.
  6. Sobre este tema, no tengo nada que agregar.

Para separar conectores o enlaces: 

  1. A pesar de todo, ya no había nada que hacer.
  2. Juan había trabajado allí durante diez años, es decir, desde que se había mudado a la ciudad.
  3. Por último, la preparación debe cocinarse en una sartén por cinco minutos.
  4. Sin embargo, ellos no estuvieron de acuerdo.
  5. Por lo tanto, el resultado dejó satisfechos a todos.
  6. La idea, no obstante, nos pareció atractiva.
  7. En cualquier caso, la experiencia fue un éxito.
  8. Tengo, además, bastantes dudas con respecto a su propuesta.

Sigue con: 


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Oraciones que llevan coma". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/ejemplos-de-oraciones-que-llevan-coma/