Ejemplos de
Anomia

En sociología y otras ciencias sociales, se entiende por anomia (del griego anomos, “sin ley”) a una condición de ausencia de leyes o de una estructura social eficiente dentro de una sociedad determinada, que resulta en una forma de desorden social o situación anárquica que impide la cooperación y el logro de las metas comunitarias.

La anomia es un concepto muy importante en la teoría sociológica y ha sido empleado a menudo para explicar las conductas humanas que se desvían de la norma y que contradicen el mandato social. El primero en utilizarlo fue el sociólogo francés Émile Durkheim (1858-1917), en su estudio sobre el suicidio de 1897 y en su célebre obra La división del trabajo en la sociedad de 1893.

Durkheim explicaba en sus obras que un Estado carente de normas impide la estabilidad de las relaciones grupales y, por lo tanto, la integración cordial de las personas en un colectivo organizado. Por eso la anomia podía ser, a su modo de ver, un factor desencadenante de conductas aberrantes en el individuo (como el suicidio), ya que la falta de regulación social sobre la gente la expone a un “mal infinito”, al no poder limitar sus deseos. Así acuñó Durkheim el término de “suicidios anómicos”, o sea, suicidios derivados de la anomia social.

La anomia, sin embargo, se puede producir tanto por ausencia de reglas claras en la sociedad, como por la presencia de reglas que en lugar de fomentar la integración y la cooperación, inviten al conflicto. Y por ende, puede ser fuente de nuevas e impredecibles formas de relaciones sociales humanas, tal y como lo propuso en 1885 el filósofo francés Jean-Marie Guyau, el primero en emplear formalmente la anomia como un concepto sociológico. Este concepto fue heredado también por Robert K. Merton, quien lo usó para explicar la aparición de conductas “desviadas”, o sea, contrarias a la norma imperante en la sociedad.

Además, el concepto de anomia ha sido empleado para describir situaciones individuales en el ámbito psicológico, para describir la situación de aquellos individuos que rechazan los vínculos sociales.

Ejemplos de anomia

A lo largo de la historia se han dado numerosas situaciones que podrían calificarse de anómicas, entre las cuales podríamos destacar las siguientes:

  1. La Gran Depresión de 1929 en Estados Unidos. Se llamó así a una gran crisis financiera que abarcó el final de la década de 1920 y se prolongó durante la década siguiente no solo en Estados Unidos, sino en el mundo entero. Pero en esta nación se sintió de manera particularmente intensa, ya que su origen estuvo en el colapso de la bolsa de valores de Nueva York el 29 de octubre de 1929. Esto trajo consigo la quiebra bancaria, el desempleo generalizado, el aumento de la pobreza y el derrumbe de la demanda de alimentos del agro, lo cual incidió en el aumento de la criminalidad, de la tasa de suicidios y de la militancia en facciones políticas radicales, como la que acabó triunfando en Alemania e instaurando el fascismo.
  2. La posguerra de 1945 en Alemania. El colapso de la Alemania nazi al final de la Segunda Guerra Mundial dejó a esta nación sumergida en un estado caótico, en el que la única autoridad era ejercida por las fuerzas de ocupación soviéticas y, posteriormente, estadounidenses y británicas. En el marco de la ausencia de reglas claras de juego y de un principio de orden social claramente reconocido, los sobrevivientes debían vivir en un estado de conflicto permanente entre sí y con las autoridades, lo cual permitió que ocurrieran violaciones, robos, palizas, suicidios y asesinatos por doquier, tanto de parte de los alemanes como de las fuerzas de ocupación.
  3. La Crisis Argentina de 2001. Una de las mayores crisis políticas, sociales y económicas de la historia argentina ocurrió durante el gobierno de Fernando de la Rúa. La aplicación de medidas financieras gubernamentales muy restrictivas (el llamado “corralito” de los ahorros bancarios) impulsó la huelga de los sectores obreros y el masivo descontento de las clases medias y bajas, lo cual desencadenó en un estallido social masivo el 19 de diciembre de 2001. La gente se lanzó a las calles a manifestar su descontento mediante protestas, saqueos y enfrentamientos con la policía, ya que el gobierno decretó el estado de sitio. Nada detuvo a los manifestantes, ni siquiera el asesinato de 31 personas a manos de las fuerzas del orden. Bajo el grito de “que se vayan todos” el presidente huyó en helicóptero de la casa de gobierno.
  4. La Gran Recesión de 2008 en México. Esta crisis económica mundial de comienzos del siglo XXI tuvo su origen en los Estados Unidos, con el derrumbe de ciertos consorcios bancarios y financieros, lo cual repercutió enormemente en América Latina y luego en el resto del mundo. México, sin embargo, sintió sus efectos enormemente y atravesó su peor crisis económica en 70 años, lo cual disparó los indicadores de desempleo, desigualdad y pobreza, conforme el peso mexicano se derrumbaba. Esto repercutió en el aumento de las actividades delictivas y vinculadas con el narcotráfico, y también un incremento en los índices de emigración hacia Estados Unidos a través de la frontera norte.

Referencias:

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Anomia". Autor: Sabrina B.. De: Argentina. Para: Enciclopedia de Ejemplos. Disponible en: https://www.ejemplos.co/anomia/. Última edición: 10 de mayo de 2022. Consultado: 17 de mayo de 2022

Sobre el autor

Autor: Sabrina B.

Última edición: 10 mayo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)