Ejemplos de Animales homeotermos

Animales homeotermos

Los animales homeotermos son aquellos que mantienen una temperatura corporal relativamente constante, independientemente de la temperatura ambiental. Que su temperatura sea relativamente constante significa que varía pero dentro de ciertos límites.

La mayor parte de los animales homeotermos son aves y mamíferos.

Métodos para controlar la temperatura corporal independientemente de la temperatura ambiente:

  • Jadear: permite liberar calor.
  • Quemar grasas: permite obtener calor gracias a la energía química almacenada en las células grasas.
  • Aumentar o disminuir el flujo sanguíneo: cuando se aumenta el flujo sanguíneo, se libera más calor. Cuando es necesario conservar el calor, el cuerpo del animal homeotermo reduce el flujo sanguíneo.
  • Tiritar: este movimiento involuntario de los músculos permite aumentar la temperatura corporal.
  • Sudoración: algunos animales pueden segregar sudor por su piel, permitiendo la eliminación del calor.

Todos estos mecanismos dependen del hipotálamo.

  • La ventaja para el organismo homeotermo es que siempre mantiene la temperatura más propicia para las reacciones químicas que debe hacer su metabolismo.
  • La desventaja es que la termorregulación implica un algo gasto de energía, requiriendo un consumo constante de alimento.

Puede servirte: Ejemplos de Homeostasis

Ejemplos de animales homeotermos

perro - homeotermo

  1. Perro: los mecanismos de los perros para mantener su temperatura corporal incluyen el sudor en las amohadillas de las patas y el jadeo. Gracias al jadeo la sangre caliente es bombeada a la lengua donde el calor se elimina en forma de humedad.
  2. Ser humano: nuestra temperatura corporal siempre permanece entre los 36 y los 37 grados. Cuando hace demasiado frío, contamos con el recurso del temblor. Además, disminuye el flujo sanguíneo en áreas periféricas del cuerpo, lo cual puede observarse en que las puntas de los dedos se ponen azules. Cuando hace demasiado calor, contamos con el recurso del sudor.
  3. Vaca: este mamífero mantiene una temperatura relativamente constante alrededor de los 38,5 grados. Sin embargo, el ternero (la cría de la vaca) mantiene una temperatura un poco superior: 39,5 grados. Las vacas que se crían para utilizar su carne suelen tener temperaturas ligeramente inferiores, entre 36,7 grados y 38,3 grados.
  4. Caballo: tanto el caballo macho como la yegua mantienen temperaturas entre 37,2 y 37,8 grados, siendo el límite de su temperatura saludable 38,1 grados.
  5. Canarios: las aves no tienen glándulas sudoríparas, es decir que no cuentan con el sudor como recurso para disminuir la temperatura corporal.  Por el contrario, los recursos de las aves son la radiación de calor a través de la superficie de la piel, la eliminación del calor a través de la conducción (el contacto con objetos que se encuentran a menor temperatura) y la convección, es decir la irradiación del calor en el aire circundante. Por eso los canarios siempre deben encontrarse en ambientes bien ventilados.
  6. Faisán australiano: es la especie que hace el nido más grande de todas las aves. La hembra deposita los huevos y el macho mantiene la temperatura necesaria para su incubación. Además de su temperatura corporal, el macho se encarga de mantener la temperatura correcta del nido cubriéndolo con hojarasca y arena cuando disminuye la temperatura y descubriéndolo cuando aumenta.
  7. Gallinas: La temperatura de las gallinas se mantiene entre 40 y 42 grados. Sin embargo, las gallinas jóvenes son más dependientes de la temperatura ambiental para poder mantener su temperatura interna ideal, por lo que se las protege (a través de ventilación o ubicándolas en lugares cerrados) si la temperatura ambiental se encuentra por debajo de los doce grados o por sobre los 24 grados. Como ocurre con otras aves, la temperatura corporal constante de las gallinas le permite empollar sus huevos, es decir, transmitirle una temperatura ideal.
  8. Oso polar: los osos polares mantienen su temperatura corporal aproximadamente a 37 grados. Esto implica una enorme diferencia con la temperatura ambiente de los lugares donde habitan, que a veces son menores a 30 grados bajo cero. Pueden mantener su temperatura interna aislada de la temperatura externa gracias a gruesas capas de pelo,­ piel y de grasa.
  9. Pingüinos: ave no voladora que puede llegar hasta los 120 cm de altura. Los machos son los que incuban los huevos, época durante la cual no se alimentan, por lo que deben obtener su alimento de sus grandes reservas de grasa. Al principio de la temporada de reproducción el peso de los machos es de 38 kg y al final es de 23 kg. Habitan en ambientes más fríos que cualquier otra ave, llegando a temperaturas ambientales de 20 grados bajo cero de media, y mínimas de 40 grados bajo cero. Sin embargo, mantienen su temperatura corporal constante gracias a su plumaje que forma varias capas sobre su piel, teniendo una mayor densidad de plumas que todas las otras aves.

Puede servirte:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Ejemplos de Animales homeotermos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-animales-homeotermos/