10 Ejemplos de Fricción: Estática y Dinámica

Fricción

La fricción es la fuerza de oposición a los movimientos que quiere ejercer un objeto sobre una superficie, que es precisamente la que debe superar cuando que se pretende ejercer el movimiento. Así como hay fuerzas de contacto y de distancia, este tipo de fuerza (llamada también de rozamiento) es la que se encarga de reducir la rapidez de un objeto en movimiento, incluso frenarlo hasta un valor cero.

El físico Arthur-Jules Morin determinó el concepto, y acuñó el del coeficiente de fricción que es una medición empírica que data la proporción que existe entre la fuerza normal y la de fricción.

Las razones principales del surgimiento de la fuerza de fricción es la de las características de las superficies de contacto, así como también la de la acción de la fuerza normal. Aunque algunos cuerpos pueden parecer lisos, mirados en forma microscópica necesariamente tiene imperfecciones o rugosidades en las superficies de contacto, que es lo que junto a la acción perpendicular al peso que se produce en el choque generan la resistencia al desplazamiento.


Es frecuente que se diferencien dos tipos de fuerza de fricción, según el momento del movimiento en el que se produce:

Fricción Estática

Cuando las dos superficies están en reposo, la fuerza que se opone al inicio de movimiento se denomina fricción estática. Como impide el movimiento, se puede decir que es igual a la fuerza neta aplicada sobre el cuerpo, solo que en sentido opuesto.

El roce estático siempre es menor o igual al coeficiente de rozamiento. Sin embargo, cuando los experimentos de fricción se llevan a cabo sobre bloques de metal suave, limpiados cuidadosamente, la diferencia entre los coeficientes estáticos y cinéticos tiende a desaparecer.

Aquí algunos ejemplos de fricción estática:

  1. Una caja de mucho peso contra el suelo, difícil de levantar y mover.
  2. Un velador apoyado sobre una mesa de luz.
  3. Un plástico seco y uno mojado, donde el segundo tiene menor fricción que el primero.
  4. Los juguetes a fricción que imitan el comportamiento de la fuerza en el caso de vehículos, pero en forma estática.
  5. El descanso del cuerpo cuando una persona se apoya contra la pared.

Fricción Dinámica

La fricción dinámica es la que se existe en un cuerpo que ya está en movimiento, y tiene una magnitud constante. La diferencia con la fricción estática se puede ver en el hecho de que los cuerpos en reposo son muy difíciles de mover (fricción estática), pero cuando ya se ha vencido esa fuerza resulta bastante más fácil (fricción dinámica).

El coeficiente de fricción, aquí, es menor a la estática y adimensional, debido a que es el resultado de dividir dos fuerzas: la de fricción cinética y la normal. El número que indica el nivel de fricción dinámica es el coeficiente al que se hace referencia cuando se habla de la generalidad del coeficiente de fricción, por ser el número más fiable.

Los siguientes son ejemplos de fricción dinámica:

  1. Los pies contra el suelo, al caminar.
  2. Las ruedas de una bicicleta contra el suelo.
  3. El roce entre un avión y el aire.
  4. Los vehículos submarinos, con la fricción que ejerce sobre el agua.
  5. Los patines en una pista de hielo o de concreto.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 10 Ejemplos de Fricción: Estática y Dinámica. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-friccion-estatica-y-dinamica/
Mostrar
Ocultar