30 Ejemplos de
Analogías de intensidad

Analogías de intensidad

Las analogías de intensidad establecen una relación entre dos términos, en la que una palabra hace referencia a algo que se presenta con mayor o menor intensidad que en la otra palabra. Por ejemplo: Grande es a gigante como chico es a pequeñísimo. En este caso, la característica se presenta con más intensidad en “gigante” que en “grande”. En cambio, esta característica se presenta con menos intensidad en “pequeñísimo” que en “chico”.

Las analogías muestran la comparación entre dos pares de palabras y no siempre son fáciles de comprender. Por ejemplo, para entender el significado de una analogía de intensidad, es necesario conocer la relación entre los dos términos de cada cláusula.

Características de las analogías de intensidad

  • Generalmente, estas analogías están compuestas por dos cláusulas, que tienen dos términos cada una: un término expresa una característica, una acción o un objeto y el otro expresa algo similar, pero con mayor o menor intensidad.
  • Son analogías asimétricas, es decir, que los términos no son semejantes y, por lo tanto, no son intercambiables dentro de la frase. Por ejemplo: Trotar es a correr lo que comer es a devorar. En esta oración los primeros términos de cada cláusula (trotar y comer) se realizan con menor intensidad que en los otros dos términos de cada cláusula (correr y devorar), por lo tanto, para que la analogía no pierda el sentido, es necesario respetar el orden de las palabras.

Ejemplos de analogías de intensidad

  1. Blanco es a blancuzco como amarillo es a amarillento.
  2. El desorden es al caos lo que el dolor es a la agonía.
  3. La llovizna es a la lluvia lo que el viento es al tornado.
  4. Malo es a peor como bueno es a mejor.
  5. Querer es a amar como disgustar es a abominar.
  6. Hablar es a gritar como trotar es a galopar.
  7. La comida es al banquete lo que el sollozo es al llanto.
  8. Recital es festival como exposición es a convención.
  9. El enojo es a la furia lo que la tristeza es a la depresión.
  10. La destrucción es a la aniquilación lo que el orden es al sistema.
  11. La templanza es a la calma lo que los nervios son a la ansiedad.
  12. La mejora es a la superación lo que el deterioro es a la ruina.
  13. La llama es al incendio lo que la gota es a la inundación.
  14. El brillo es al fulgor lo que la sombra a la oscuridad.
  15. La brisa es al huracán lo que la colina es a la montaña.
  16. El arroyo es al río lo que una ola es al tsunami.
  17. Excelente es a sobresaliente como regular es a insuficiente.
  18. Ruidoso es a estridente como grande es a colosal.
  19. Pequeño es a diminuto como lindo es a bello.
  20. Fragante es a aromático como bueno es a espectacular.
  21. Limpio es a pulcro como sucio es a mugroso.
  22. Traslúcido es a transparente como rojo es a rojizo.
  23. Inteligente es a genio como rápido es a veloz.
  24. Preciado es a valioso como necesario es a fundamental.
  25. Conocimiento es a sabiduría como sabroso es a exquisito.
  26. Frío es a helado como hambriento es a famélico.
  27. La alegría es al éxtasis lo que el miedo es al terror.
  28. Oloroso es a pestilente como brillante es a enceguecedor.
  29. Lleno a rebalsado como necesario es a imprescindible.
  30. Bueno es a superlativo como ingenioso es a brillante.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Analogías de intensidad". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/analogias-de-intensidad/