Lista de
Ciencias Auxiliares de la Química

¿Qué son las ciencias auxiliares?

Se entiende como ciencias auxiliares o disciplinas auxiliares a aquellas que, sin avocarse del todo a un área de estudio específica, se vinculan con ella y le prestan auxilio, ya que sus posibles aplicaciones contribuyen con el desarrollo de dicha área de estudio.

Estas disciplinas auxiliares pueden provenir de campos enteramente distintos, como en el caso de otras ciencias, o pueden ser disciplinas cuyo objetivo específico forma parte del rango de intereses abordados por la ciencia a la que sirve de auxiliar.

La diferencia está en el que en el primer caso se produce una colaboración entre ciencias, mientras que en el segundo se trata de disciplinas creadas para explorar sectores específicos del campo de estudios de una ciencia determinada, haciendo las veces de sub disciplinas.

Puede servirte: Ciencias Auxiliares de las Ciencias Sociales

Ciencias auxiliares de la Química

Las disciplinas auxiliares de la química le proveen a ésta de las herramientas y los objetos de estudio necesarios para enfrentar la complejidad de su abordaje de la materia del universo y sus posibles transformaciones, desde perspectivas que no le son estrictamente propias.

Esto puede dar como resultado una nueva disciplina mixta, o puede en cambio ocupar un lugar más implícito y silencioso dentro del área de intereses de la química.

Así, por ejemplo, la biología puede colaborar con ella para adentrarse en el mundo de la bioquímica, la química de la vida; pero también la matemática presta su lenguaje lógico a la química para que ésta pueda llevar a cabo sus operaciones fundamentales.

Lista de Ciencias auxiliares de la Química

  1. Biología. Como hemos visto, la bioquímica es la disciplina resultante de la colaboración entre la química y la biología. Se caracteriza por centrar sus esfuerzos investigativos y experimentales a los ámbitos exclusivos de las sustancias orgánicas y de las formas de vida, como puede ser, por ejemplo, la química de los procesos metabólicos del cuerpo.
  2. Estadística. Rama de la matemática encargada del cálculo de las probabilidades. La química a menudo toma en préstamo herramientas de cálculo estadístico, a su vez provenientes de la matemática, para emprender el análisis cuantitativo de sus resultados, así como expresarlos en un lenguaje lógico verificable.
  3. Geología. Esta ciencia que estudia la formación de los suelos y de la corteza terrestre, toma en préstamo muchos de los conocimientos de la química, y a cambio ofrece la posibilidad de fundar una ciencia nueva: la geoquímica. Esta última es una rama de la química encargada del análisis de la materia que compone los distintos tipos de suelo.
  4. Matemáticas. El aporte de las matemáticas a la química es fundamental, pues muchos de sus resultados se expresan en términos matemáticos, además de que permite el cálculo proporcional de las sustancias y es clave en la experimentación en laboratorio. Del mismo modo, le permite a la química elaborar gráficos y tablas para expresar formalmente sus hallazgos.
  5. Física. Las colaboraciones entre la física y la química son numerosas, y si bien pueden abrir todo un campo disciplinario para el estudio de la físico-química, es decir, el análisis mixto de la materia desde la perspectiva de su constitución y de su comportamiento en el ambiente, también le brinda al modelo experimental de la química un número significativo de procedimientos de separación de la materia y un conocimiento específico sobre las fuerzas totalmente aprovechable en el estudio de la misma.
  6. Historia. Como en el caso de numerosísimas disciplinas científicas, los aportes de la historia resultan clave para entender su evolución en el tiempo y estudiar el contexto en que los grandes exponentes del campo hicieron y publicaron sus hallazgos.
  7. Economía. En la composición de la química industrial, disciplina especializada en los mecanismos de producción y manufactura de elementos pesados como metales y otros productos químicos comercializables, tiene un rol importante la economía y sus conocimientos específicos sobre la producción de bienes y servicios de consumo.
  8. Astronomía. En el estudio de los astros celestes y el universo externo a la Tierra, la astronomía y la química colaboran estrechamente y forman así la astroquímica: una ciencia que investiga las reacciones de la materia en el contexto de los mecanismos celestes y el universo lejano.
  9. Mecánica cuántica. Esta rama de la física, avocada al estudio de la materia atómica y de las fuerzas elementales que la rigen, brinda a la química la oportunidad de inaugurar la química cuántica, una rama que explora y describe la materia a escala molecular empleando la teoría cuántica de campos. En ello también se vincula a otras ramas de la física como la física molecular o la física atómica.
  10. Computación. La cooperación entre disciplinas tan aparentemente lejanas como la química y la computación o informática es mucho más estrecha de lo que a simple vista pareciera, pero dada la necesidad de sistemas informáticos de cálculo en los experimentos químicos más complejos, tampoco es de extrañar. Numerosos productos de software y hardware atienden las necesidades experimentales de la química y les brindan una rápida y cómoda solución.
  11. Ingeniería. Esta ciencia aplicada tiene también una estrecha colaboración mutua con la química, pues mientras ésta le brinda el conocimiento teórico para transformar la materia y desarrollar sus ingenios, la ingeniería le ofrece a la química experimental la posibilidad de diseñar piezas de equipo a su medida, que permitan llevar a cabo experimentos cada vez más complejos y fidedignos.
  12. Ingeniería petrolera. La ingeniería del petróleo evidencia un caso de particular colaboración con la química, ya que juntas constituyen la industria petrolera en sus diversas etapas de evaluación, extracción y refinamiento del crudo para obtener diversos productos industriales como la gasolina, los plásticos y muchos más.
  13. Nanotecnología. Esta disciplina forma parte de la vanguardia tecnológica y científica del siglo XXI, y con ella se le brinda a la química la oportunidad de estudiar las interacciones de las partículas atómicas, a cuya escala los efectos cuánticos se hacen apreciables y significativos. A esta disciplina mixta se la conoce como nanoquímica.
  14. Electricidad. Esta disciplina forma parte de los intereses de la química, ya que proviene de sus estudios en el manejo de los electrones de ciertos átomos. Sin embargo, también le brinda a la química numerosos procedimientos útiles, como la electrólisis: la separación de sustancias a partir de la aplicación de electricidad, útil para obtener elementos en estado puro o para forzar un determinado tipo de reacciones químicas deseadas.
  15. Medicina. Otra ciencia de estrecha colaboración y cercanía con la química es la medicina. Su comprensión de los diversos procesos del cuerpo brinda a la química orgánica numerosas oportunidades de poner en práctica sus teorías, por lo que ambas se retroalimentan constantemente.
  16. Paleontología. La colaboración de la química con la paleontología inaugura un territorio sumamente interesante, ya que permite el análisis del efecto del tiempo en los diversos materiales orgánicos. Como por ejemplo la determinación de la antigüedad de un resto fósil a partir de las reacciones químicas del carbono en su superficie: la llamada prueba del Carbono14.
  17. Ecología. La colaboración entre la ecología, ciencia del estudio de los ecosistemas y del medio ambiente, y la química brinda la oportunidad de abrir el campo de la química medioambiental: una rama de esta ciencia cuyo interés específico es la aplicación de los conocimientos sobre la materia al dilema urgente de la preservación del medio ambiente. Llamada la “química verde”, se interesa en el estudio de la contaminación de aire, agua y suelo, así como de los procesos para revertirla.
  18. Agricultura. Aunque poco mencionada, la quimiurgia es el resultado de la cooperación entre la química y la agricultura. Esta disciplina emprende los procesos de transformación atómica de los materiales agrícolas para elaborar insumos industriales, combustibles, abonos y otros tipos de sustancias aprovechables por diversos procesos de manufactura.
  19. Farmacología. Del auxilio mutuo entre la farmacología y la química surge un campo vital para la existencia del hombre y que atañe a la fabricación y el estudio de los medicamentos, logrando así maximizar su eficacia y proteger nuestro cuerpo de sus efectos colaterales, etc. A esta disciplina se la conoce como química farmacéutica.
  20. Lingüística. La participación de la lingüística en la química tiene que ver con la nomenclatura de los compuestos, muchos de los cuales tienen nombres derivados del latín (algo semejante a la biología, que nombra a las especies acudiendo al latín) o de otras lenguas.

Puede servirte: Ejemplos de Química Orgánica e Inorgánica


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Ciencias Auxiliares de la Química". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/lista-de-ciencias-auxiliares-de-la-quimica/