Ejemplos de
Sentido literal y sentido figurado

Sentido literal y sentido figurado

Cuando hablamos de sentido literal o sentido figurado, nos referimos a una manera de interpretar el significado de las palabras, tomándolo al pie de la letra (en el primer caso) o buscándole significados ocultos (en el segundo). Esta diferencia está determinada por el contexto de uso de la palabra y por las valoraciones culturales que la acompañen, ya que el sentido figurado suele ser siempre de tipo metafórico.

Una metáfora, dicho sea de paso, es la figura expresiva en que se utiliza una palabra o una frase para expresar, a partir de una relación de semejanza o de comparación, un significado distinto al que éstas ordinariamente significan.

Así, por ejemplo, en muchos países la palabra “plata” puede usarse para referir al dinero (sentido figurado), si bien no significa realmente eso, sino un metal precioso muy usado en la joyería y la electrónica (sentido literal).

Este recurso expresivo le brinda al hablante la posibilidad de expresarse más gráficamente, de ser más expresivo o más enfático en la transmisión de su mensaje, y por eso es también muy empleado en la lengua literaria, abundante en metáforas y giros figurados, o en los refranes y chanzas populares.

Se trata, pues, de la posibilidad de ampliar el significado de las palabras mediante el uso de metáforas, ironías, comparaciones y construcciones paradójicas.

Diferencias entre sentido literal y sentido figurado

Las principales diferencias entre estas dos formas de interpretación de una palabra tienen que ver estrictamente con la connotación que le damos culturalmente a la misma, y que puede variar dependiendo del contexto social y del contexto geográfico. Es decir, que una palabra puede tener un uso figurado dentro del modo de hablar de una nación, o incluso de una clase social. Quienes no pertenezcan a ella, seguramente, no captarán el uso figurado de la palabra, sólo el literal.

Así, los usos literales suelen ser bastante más uniformes en la lengua, ya que son los que contiene mayormente el diccionario; en cambio los usos figurados, al depender de la creatividad de los pueblos, varían incesantemente y forman parte de un “código” cultural entre hablantes de un mismo idioma. Así, por ejemplo, muchos países prefieren “cobres” o “reales” para referirse al dinero, en vez de “plata”.

Otra diferencia significativa tiene que ver con que una palabra suele tener un único significado literal, pero puede albergar muchos y diversos significados figurados.

Ejemplos de sentido literal y sentido figurado

  1. “Lanzarse al agua”. Esta frase, cuyo sentido literal es claro, a menudo se emplea en un sentido figurado para aludir a la toma de decisiones importantes y trascendentales que requieren de un cierto valor. Por ejemplo, se utiliza a menudo para referir a la decisión de casarse: “Sergio y Ana se lanzaron finalmente al agua”.
  2. “Ir detrás de la ambulancia”. Una frase cuyo sentido literal no dice mucho, pero que en el Caribe se emplea para decir que alguien o algo va de último, se desempeña mal en comparación con otros o está fuertemente retrasado: “Mi equipo de béisbol va detrás de la ambulancia”.
  3. “Ser el papá de los helados”. Expresión venezolana cuyo sentido figurado implica que alguien o algo es el mejor de su patio o de su ramo, es decir, que se encuentra en la cima. Por ejemplo: “En asuntos de marketing, nuestra empresa es el papá de los helados”.
  4. “Comerse los mocos”. Si bien el sentido literal de esta expresión argentina alude a un hábito muy común entre los niños y mal visto normalmente, en este país obtiene el sentido figurado de envalentonarse, tomar una resolución, enfrentar las dolencias o los miedos, muy semejante al más común y universal en la lengua hispana “hacer de tripas corazón”. Por ejemplo: “Antier tuve que comerme los mocos y pedirle disculpas a María”.
  5. “Ser una rata”. Esta expresión, cuyo sentido literal es imposible de aplicar a los humanos, tiene sin embargo muchos sentidos figurados, que confieren a alguien las propiedades imaginarias con que asociamos a dichos animales. Así, puede usarse para decir que alguien es malvado, deshonesto o poco generoso, dependiendo de la acepción de cada país: “La gerencia de la empresa es un nido de ratas”.
  6. “Tener o ser un saco de gatos”. Por lo general nadie anda por allí con un saco repleto de felinos, pero sí con cosas (reales, objetivas o imaginarias, mentales) de diversa naturaleza y todas mezcladas, desordenadas. A esto último se le alude figuradamente como un saco de gatos: “El archivo de la institución se convirtió en un saco de gatos con el pasar de los años”.
  7. “Echar un ojo”. Esta expresión es muy común a los pueblos de habla hispana y no significa literalmente que debamos hacer lo que sugiere, sino ojear, mirar rápido y superficialmente, algo que reclama nuestra atención. También puede significar supervisión, revisión, cotejo. Así: “Ana, por favor ve y échale un ojo al niño, que está muy callado”.
  8. “Morirse de angustia”. Otra expresión figurada muy común en el habla hispana, que puede usarse también para el hambre (“morirse de hambre”), el miedo (“morirse de miedo”), la rabia y otras condiciones emocionales intensas, expresando así un grado máximo del sentir, al compararlo con la muerte. Por ejemplo: “Hoy operan a mi esposo del corazón y me estoy muriendo de angustia”.
  9. “Ponerse como una fiera”. Esta expresión cuyo sentido literal dice que alguien o algo copió la conducta de un animal salvaje, se emplea en un sentido figurado para aludir a un acceso de rabia, indignación, ira o alguna emoción semejante de naturaleza violenta, impredecible, intensa. Por ejemplo: “Le dijeron que su mujer lo engañaba y el hombre se puso como una fiera en el acto”.
  10. “Caerle como una patada”. Otra expresión muy universal del español, cuyo sentido literal implica el acto de recibir una patada, muchas veces en alguna parte débil o sensible del cuerpo (“…una patada en los huevos”, “…una patada en el culo”, consideradas vulgares), para aludir a una sensación negativa obtenida frente a una noticia, una persona o una situación. Por ejemplo: “Ayer me presentaron al suegro y estoy seguro de que le caí como una patada en los riñones”.
  11. “Ser un as”. Esta expresión toma su sentido literal del ámbito de la baraja, en donde se valora mucho la carta de número 1, conocida como “as”. En ese sentido, el significado figurado atribuye a una persona una valía semejante a la del as en un ámbito o actividad determinada. Por ejemplo: “Tus compañeros son los aces del fútbol del colegio”.
  12. “Importar un rábano”. Esta expresión ha perdido su sentido literal a lo largo de la historia, pero no así su uso común. Se trata de comparar algo poco importante con un rábano, un comino o un pepino, objetos que en algún momento de la historia fueron muy baratos o insignificantes desde algún punto de vista. Por ejemplo: “Me importa un rábano que tengas sueño, ¡párate de una vez!”.
  13. “Estar hecho polvo”. También usada con “talco” y otras sustancias consideradas bajas, rotas, poco elaboradas o repugnantes, el sentido figurado de esta expresión alude por lo general a un estado de cansancio, borrachera, tristeza o alguna otra condición de pesar muy extremo, que amerita comparar el propio cuerpo o la propia mente con el polvo o el talco, en tanto sustancias pulverizadas. Por ejemplo: “Ayer salimos a beber con Rodrigo y hoy amanecí hecho talco”.
  14. “Tener mariposas en el estómago”. Esta frase ya clásica en lengua hispana acude a una metáfora para describir la sensación física de nerviosismo, cotejándola con la idea del revoloteo de las mariposas. Por ejemplo: “La primera vez que nos besamos, yo tenía mariposas en el estómago”.
  15. “Pararse del lado izquierdo de la cama”. Otro clásico de la lengua española, que toma su sentido literal de la idea, ya obsoleta, de que había que levantarse del lado derecho de la cama, el lado “correcto”, pues la izquierda ha tenido culturalmente una valoración negativa: “la siniestra”. Así, el sentido figurado de la frase estriba en levantarse de mal humor, estar irritable o susceptible: “Sergio se levantó hoy del lado izquierdo de la cama, por lo visto”.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Sentido literal y sentido figurado". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-sentido-literal-y-sentido-figurado/