20 Ejemplos de
Palabras equívocas, unívocas y análogas

¿De qué estamos hablando?

La disciplina filosófica elige por definir como ente a cualquier cosa o ser que goza de existencia, sea esta real o imaginaria. Cuando se habla de un ente, se está haciendo referencia a la identidad más propia de un elemento, a su esencia más pura que nunca podrá ser exactamente igual a la de otro. Sin embargo, los modos que tiene para comunicarse el ser humano priorizan a la palabra sobre todas las otras formas, por lo que existe una relación entre los entes y las palabras.

Sucede que mientras que todos los entes serán diferentes entre sí, las palabras son solamente un signo convencional que se utiliza para referir a un significado, por lo que podrá ocurrir que la misma palabra venga a significar dos entes distintos. Es por esto que, al mismo tiempo que la gramática tiene un espacio para describir esta clase de fenómenos, la filosofía también lo hace, caracterizando las palabras unívocas, equívocas y análogas.

Ejemplos de palabras unívocas

Con el nombre de palabras unívocas se conoce a las palabras cuyo sentido del uso es, en todas las ocasiones, completamente idéntico. Este caso particular hace que las palabras adquieran la misma condición de los conceptos a los que refieren, pues la existencia de una palabra cuya única función es hacer referencia a un ente, tiene por contraparte un ente que solo puede ser significado mediante esa palabra.

En las palabras unívocas, la significación de cada una de ellas se mantiene constante y no está sujeta a diferencias de interpretación individual, pues permanece fija en calidad de enteramente idéntica. La siguiente lista incluye algunos ejemplos de palabras del tipo unívocas:

  1. Hidrógeno
  2. Nicotina
  3. Muerte
  4. Uvas
  5. Tiranía
  6. Candado
  7. Anarquismo
  8. Ética
  9. Ontología
  10. Respirar
  11. Exacto
  12. Rúcula
  13. Religión
  14. Ideología
  15. Despotismo
  16. Salario
  17. Imperio
  18. Rubidio
  19. Logística
  20. Democracia

Ejemplos de palabras equívocas

Las palabras equívocas son el antónimo de las unívocas, pues mientras aquellas refieren estrictamente a un único significante, las equívocas hacen referencia a más de uno de ellos según el caso. Es importante aquí que no queden dudas de que se trata de dos términos distintos, y también que no se caiga en el error de tomar dos palabras que son distintas como la misma, pues se estaría estableciendo una falsa palabra equívoca: es lo que sucede, por ejemplo, en el caso de las palabras casualidad y causalidad.

Puede suceder, también, que la palabra equívoca sea una definición formal por una parte, y por la otra un sentido figurado de la misma palabra. La siguiente lista expone algunos ejemplos de palabras equívocas, describiendo los diferentes significados que poseen:

  1. Gato (el animal y el artefacto mecánico)
  2. Cólera (enfermedad e ira)
  3. Sierra (elevación del terreno y artefacto para la construcción)
  4. Calle (conjugación de ‘callar’, carretera de cemento)
  5. Lista (conjunto ordenado, y mujer inteligente)
  6. Muñeca (juguete y parte del cuerpo)
  7. Vela (conjugación de ‘velar’, tubo de cera para iluminar)
  8. Capital (suma de dinero y unidad geográfica-política de un país)
  9. Mora (esposa de un moro, fruta, nombre de mujer)
  10. Fuente (la construcción y el lugar de donde se obtuvo una información)
  11. Frente (primera línea de combate y parte del cuerpo)
  12. Consejo (recomendación y órgano de gobierno)
  13. Ratón (el animal y el periférico de la computadora)
  14. Cura (ministro y elemento para sanar)
  15. León (el animal y la región geográfica)
  16. Armando (gerundio del verbo armar, y nombre propio)
  17. Bota (sinónimo de arroja, y prenda de vestir los pies)
  18. Orden (colocación adecuada y mandato a cumplir)
  19. Amo (dueño y conjugación del verbo amar)
  20. Parábola (la figura geométrica y el relato con enseñanza)

Ejemplos de palabras análogas

Por último, las palabras análogas son aquellas palabras que gozan de un repertorio de sentidos, pero todos ellos conservan cierta unidad. Se trata de un punto intermedio entre las unívocas y las equívocas, pues difiere de las primeras por su flexibilidad y de las segundas por la unidad de sentido en el repertorio de acepciones que tiene. No existen demasiados ejemplos claros de palabras análogas, pero los siguientes se pueden incluir:

  1. Arteria
  2. Tanque
  3. Pintura
  4. León
  5. Sano
  6. Camión
  7. Tigre
  8. Animal
  9. Conocimiento
  10. Risueño

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Palabras equívocas, unívocas y análogas". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-palabras-equivocas-univocas-y-analogas/