Ejemplos de Karma

Karma

La palabra karma es utilizada en muchos ámbitos y en muchas ocasiones, pero su definición no es unívoca. El término tiene origen en las creencias del hinduismo y el budismo, a partir del cual las acciones que realizan las personas tienen como efecto la generación de una energía trascendente, que es al mismo tiempo invisible e inmensurable.

A partir de cada generación de energía se van estableciendo las condiciones bajo las cuales el individuo (o su alma) regresará a la vida una vez muerto. La definición original del karma tiene que ver con la reencarnación.

Esta cuestión de la reencarnación tiene que ver con que, en los credos budistas e hinduistas, no alcanza solo con una vida para pagar todo el bien o todo el mal realizado en la actual, ni tampoco en las pasadas: el estadío en la tierra es provisorio y está relacionado tanto con las vidas que vendrán como con las que ya han acontecido. De esta forma, al tener un buen karma será más probable que las futuras reencarnaciones sean cada vez más provechosas.

El karma en Occidente

En las sociedades occidentales, la cuestión del karma se analiza sin considerar la reencarnación. Creen muchas personas que aquello que uno dio a los demás vuelve, en su misma forma o en otra, pero con buenas expresiones si uno tuvo buenas intenciones y con un mal destino si uno hizo el mal.

De esta manera, quien hizo el bien recibirá más temprano que tarde su premio, y quien hizo el mal su castigo: quienes son realmente conocedores en materia espiritual afirman que de ninguna manera el karma establece premios y castigos, sino que tiende a la completitud y al equilibrio, que es necesario para poder alcanzar el amor y la felicidad.

Importancia de la idea del karma

La idea del karma es un muy buen mecanismo para proveer felicidad en muchas personas. Esto sucede ya que, de acuerdo con la lógica del karma, actuar con buenas intenciones tendrá su recompensa en algún momento (llegado el caso, en otras vidas).

Como es sabido, son muchas las personas que pasan su vida actuando con una buena actitud, y viendo como su éxito no es tan grande como el de otros que tienen una actitud mucho peor.

Creer en el equilibrio dado por las relaciones de causa-efecto del karma es un mecanismo para persistir en la actitud positiva, y puede entenderse desde esta óptica en la interpretación sociológica de la religión.

Ejemplos de karma

A continuación, algunos ejemplos que podrían pensarse de situaciones en las que el karma se manifiesta en vida, en una forma tangible y más bien inmediata:

  1. Alguien que planea una broma pesada para otro, pero luego esta broma se le viene en contra.
  2. Alguien que ayuda a los que más lo necesitan, y cuando está en necesidad encuentra alguien que lo ayude.
  3. Practicando un deporte, un joven se esfuerza para llegar mientras que otro alcanza el éxito por tener conocidos en un club. Luego, cuando se trata de jugar en forma profesional, la mayoría de las veces el que se esforzó tiene más suerte y el otro es más desafortunado.
  4. Un niño que maltrata a sus compañeros de clase en la escuela primaria, y luego en el secundario es maltratado.
  5. Un hombre maltrata a su esposa, esta lo termina abandonando y él sufre por no haberla valorado en su momento.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). Ejemplos de Karma. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-karma/
Mostrar
Ocultar