Ejemplos de Conversión de Temperatura

Medición de Temperatura

Las unidades de medida de temperatura representan la magnitud física del nivel de calor de un cuerpo, o bien de un ambiente. La temperatura es una propiedad asociada al movimiento de partículas que existen en los cuerpos y en el aire, y en base a ella se determinan diferentes propiedades de los cuerpos, del que probablemente el más notorio sea el estado: es habitual ver esto en el agua, donde la temperatura determina si el mismo cuerpo (agua) estará en estado sólido, liquido o gaseoso.

Esto mismo ocurre con todas las sustancias, pudiéndose determinar en cada una de ellas el punto de temperatura del que por abajo será sólido y por arriba líquido (punto de fusión) y el punto de temperatura del que por abajo será líquido y por arriba gaseoso (punto de evaporación).

Por lo dicho, es fundamental para el tratamiento de los cuerpos y de la materia la propiedad física de la temperatura, y con ello es fundamental poder cuantificarla. A lo largo de la historia fueron apareciendo distintas formas de medir la temperatura, funcionales para distintos casos. Se detallarán las tres más importantes, en orden cronológico de su aparición:

  • El grado Fahrenheit fue propuesto en 1724, y fue determinado bajo tres puntos de modo tal de que su cuenta no persigue una dinámica de proporcionalidad directa. Su uso es muy extendido en los Estados Unidos, para usos no científicos.
  • El grado Celsius fue introducido en 1742, y la determinación de su magnitud se hizo bajo la idea de los grados de congelación y ebullición del agua, siendo el 0 celsius el punto en el cual el agua se convierte de sólido (hielo) a líquido (o viceversa), y 100 celsius el nivel al que, una vez superado, el agua hierve y se transforma en vapor. Esta escala se utiliza para la mayoría de las temperaturas cotidianas en la mayor parte del mundo, pero también es habitual encontrarla en diferentes tipos de estudios científicos.
  • Por último, el grado Kelvin fue aportado a mediados del siglo XIX, y se lo conoce como un nivel de temperatura absoluto pues sitúa su punto 0 en el nivel de energía más baja, es decir el punto en el cual las partículas carecen de movimiento. En este sentido es que no existe el 0 Kelvin, y en un potencial punto de este tipo todas las sustancias se volverían sólidas. Es habitual para el uso científico y prácticamente nulo para los cotidianos, y no se simboliza con el signo de grados (°) porque no se trata de una magnitud gradual sino absoluta.

En este orden de cosas, las tres temperaturas diferentes deben tener mecanismos claros para ser convertidos. Aquí se incluyen las seis transformaciones posibles entre las unidades de temperatura, y el modo en el que se deben hacer correctamente

  1. De Celsius a Kelvin: KELVIN = CELSIUS + 273.15
  2. De Celsius a Farenheit: FARENHEIT = (CELSIUS) *9/5 + 32
  3. De Farenheit a Celsius: CELSIUS = (FARENHEIT – 32) * (5/9)
  4. De Farenheit a Kelvin: KELVIN = (FARENHEIT – 32) * (5/9) + 273.15
  5. De Kelvin a Celsius: CELSIUS = KELVIN – 273.15
  6. De Kelvin a Farenheit: FARENHEIT = ((KELVIN – 273.15) * 9/5 ) + 32

Ejemplos de Conversiones

Por las operaciones vistas, se pueden mencionar algunos ejemplos de conversiones para hacerlo más claro.

  • 300 K = 26,85° C
  • 80° C = 176° F
  • 25° C = 298,15 K
  • 125 K = -148,15° C
  • 250° C = 176° F
  • 250 K = -9,67° F
  • 100° C = 373,15 K
  • 80 K = -315,67° F
  • 800 K = 526,85° C
  • 300 K = 80,33° F
  • 20° C = 68° F
  • 5° C = 41° F
  • 30° F = -1,11° C
  • 100° F = 37,77° C
  • 15° F = 263,706 K

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Ejemplos de Conversión de Temperatura". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-conversion-de-temperatura/