Ejemplos de
Cohesión Textual

Cohesión textual

La cohesión es la propiedad de un texto que permite una fácil y rápida comprensión gracias a la organización de ideas. Es una de las propiedades deseables de todo texto, junto con la coherencia (no contradicción) y la adecuación (uso de fórmulas adecuadas para el contexto de la comunicación).

La cohesión es una propiedad interna del texto, es decir que se refiere a la forma en que diferentes fragmentos se relacionan entre sí, y no necesariamente con un referente externo al texto mismo.

Existen diferentes mecanismos que permiten la cohesión de un texto:

Cohesión léxica

Dentro de un texto las palabras y sus referentes están relacionados entre sí cuando se habla de un mismo tema.

Ejemplo:

Las coníferas son árboles o arbustos evolutivamente muy antiguos que aparecieron cientos de millones de años antes que los árboles de hoja ancha. La palabra conífera deriva del griego: “conus” y “ferre”, que se traduce en “llevar conos”, haciéndose alusión a la principal característica de las Coniferópsidas; poseer estructuras reproductivas denominadas conos o más comúnmente piñas. Las plantas que forman esta colección son las especies forestales dominantes en los climas fríos y de altas montañas.

En el ejemplo vemos palabras del mismo campo referencial como árboles, arbustos, plantas, forestal. Es decir, la cohesión léxica se da cuando todo un texto habla sobre el mismo tema o temas derivados.

Mecanismos discursivos

Conectores: Son palabras que permiten unir diferentes oraciones o partes de oraciones, con una relación específica. Dependiendo de cuál es la relación que establecen, pueden ser:

  • Disyuntivos: Son los nexos coordinante (o, u) y otras expresiones que señalan una separación u oposición de ideas internas al texto.

Los momentos que vivimos pueden ser instantes de un proceso iniciado antes o bien inaugurar un nuevo proceso referido de alguna manera al pasado. (Paulo Freira, “Pedagogía de la esperanza”)

  • Causales: Señalan una relación causa-efecto.

Siempre se criaron bajo la tutela de su abuela, contando con su cuidado y cariño. Por eso, separarse de ella fue muy difícil.

  • Concesivos: Establecen un límite a lo que ya se dijo, y también pueden señalar una oposición.

Aunque se hayan emitido anuncios oficiales sobre el tema, una gran parte de la población permanece ignorante.

  • Temporales: Pueden indicar una relación de anterioridad (antes, hace tiempo, al comienzo), de simultaneidad (mientras tanto, a la vez, actualmente) o de posterioridad (más tarde, después, entonces). Permiten relacionar temporalmente los diferentes eventos descriptos en el texto.

En un comienzo, la empresa se ofreció para hacerse cargo de todos los gastos de producción. Sin embargo, el cliente prefirió tercerizar la producción y por eso actualmente la empresa se encarga únicamente de la comercialización.

  • Locativos: Permiten relacionar diferentes objetos según su posición en el espacio, en su cercanía o lejanía. Para facilitar la comprensión del texto, se utilizan principalmente en descripciones.

Aunque ahora es utilizado como un hotel, el palacio aún conserva la distribución que tenía en épocas en que pertenecía a la familia del conde: en la entrada, un amplio salón de recepción que hacia dos estancias a los costados del mismo, y una escalera al fondo. Al final de la escalera, en el primer piso se ubica un corredor a lo largo del cual se encuentran las habitaciones.

  • Aclarativos: Permiten relacionar un concepto o idea y su explicación más detallada.

Muchos jóvenes al iniciar su formación universitaria se encuentran con nuevas experiencias, tanto en cuanto a su vida social como en cuanto a los contenidos académicos.

  • Argumentativos: Permiten relacionar las diferentes partes de una explicación lógica o argumentación. Son conectores como en efecto, por supuesto, por ejemplo, en particular. Se encuentran en textos académicos y ensayos, ya que son los textos que argumentan a favor o en contra de una posición.

“La diferencia entre la historia interna que proponía el cristianismo y la historia que proponia la filología, disciplina relativamente nueva, era precisamente lo que hacía que la filología moderna fuera posible, yeso Renan lo sabía perfectamente. En efecto, siempre que se habla de «filología» a finales del siglo XVIll y principios del XIX, debemos entender la nueva filología, cuyos éxitos principales incluían la gramática comparada, la nueva clasificación o agrupación de las lenguas en familias y el rechazo de los orígenes divinos del lenguaje.” (Edward Said, “Orientalismo”)

Pronombres: Los sujetos y objetos de las oraciones pueden ser sustituidos por pronombres, estableciendo una relación entre las diferentes oraciones, ya que unas hacen referencia a otras. Además, así se evita la repetición innecesaria. Ejemplo:

El día siguiente sería Navidad y, mientras los tres se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana les obligaron a dejar el regalo porque pasaba unos pocos kilos del peso máximo permitido y el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando estos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios. (Ray Bradbury, “Cuento de Navidad”)

En el ejemplo, se utilizan pronombres posesivos (“era su primer viaje”) y demostrativos (“cuando estos llegaron”).

Hiperónimos e hipónimos: Los hiperónimos son palabras que hacen referencia a una clase de objetos o fenómenos, mientras que los hipónimos se refieren a algo más específico. Por ejemplo, “animal” es un hiperónimo de “perro” pero es un hipónimo de “ser vivo”. Al redactar un texto, los hiperónimos y los hipónimos permiten crear redes léxicas que facilitan la comprensión.

Los cangrejos son ciertos crustáceos que se caracterizan por tener cinco pares de patas. Es decir que son decápodos (deca significa cinco y podos significa patas). Entre los decápodos se encuentran las langostas, las gambas y los camarones. Los cangrejos son además artrópodos, es decir que tienen un exoesqueleto formado por quitina, que les da estructura y los proteje.

En el ejemplo la palabra “cangrejo” se relaciona con tres hiperónimos: crustáceos, decápodos y artrópodos. A su vez, “decápodos” se relaciona con otros hipónimos: langostas, gambas y camarones. Es decir que se crea una red léxica que permite relacionar lógicamente los cangrejos con otras especies.

Sinónimos: Los sustantivos pueden ser reemplazados, además de por pronombres, por otros sustantivos o expresiones que tengan un significado igual o similar. Ejemplo:

La mañana es un momento agradable para Delfina. El comienzo del día la pone de buen humor, como todos los comienzos, por las oportunidades que ofrece a futuro.

En el ejemplo, “comienzo del día” se utiliza como sinónimo de “mañana”, lo cual permite relacionar “mañana” con el concepto “comienzo”.

Elipsis: Es la eliminación de una parte de la frase. Es uno de los mecanismos de cohesión ya que el elemento que se elimina suele estar presente en frases anteriores o posteriores.

Al otro lado de la puerta está el recinto de las bestias. Durante la noche duermen. Por allí discurre un riachuelo y pueden beber agua. Más allá, en lo que alcanza la vista, se extienden los manzanos. Los árboles se suceden hasta el infinito como un mar de vegetación. (Haruki Murakami, “El fin del mundo”)

En el ejemplo la elipsis se da por el sujeto tácito en las frases posteriores a la mención de “las bestias”.

Repetición: En algunos casos, en lugar de evitar la repetición, la misma se busca deliberadamente, por razones estilísticas o para facilitar la comprensión. Ejemplo:

El valle, en rigor, no era tal valle sino una polvorienta cuenca delimitada por unos tesos blancos e inhóspitos. El valle, en rigor no daba sino dos estaciones: invierno y verano y ambas eran extremosas, agrias, casi despiadadas. (Miguel Delibes, “La mortaja”)

Marcadores del discurso: Son unidades lingüísticas que permanecen invariables y que cumplen funciones sintácticas en la relación entre oraciones. Además de los conectores, que se han enumerado al comienzo de esta lista, los marcadores del discurso pueden ser:

Estructuradores de información: Son aquellas fórmulas que permiten introducir comentarios (pues, dicho esto), señalar aperturas del discurso (en primer lugar, para comenzar) la continuidad del razonamiento (con respecto a eso, por otra parte, asimismo) o bien un cierre (por último, finalmente).

En primer lugar me gustaría agradecer a mis padres, quienes siempre me apoyaron y ayudaron incluso en los momentos más difíciles. Por otra parte, los colegas que he encontrado a lo largo de mi trayectoria siempre me han dado buenos consejos, incluso si apenas nos conocíamos. Por último, quiero remarcar la importancia de la bienvenida que me ha dado esta institución, favoreciendo mi desarrollo profesional.

Reformuladores: Pueden cumplir funciones explicativas, rectificativas, distanciadoras o recapitulativas. Por ejemplo:

El testigo sostuvo desde el principio que no había llegado a ver el rostro del ladrón. Sin embargo, señaló sin titubear que tenía un tatuaje en el cuello. Dicho de otra forma, no vio el rostro específicamente, pero sí ofreció un dato necesario para su identificación. En cualquier caso, su testimonio es valioso para esta investigación.

Operadores argumentativos: Pueden utilizarse como refuerzo o concreción. Ejemplo:

La opinión que la prensa ha intentado reflejar es que en el mercado no hay suficiente variedad de productos, cuando en realidad la variedad tanto de productos como de diversas calidades puede ser comprobada en las entradas de mercadería al mercado. De hecho, actualmente existe mayor variedad de marcas que el año pasado, en cualquiera de los rubros analizados.

Marcadores conversacionales: Señalan los metadiscursos dentro del texto, incluyendo posibles opiniones del interlocutor.

Las noticias sobre las enfermedades que transmiten los mosquitos han preocupado a la población. Desde luego que las madres temen por la salud de sus hijos y en efecto deben tomarse precauciones. Por lo visto, esas precauciones están siendo tomadas ya que las ventas de repelentes para mosquitos han aumentado en los últimos meses.

Mecanismos gramaticales: No menos importante en la cohesión textual es la concordancia gramatical entre sustantivos, verbos, adjetivos y adverbios. Esto entra en combinación con la utilización de pronombres acordes al sustantivo que se reemplaza. La cohesión textual también exige que el mismo tiempo verbal te mantenga a lo largo de todo el texto, a menos que el cambio sea necesario para señalar diferentes momentos en el tiempo.

Las principales preocupaciones del nuevo gobierno se refieren a la estabilización de la economía. La misma se ha visto severamente afectada por las recientes crisis globales.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Cohesión Textual". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-cohesion-textual/