Ejemplos de Bullying

Bullying

El bullying o acoso escolar es una forma de intimidación entre los compañeros de escuela. Es una forma de violencia y maltrato deliberado de uno o varios estudiantes hacia otro.

Aunque todos los niños y jóvenes pueden pelearse ocasionalmente como parte de su convivencia normal, el bullying se caracteriza porque es un maltrato sostenido en el tiempo hacia la misma persona. Puede continuarse durante semanas, meses o años. Este comportamiento no es normal ni favorece el crecimiento.

Que un niño o adolescente ejerza bullying contra un compañero no significa que tenga una alta autoestima sino que simplemente que es consciente de una diferencia de poder entre sí mismo y el compañero hostigado.

Esta diferencia de poder no es real. No es cierto que los niños sean acosados simplemente por ser gordos, o por pertenecer a una etnia distinta. La verdadera razón es que los niños se perciben a sí mismos como más débiles. Esta percepción de sí mismos está motivada por modelos sociales que favorecen ciertas características físicas por sobre otras, pero no está predeterminada.

Las situaciones de bullying no están determinadas por un único factor sino por múltiples razones. La percepción de la diferencia de poder entre el acosador y el acosado es el requisito indispensable, pero no es el único. Los recursos psicológicos de los involucrados, la capacidad de empatía, la reacción del grupo y la posición de los adultos afectan significativamente esta dinámica.

El bullying puede ser:

  • Físico: No es tan frecuente porque es más probable que tenga consecuencias negativas para el agresor.
  • Verbal: Es el más frecuente ya que sus consecuencias suelen ser minimizadas tanto por el agresor como por los adultos.
  • Gestual: Son formas de agresión que se ejercen sin tocar al otro.
  • Material: Suele realizarse cuando no hay testigos, ya que permite destruir pertenencias de la víctima sin que hayan consecuencias para los agresores.
  • Virtual: Es una forma de acoso verbal más invasivo, ya que no permite a la víctima alejarse del agresor.
  • Sexual: Todas las formas de acoso mencionadas pueden tener una carga sexual.

Ejemplos de bullying

  1. Dañar los materiales de estudio de un compañero: arrojar una bebida sobre el libro de un compañero puede ser una broma si se trata de tu mejor amigo, y él probablemente hará lo mismo con tu libro. Sin embargo, si es un compañero con quien no tienes esa confianza y que crees que no se defenderá, es una forma de maltrato (daños materiales). Si además estos son hechos repetidos, se trata de bullying.
  2. Hacer gestos obscenos a compañeras o compañeros no es apropiado en ningún contexto educativo. No puedes saber con seguridad cuándo comienzas a incomodar a otra persona. Los gestos obscenos reiterados a otra persona pueden considerarse acoso sexual.
  3. Todos hemos insultado y hemos sido insultados alguna vez, sin que ello nos causara un daño significativo. Sin embargo, los insultos reiterados a una misma persona causan un daño psíquico y son una forma de violencia verbal.
  4. Apodos: los apodos pueden parecer una forma inocente de referirse a alguien. Sin embargo, si los apodos fueron diseñados con el objetivo de humillar a alguien y están acompañados de otros insultos o alguna forma de maltrato, forman parte de una situación de bullying.
  5. Dañar el escritorio de un compañero no es sólo dañar la propiedad del colegio, sino también invadir su espacio cotidiano, obligándolo a ver los resultados de un acto de violencia.
  6. Agresiones físicas cotidianas: cuando un niño o adolescente agrede físicamente a otro de forma repetida, es una forma de bullying, incluso si las agresiones no dejan marcas visibles, es decir si son agresiones supuestamente inofensivas como empujones o pequeños golpes. El efecto negativo de estos golpes se produce por la repetición, que es una forma de humillar al compañero.
  7. Nadie debe enviar a otra persona fotografías obscenas a través de redes sociales ni teléfonos móviles si el receptor no solicitó claramente esas fotografías. Enviar ese tipo de material sin que haya sido solicitado es una forma de acoso sexual, sin importar si quien lo envía es hombre o mujer.
  8. Publicar en redes sociales insultos hacia un compañero en forma repetida es una forma de ciberacoso, incluso si no se envían estos comentarios directamente a la persona agredida.
  9. Burlarse repetidamente de las dificultades de otro para aprender o para realizar determinadas actividades es una forma de bullying verbal.
  10. Golpes: son la forma más evidente de bullying. Las peleas entre compañeros pueden ocurrir por diferentes motivos. Sin embargo, se trata de acoso escolar cuando las situaciones violentas son repetidas, o bien cuando los agresores son varios y la víctima es sólo una.
  11. Cuando todo un grupo decide ignorar a un compañero, no invitarlo a actividades grupales, no hablarle o incluso no darle información importante dentro de las actividades del colegio, es una forma de maltrato no verbal, que si se sostiene en el tiempo es una forma de bullying.
  12. Robos: cualquier persona puede ser víctima de un robo en el contexto escolar. Se considera bullying cuando los robos son repetidos siempre hacia la misma persona, con el objetivo de dañarlo más que de beneficiarse con los objetos obtenidos.

Puede servirte

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). Ejemplos de Bullying. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-bullying/
Mostrar
Ocultar