Diferencias entre Navegador y Buscador

Navegador y buscador

Navegador y buscador son términos de uso común a la hora de referirnos a dos formas distintas software necesario para recuperar información a través de la Internet. Como sabemos, esta última es una ancha y vasta red de computadores interconectados a nivel global, compartiendo información, datos y ofreciendo numerosos servicios.

Para acceder a ella, por lo tanto, es necesario un computador provisto de los protocolos de comunicación apropiados y de los programas pertinentes, así como acceso a una línea telefónica o red local de bancha anda.

Si bien se trata de instancias distintas del mundo de las comunicaciones digitales, a menudo no queda claro qué son y cuáles son las diferencias entre uno y otro, ya que Internet posee la dificultad conceptual de no quedar “en ninguna parte”, es decir, no ser un lugar físico o una herramienta tangible, ni estar contenido en un dispositivo de almacenamiento de ningún tipo, por lo que a menudo es referido como “la nube”.

Sin embargo, conviene aclarar que tanto navegador como buscador son herramientas básicas del manejo de esta potente red de datos global.

Navegadores

El nombre de “navegadores” obedece a una metáfora usual a la hora de explicar la Internet, que la compara con un “océano de información”. En ese sentido, es necesario un programa que permita “navegar” en la Internet, y he allí que aparecen los navegadores o exploradores: programas que se instalan en el computador y que están diseñados para intermediar entre el usuario y la Internet.

Cada uno posee especificaciones distintas conforme a su programación y su estética de uso específica, y además se presta más o menos para un sistema operativo, sistema computacional o gusto de usuario determinado. Uno puede instalar en su computador tantos navegadores como desee y prefiera.

Ejemplos de exploradores o navegadores

Microsoft Internet Explorer. IBrowse.
Mozilla Firefox. Voyager.
Google Chrome. SpaceTime.
Apple Safari. Espial Escape.
Opera. HotJava.
Netscape Navigator. Amaya.

Buscadores

Si los exploradores o navegadores son nuestra ventana al océano de la Internet, los buscadores o motores de búsqueda son nuestra guía.

Se trata de sistemas informáticos que hacen vida en ella y que, a través de un índice de contenido presente en diversos servidores (es decir, en otras computadoras de cualquier parte del mundo), nos permiten buscar información sobre el tema que nos interesa, tal y como un fichero de una biblioteca, pero automatizado.  De hecho, funcionan con palabras clave (keywords) y árboles jerárquicos por temática.

Los buscadores suelen operar con su propia página Web, a la que podemos acceder mediante una dirección específica o, si el caso, a través de otros buscadores, y son una forma de organizar para su consumo el insondable universo informativo que hay en línea.

Sin ellos, nuestra experiencia de la Internet sería caótica, y tendríamos que saber las direcciones URL de cada página que quisiéramos visitar, lo cual es simplemente imposible, pues muchas veces no sabemos qué podemos encontrar con cada búsqueda.

Ejemplos de buscadores

Google. Terra.
AltaVista. Bing.
Yahoo. Direct Hits.
Tarantula. Duck Duck go.
Biwe. All the web.

Si bien cumplen las mismas funciones, cada buscador ofrece una interfaz distinta y una revisión de índices particular, por lo que significa un método de búsqueda diferente.

Diferencias entre navegador y buscador

Las diferencias entre uno y otro son elementales, ya que se trata de herramientas digitales enteramente distintas en su naturaleza, a saber:

  1. Los navegadores se instalan en el disco rígido del computador, mientras que a los buscadores se accede mediante un buscador y una dirección URL específica (por ejemplo: http://www.google.com). Es decir, que los buscadores están en Internet, y no requieren de instalarse en ninguna parte.
  2. Un navegador reside en el computador y puede desinstalarse, perderse en un accidente físico del computador o víctima de un virus, y puede descargarse y reinstalarse (empleando algún otro navegador, como los que vienen incorporados con el sistema operativo). En cambio, sin importar lo que le ocurra a nuestra computadora, los buscadores permanecerán inmutables en línea.
  3. Con un mismo navegador podemos visitar diversos buscadores y obtener resultados diferentes, pero no podemos acceder a un buscador si carecemos de un navegador. Lo mismo, a un buscador específico puede accederse desde cualquier navegador que escojamos, ya que ellos mismos son una página Web a visitar.
  4. Un navegador puede iniciarse en ausencia de una conexión a Internet, ya que el software estará instalado en el computador. No se podrá navegar, claro, pero la aplicación iniciará y arrojará un error. En cambio, no puede accederse a un buscador sin una conexión operativa a Internet.
  5. Muchos exploradores o navegadores traen incorporado un motor de búsqueda por defecto, en especial aquellos buscadores que fueron desarrollados por una empresa que también posee un buscador, como es el caso de Google Chrome y Google, de Internet Explorer y Bing, etc. Sin embargo, es posible modificar esta configuración y emplear el buscador que deseemos, sin tener que renunciar al explorador.
  6. Un navegador permite visitar muchos tipos de página web, entre ellas las páginas de los motores de búsqueda.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Diferencias entre Navegador y Buscador". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/diferencias-entre-navegador-y-buscador/