¿Cómo se forman los ácidos, bases y sales?

Ácidos y bases

Se considera ácido a todo aquel compuesto que al disociarse en solución acuosa libera iones hidrógeno (H+) y reacciona con las moléculas de agua para generar iones hidronio (H3O+). Los ácidos están formados por la combinación de un óxido y agua, y como consecuencia la solución resultante adquiera un pH ácido, o sea inferior a 7.

Las bases, en cambio, se forman por compuestos que en una disolución acuosa liberan iones hidroxilo (OH’’) y hacen que el pH de la solución supere el pH de 7.

Historia

Esta forma de definir a los ácidos y a las bases es la más antigua y se enmarca dentro de la teoría de Arrhenius, que data de fines del siglo XIX.  Algunos años más tarde, Brönsted y Lowry definieron a los ácidos como aquellas sustancias que pueden ceder un protón (H+) y a las bases como las que pueden aceptar un protón (H+) cedido por un ácido. Ya entrado el siglo XX, Lewis determinó que un ácido es una sustancia capaz de compartir o aceptar un par de electrones, mientras que una base puede compartir o dar un par de electrones.

Características

Los ácidos son, en general, agrios y corrosivos; las bases también son corrosivas, de sabor cáustico y tacto jabonoso. La tendencia de un ácido a disociarse y disminuir el pH a menudo se califica como “fuerza de dicho ácido”.  Son ejemplos de ácidos fuertes el perclórico, sulfúrico, yodhídrico, bromhídrico, clorhídrico y nítrico.

De manera similar, pueden considerarse como bases fuertes el hidróxido de potasio, de sodio, de litio y de magnesio. Los ácidos acético, cítrico y benzoico, por el contrario, son ácidos débiles; el amoníaco es una base débil.

¿Cómo se forman las sales?

Las sales son compuestos iónicos de diversa complejidad, son abundantes en la naturaleza y se forman por la combinación de ácidos con bases, generando consigo una liberación de agua. Las sales pueden ser neutras, ácidas o básicas. En las primeras, todos los átomos de hidrógeno del ácido han sido sustituidos por un catión metálico. Las sales ácidas, en cambio, conservan uno o más átomos de hidrógeno.

A su vez, las sales pueden ser dobles o triples si contienen más de un catión o más de un anión. Por ejemplo, el fluoruro de calcio y potasio es una sal neutra doble (CaKF3), porque contiene dos cationes diferentes. Por último, cabe mencionar a las sales básicas, en las cuales al menos un anión es el anión hidróxido como, por ejemplo, en el cloruro trihidróxido de cobre (Cu2Cl(OH)3).

Por otro lado, se conocen como sales ternarias o terciarias a las que se obtienen por combinación de un metal con un radical, como puede ser el sulfato, el carbonato o el dicromato, y como sales de amonio cuaternario a aquellas en las que todos los átomos de hidrógeno del amonio han sido reemplazados por radicales, como en el caso del cloruro de tetrametilamonio.

Distribución e importancia

Los ácidos son importantísimos tanto en la industria como en la naturaleza. Por ejemplo, el ácido clorhídrico forma parte de nuestro sistema digestivo y es necesario para que podamos degradar los compuestos nutritivos presentes en los alimentos. El ácido desoxirribonucleico, más conocido como ADN, compone los cromosomas, que es donde se codifica la información genética necesaria para que los seres vivos se multipliquen y desarrollen. El ácido bórico es un componente destacado en la industria del vidrio.

El carbonato de calcio es una sal muy abundante en diversos tipos de rocas calizas. Por acción de altas temperaturas (900 °C), del carbonato de calcio se obtiene el óxido de calcio o cal viva. La adición de agua a la cal viva produce hidróxido de calcio, llamada cal apagada, que es una base. Estos materiales se utilizan en la construcción.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "¿Cómo se forman los ácidos, bases y sales?". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/como-se-forman-los-acidos-bases-y-sales/