40 Ejemplos de
Ácidos y Bases

Ácidos y Bases

En el ámbito de la química, de manera general se denominan bases (o hidróxidos) a las sustancias que al disolverse en agua liberan iones hidroxilo (OH) y ácidos a las que son capaces de liberar protones (H+).

El concepto de bases y ácidos se ha ido modificando un poco con el tiempo. Fue Arrhenius quien elaboró la primera definición, su teoría tenía algunas limitaciones, dado que ciertas sustancias como el amoníaco se comportan como bases sin tener en su molécula al ion hidroxilo. Además, Arrhenius solo consideró el medio acuoso, pero las reacciones ácido-base también se dan en otros medios de disolución no acuosos.

Casi cuarenta años después, hacia 1923, Brönsted y Lowry formularon otra teoría al plantear que los ácidos y las bases actúan como pares conjugados, de tal modo que el ácido es aquella sustancia capaz de aportar protones y la base es aquella capaz de tomarlos. Aún esta teoría no era del todo completa, dado que existen varias sustancias que presentan propiedades ácidas sin disponer de átomos de hidrógeno ionizables en su molécula.

Es por ello que como una parte adicional de su teoría sobre el enlace covalente interatómico, Lewis señaló que ácido es toda aquella sustancia que puede aceptar un par de electrones para formar un enlace covalente coordinado (dativo), mientras que es una base toda sustancia capaz de ceder dicho par electrónico.

Según su tendencia a la disociación en iones, los ácidos y las bases se clasifican en fuertes y débiles. Los ácidos disminuyen el pH de las soluciones, las bases o álcalis lo elevan. Los ácidos fuertes a menudo son corrosivos, algunas sustancias se disuelven mejor en medios que han sido ligeramente acidificados o alcalinizados.

Ejemplos de ácidos

Algunos ácidos bien conocidos, a modo de ejemplo:

  1. ácido sulfúrico (H2SO4)– es un ácido fuerte con gran cantidad de usos, sobre todo en la industria pesada, muy corrosivo e irritante; al diluirse libera mucho calor, por lo que debe manejarse (al igual que los demás ácidos fuertes) con sumo cuidado. Intensamente oxidante.
  2. ácido clorhídrico (HCl) – pese a que es un ácido fuerte, está presente en el cuerpo humano, concretamente en el estómago, donde cumple una importante función en el proceso digestivo. Su exceso genera acidez estomacal.
  3. ácido fosfórico (H3PO3) – este ácido es un ingrediente común en las bebidas gasificadas. Se desaconseja el consumo habitual de tales bebidas por el impacto negativo de este ácido en el metabolismo del calcio, lo que afecta huesos y dientes sobre todo.
  4. ácido nítrico (HNO3) – reconocido ácido fuerte, empleado para fabricar explosivos y fertilizantes nitrogenados, entre otros usos.
  5. ácido perclórico (HClO4) – otro ácido fuerte que es líquido a temperatura ambiente, es uno de los más oxidantes.
  6. ácido sulfhídrico (H2S) – es una sustancia gaseosa de fuerte y desagradable olor, tóxico en altas concentraciones, tiene numerosas aplicaciones industriales.
  7. ácido ribonucleico – es un componente central de los ribosomas, fundamental para que se complete el proceso global de síntesis proteica a partir del ácido desoxirribonucleico, muy relacionado a aquel.
  8. ácido acetil salicílico – es un ácido orgánico muy importante, con propiedades analgésicas y antiinflamatorias; es la base de la aspirina.
  9. ácido láctico – proviene de la degradación de la glucosa durante el ejercicio anaeróbico de mucha intensidad y poca duración. En condiciones normales ese ácido láctico se reutiliza, pero si se acumula provoca daño en las fibras musculares, bajo la forma de calambres sobre todo.
  10. ácido alílico – es un ácido presente en vegetales como el ajo o la cebolla, derivado de un precursor también presente en tales especies, la alicina. Es germicida y antioxidante.
  11. ácido retinoico – aplicado tópicamente, inhibe la queratinización, se usa en cremas contra el acné y el envejecimiento de la piel. Debe usarse bajo vigilancia médica.
  12. ácido butírico – producto final de la fermentación de ciertos carbohidratos llevada a cabo por microorganismos del rumen; suele formar parte de las grasas animales en pequeñas cantidades.
  13. ácido propiónico – conservante alimenticio, se usa con el fin de prevenir el deterioro fúngico y bacteriano de productos de panificación y otros.
  14. ácido benzoico – se lo usa como conservante adicionado a diferentes productos (mayonesas, productos enlatados), a menudo bajo la forma de sal (benzoato de sodio)
  15. ácido acético – conservante de alimentos muy usado en el hogar, base de vinagretas y escabeches. Es el componente mayoritario del vinagre.
  16. ácido yodhídrico
  17. ácido succínico
  18. ácido bromhídrico
  19. ácido cítrico
  20. ácido oxálico

Ver además en: Ejemplos de Ácidos

Ejemplos de bases

Ahora, se listan algunas bases (a las de metales se las conoce genéricamente como hidróxidos):

  1. hidróxido de sodio (soda cáustica)
  2. hidróxido de magnesio (leche de magnesia)
  3. hidróxido de calcio (cal)
  4. hidróxido de potasio
  5. hidróxido de bario
  6. hidróxido de hierro
  7. Amoníaco
  8. Jabón
  9. Detergente
  10. Quinina
  11. Anilina
  12. Guanina
  13. Pirimidina
  14. Citosina
  15. Adenina
  16. hidróxido de zinc
  17. hidróxido de cobre
  18. hidróxido de zirconio
  19. hidróxido de titanio
  20. hidróxido de aluminio (antiácido)

Ver más en: Ejemplos de Bases Químicas


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Ácidos y Bases". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/40-ejemplos-de-acidos-y-bases/