30 Ejemplos de Yeísmo

Yeísmos

El yeísmo es una alteración fonética, típica de algunas regiones de habla hispana, que consiste en pronunciar la combinación de letras (en algunos casos considerada una letra independiente del alfabeto) ‘ll’, pronunciándolo del mismo modo que la ‘y’.

El fenómeno tuvo su origen en los movimientos demográficos dentro de España, especialmente con los viajes de las grandes masas rurales hacia las ciudades: actualmente está muy extendido en la región latinoamericana que utiliza el español a su modo particular, casi ocupando la totalidad de las pronunciaciones de la ‘ll’ en esos países.

Historia del vicio

La existencia del yeísmo puede analizarse en términos históricos, pues desde los orígenes del idioma español es que la ‘ll’ y la ‘y’ representaban dos fonemas distintos. 

Con el avance del tiempo la diferenciación se perdió en numerosos países, y eso explica que en los lugares en donde el idioma llegó hace una menor cantidad de tiempo (América del Sur) la utilización sea casi nula, en tanto que en el país del que la lengua es originaria (España) la desintegración de esa diferencia sea prácticamente inexistente: el uso de los yeísmos, en ese lugar, se reduce a algunas regiones entre las que se encuentra Madrid, Andalucía o La Mancha.

Reglas

Una de las implicancias que puede tener la generalización del fenómeno del yeísmo es el de la confusión en el uso gramatical de cada una de las dos letras.

Vale la pena trazar la diferenciación, bajo la cual las palabras que contienen la sílaba ‘yec’, las que tienen el prefijo ‘ad’, ‘des’, ‘dis’, o ‘usb’, los plurales de sustantivos cuyo singular termina en ‘y’, y todas las formas de los verbos erguir y errar llevan ‘y’, al tiempo que las palabras terminadas en ‘illo’ o ‘illa’, así como las que terminan en ‘ello’ o ‘ella’, o bien todas las formas del verbo ‘hallar’ llevan ‘ll’.

Problemas del Yeísmo: la homofonía

A priori, se puede decir que el yeísmo es una deformación del idioma que no tiene demasiadas implicancias en la capacidad comunicativa del español: siendo el lenguaje una disciplina que no se ajusta del todo a la reglamentación, las fallas que tiene siempre tienen que ver con el carácter de innecesaria que tiene una regla.

Sin embargo, existen ocasiones en las que el yeísmo puede producir una confusión, en la medida que las dos palabras (en algunos casos, como en ‘vaya’, ‘valla’ y ‘baya’, llegan a ser tres) con diferente sonido y significado pasan a ser homófonas, adquiriendo exactamente el mismo sonido.

En esa situación, se asume que será el contexto el que brindará al receptor la capacidad de dilucidar de cuál de las palabras se trata, puesto a que los ejemplos no son demasiados y casi nunca pertenecen a la misma familia de palabras.

Ejemplos de yeísmos

A continuación, algunos ejemplos de palabras que contienen ‘ll’ y que se prestan a la aparición de un yeísmo.

Arrollo Callo Bello
Llagas Camello Collar
Llovizna Molleja Carretilla
Llamo Llano Calló
Malla Pollo Llavero
Caballo Millas Rellenar
Llave Allegados Valla
Cuello Llavero Llamar
Lluvia Muelle Patrullar
Cepillo Callado Vello

Puede servirte: Ejemplos de Palabras con “ll” y “y”

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 30 Ejemplos de Yeísmo. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/30-ejemplos-de-yeismo/
Mostrar
Ocultar