30 Ejemplos de Función Metalingüística

Función Metalingüística

La función metalingüística es una de las seis funciones del lenguaje, que son los diferentes propósitos y objetivos que se le dan al lenguaje durante la comunicación.

La función metalingüística, en particular, es la utilización del lenguaje con el objetivo de hablar acerca de la propia lengua, es decir, cuando se pretende comunicar algo acerca del código mismo en el cual los interlocutores se están comunicando (o bien para comunicar acerca de otro código, como cuando se habla en castellano sobre el uso de las palabras en inglés). Implica utilizar la lengua como referente de la comunicación.

Usos comunes de la función metalingüística del lenguaje se dan cuando hablamos acerca del significado de una palabra, del sentido que tiene en un contexto particular, sobre las reglas de pronunciación, etc. Los diccionarios, los libros de lingüística y de gramática recurren a esta función para comunicar conocimientos acerca de la lengua.

Funciones del lenguaje

Además de la función metalingüística explicada en este artículo, existen otras cinco funciones que se utilizan con determinados objetivos y que priorizan un aspecto de la comunicación. Éstas son:

  • Función conativa o apelativa: Consiste en incitar o motivar al interlocutor a que realice una acción, y está centrada en el receptor del mensaje.
  • Función referencial: Busca dar una representación lo más objetiva posible de la realidad, informando al interlocutor acerca de ciertos hechos, sucesos o ideas. Esta focalizada en el contexto temático de la comunicación.
  • Función expresiva: Se utiliza para expresar sentimientos, emociones, estados físicos, sensaciones, etc., y está centrada en el emisor.
  • Función poética: Busca modificar la forma del lenguaje para provocar un efecto estético, centrándose en el mensaje mismo y el cómo se dice.
  • Función fática: Se utiliza para comenzar una comunicación, para mantenerla y para concluirla, y se centra en el canal comunicativo.

Ejemplos de la función metalingüística

  • La primera palabra después de un punto se escribe con mayúsculas.
  • La palabra hermoso es sinónimo de la palabra bello.
  • Lo que decís no tiene sentido.
  • Las palabras agudas se acentúan en la última sílaba, pero solo llevan tilde cuando terminan en la letra “n”, en la letra “s” o en vocal.
  • El latín es una lengua muerta ya que nadie lo utiliza para comunicarse en su vida cotidiana.
  • La conjugación de los verbos depende de la persona y el número.
  • La palabra banco es una palabra polisémica, ya que puede referir a un asiento o a una institución bancaria.
  • La letra “h” es muda y no se pronuncia al hablar.
  • Las palabras que riman tienen una terminación similar en la última sílaba.
  • Los nombres propios de personas o lugares siempre se escriben con mayúsculas, sin importar el lugar que ocupen en la oración.
  • Las palabras graves se acentúan en la anteúltima sílaba, mientras que las palabras esdrújulas se acentúan en la antepenúltima sílaba.
  • El inglés, el alemán, el mandarín, el castellano, el francés y el italiano son todos idiomas diferentes.
  • La función metalingüística es una de las seis funciones del lenguaje.
  • Existen dos tipos de letras: las vocales y las consonantes.
  • Las palabras y las oraciones pueden tener sentidos diferentes para cada persona y según el contexto en el cual tenga lugar la comunicación.
  • El idioma italiano tiene varios dialectos diferentes.
  • Los números romanos se escriben utilizando las letras “I”, “V”, “X”, “L”, “C”, “M”, siempre en mayúsculas.
  • Las palabras “mano” y “mono” tienen tres letras en común y suenan muy similares, pero su significado es muy distinto.
  • El modo verbal imperativo se utiliza para dar órdenes al interlocutor.
  • La coma y el punto y como son signos de puntuación que se utilizan para separar los elementos de una enumeración, dependiendo de si la enumeración es simple (la coma) o compleja (el punto y coma).
  • La palabra “otorrinolaringología” tiene 20 letras.
  • Cuando la letra “u” lleva dos puntos encima, se dice que tiene diéresis y eso indica que debe pronunciarse.
  • Los adjetivos son palabras que brindan información sobre los sustantivos a los que están vinculados, mientras que los adverbios brindan información sobre los verbos a los que acompañan.
  • Los afijos son extensiones que modifican el significado original de una palabra, y pueden ser prefijos (si se colocan delante de la palabra) o sufijos (si se colocan detrás).
  • La palabra “halla”, que se escribe con “ll”, es un derivado del verbo “hallar”, mientras que la palabra “haya”, que se escribe con “y”, puede ser un derivado del verbo “haber” o puede ser un sustantivo y referirse a un árbol.
  • La palabra “hilo” es un término derivado del término “filum”, del latín.
  • Los antónimos son dos o más palabras que designan ideas o elementos opuestos o contrarios entre sí, como por ejemplo “bueno” es antónimo de “malo”, “alto” es antónimo de “bajo”, “sincero” es antónimo de “mentiroso”.
  • Las oraciones exclamativas tienen una entonación particular, ya que deben decirse con énfasis, se escriben entre signos de exclamación, y se utilizan para expresar estados de ánimo o exaltación.
  • La letra “rr” (como en la palabra “perro”), tiene una pronunciación fuerte, que se logra haciendo vibrar la lengua contra el paladar.
  • Las oraciones pueden tener una o varias palabras.

El circuito comunicativo

Las diversas funciones permiten utilizar el lenguaje de manera completa, ya que el circuito de la comunicación se encuentra conformado de diversas partes:

  • El emisor: es aquel que crea y codifica el mensaje. En una conversación, las personas involucradas son alternativamente (o simultáneamente) emisor y receptor.
  • El receptor: es aquel que recibe y decodifica el mensaje.
  • El mensaje: es la información misma que se transmite entre dos personas, independiente del código que se utilice y el canal por el cual se lo transmita.
  • El código: son las reglas de comunicación que ordenan la comunicación. Un elemento fundamental del código es el lenguaje en el cual se comunican los interlocutores.
  • El canal: es el medio a través del cual se transmite el mensaje, como por ejemplo el aire, papel, una computadora, etc.
  • El contexto: es la situación y entorno en las cuales toma lugar la comunicación.

Puede servirte