25 Ejemplos de Objetivos o Metas Personales

Objetivos personales

Los objetivos personales son metas o deseos que se proponen las personas a sí mismas. Es decir que son desafíos que se plantean las personas porque consideran que de alguna forma su vida mejorará si los logran.

Cada objetivo tiene características específicas:

  • Área: Pueden estar asociados a diferentes aspectos de la vida, como la salud, la educación, las relaciones interpersonales o el trabajo.
  • Plazo: Los objetivos pueden ser a corto, mediano o largo plazo. Por ejemplo, aprender un idioma es un objetivo a largo plazo mientras que aprobar una materia es un objetivo a mediano plazo. Los objetivos a corto plazo pueden ser tan simples como confesar los propios sentimientos a otra persona, pero de todas formas siguen siendo una forma de superación personal. Algunos objetivos a largo plazo requieren otros objetivos a corto o mediano plazo. Por ejemplo, si el objetivo es correr una maratón dentro de seis meses, cada mes habrá un objetivo para ir mejorando la resistencia y velocidad.
  • Abstracción: Un objetivo puede ser más o menos abstracto. Por ejemplo, “ser feliz” es un objetivo abstracto. Por otro lado, “todos los días hacer algo que me gusta” es un objetivo más concreto. Los objetivos abstractos son más difíciles de llevar a cabo, ya que no nos damos a nosotros mismos instrucciones sobre cómo “ser feliz” o “ser inteligente” o “ser independiente”. Sin embargo, estos objetivos abstractos pueden servir como guía para determinar otros objetivos más concretos. Por ejemplo, si el objetivo de una persona que vive con sus padres es “ser independiente”, esa meta pueda inspirar otros objetivos como “conseguir un trabajo”, “aprender a cocinar”, “aprender a pagar los impuestos”, etc.
  • Realismo: Para poder ser alcanzados, los objetivos deben ser realistas con respecto a los recursos con que cuenta cada persona así como con respecto al tiempo.

Ventajas de plantearse objetivos

  • Facilita el diseño de una estrategia: Pequeñas acciones diarias pueden ayudar a alcanzar un objetivo una vez que se ha tomado la decisión.
  • Es una importante motivación.
  • Da un sentido a la perseverancia y el sacrificio, en los casos en que es necesario.
  • Organiza nuestras acciones y prioridades.

Las únicas desventajas de los objetivos ocurren cuando los mismos no están bien planteados. Por ejemplo, si nos planteamos metas poco realistas, es muy probable que no podamos cumplirlas y que suframos la frustración del fracaso. Por otro lado, si nos planteamos objetivos que no respondan realmente a nuestros deseos, no será posible la superación personal.

Ejemplos de objetivos personales

  1. Encontrar el amor: Muchas personas que han pasado largos períodos en soledad deciden encontrar una pareja. Puede objetarse que uno no puede enamorarse simplemente por voluntad, es decir que el objetivo es poco realista. Sin embargo, tener una actitud abierta a conocer personas da la posibilidad de que el amor aparezca. Es decir que es un objetivo que puede guiar ciertas actitudes, pero que puede traer frustraciones si no se tiene en cuenta que el resultado también depende del azar.
  2. Perder peso
  3. Disminuir la concentración de azúcar en sangre
  4. Disminuir el colesterol
  5. Mejorar mi postura
  6. Mejorar la salud: Este objetivo y los anteriores se refieren a diferentes formas de beneficiar al propio cuerpo y de esa manera aumentar el bienestar. Cada objetivo tiene su método, el cual debe ser consultado con un médico.
  7. Aprender a hablar inglés
  8. Mejorar mi pronunciación de francés
  9. Aprender a tocar el piano
  10. Aprender a bailar salsa
  11. Cocinar como un profesional
  12. Iniciar un curso de actuación
  13. Tener buenos resultados en las materias
  14. Hacer un posgrado
  15. Terminar mi educación: Este objetivo y los anteriores se refieren a un crecimiento personal. La motivación para proponerse estas metas puede ser por curiosidad o por el placer de adquirir nuevos conocimientos, o bien porque pueden beneficiarnos en objetivos laborales. Tener un buen desempeño en el ámbito educativo no sólo nos ayuda a aprender sino que además aumenta nuestra autoestima.
  16. Tener una mejor relación con mis vecinos
  17. Ver a mis amigos con mayor frecuencia
  18. Hacer nuevos amigos
  19. No dejarme llevar por la timidez
  20. Ser más amable con mis padres: Estos objetivos se refieren a las relaciones interpersonales. Es difícil comprobar si se cumplieron o no, pero tener la intención de cumplirlos puede ayudar a cambiar nuestra actitud.
  21. Ahorrar una cierta cantidad de dinero: Habitualmente, este objetivo es un medio para lograr algún otro, como realizar un viaje o comprar algo costoso.
  22. Viajar a un país desconocido: Este objetivo muchas veces requiere obtener los medios económicos para lograrlo, pero otras veces simplemente requiere un poco de organización y decisión.
  23. Recibir un ascenso: Esta es una meta que no depende sólo de nosotros, sino de quien toma las decisiones en el ámbito laboral. Sin embargo, los empleados generalmente saben cuáles son las actitudes que deben tomar para motivar una decisión a su favor.
  24. Mudarme
  25. Refaccionar mi casa: El ámbito en el que vivimos afecta nuestra calidad de vida, por eso estos dos últimos objetivos pueden ayudar a mejorarla.

Puede servirte: Ejemplos de Objetivos Generales y Específicos

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 25 Ejemplos de Objetivos o Metas Personales. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/25-ejemplos-de-objetivos-o-metas-personales/
Mostrar
Ocultar