25 Ejemplos de Depredación

Depredación

La depredación es aquella relación biológica en la que una especie necesita cazar a otra para subsistir, pues representa su única posibilidad de alimentación.

La depredación ocupó siempre un rol central en todo proceso evolutivo. Salvo raras excepciones, los individuos pertenecientes a la relación de depredación (llamados depredador y presa) son de diferentes especies, y en algunos casos un depredador puede ser al mismo tiempo presa de otro, al tiempo que un animal puede ser presa de varios depredadores.

En la depredación, a diferencia de muchas de las otras relaciones biológicas de la naturaleza, hay un único perjudicado y un único beneficiado: el depredador necesita de la presa, al tiempo que la presa únicamente puede necesitar protegerse del peligro que acecha. La relación de lucha incluye estímulos visuales u olfativos que el depredador le acerca a la presa, o bien un acecho que se realiza en forma silenciosa para evitar derrochar energía.

Tipos de relaciones

Las llamadas interacciones  o relaciones biológicas pueden ser de distintos tipos:

  • Parasitismo: Si un organismo obtiene su alimento de otro y lo perjudica al hacerlo, es su parásito.
  • Competencia: Dos seres vivos pueden requerir los mismos recursos para su crecimiento. Por ejemplo, dos árboles que están ubicados cerca pueden necesitar utilizar los nutrientes del suelo, la humedad y la luz del sol. En estos casos, se convierten en competidores y se perjudican mutuamente.
  • Comensalismo: Si un organismo A obtiene algún beneficio (servicio o recurso) de otro organismo B, mientras que el organismo B no se beneficia ni se perjudica, el organismo A es un comensal.
  • Mutualismo: Ambos organismos se benefician por la relación.
  • Cooperación: Ambas especies se benefician con la relación, pero su existencia no depende de esa relación, como ocurre en los casos de mutualismo.

Rol en el proceso evolutivo

Como se dijo, la depredación siempre ha estado en la centralidad del proceso evolutivo. Forma parte incluso del ecosistema, y las reducciones en algunas especies que esta genera ayudan a mantener una naturaleza balanceada: si una de ellas comenzara a crecer descontroladamente, posiblemente terminaría rompiendo el equilibrio del ecosistema.

Los depredadores se encargan de mantener equilibrado el ecosistema, y son astutos controlando el número de miembros de las otras especies: saben perfectamente que si esta no tiene posibilidades de seguir creciendo demográficamente, seguramente acabe por desaparecer su mayor fuente de alimentación.

Adaptaciones de los animales

Es frecuente que se produzcan adaptaciones físicas tendientes a sacar ventaja en esta relación de lucha, siendo que el depredador habitualmente desarrolla garras, dientes filosos, velocidad, agilidad, decide realizar la caza en grupo y el ataque sorpresivo, mientras que las presa se defienden corriendo, escondiéndose, incluso fingiendo su muerte y arrojando sustancias de olor o gusto desagradable.

Camuflaje

Una de las circunstancias propias del proceso de depredación que más llamativa resulta es el del camuflaje, en donde un organismo es capaz de modificar su color y su forma volviéndose parecido al paisaje, pasando a ser más difícil para el reconocimiento por parte del depredador en el caso de que sea una actitud defensiva, o bien de parte de la presa si la el cambio es por parte del depredador.

Los animales, entonces, adquieren un parecido a objetos inanimados como piedras, troncos, hojas y ramas, de tal forma de que son casi imposibles de apreciar a no ser que un movimiento los haga especialmente llamativos: esta conducta fue replicada por los seres humanos para las actividades selváticas de la caza y de la guerra.

Ejemplos de relaciones de depredación

león depredador

  1. El león, depredador de impalas, cebras, búfalos (ver imagen).
  2. El lobo, depredador del alce.
  3. Las serpientes de cascabel, presas del tejón y de algunos halcones.
  4. El visón americano, depredador de pequeño tamaño de peces y moluscos.
  5. Las gacelas, presas del león.
  6. La comadreja, depredadora de los roedores.
  7. El tejón, depredador de lombrices.
  8. El tigre, depredador de jabalíes.
  9. El tiburón, depredador de muchos peces.
  10. El ciervo mulo, presa del puma.
  11. La anaconda, el anfibio depredador más importante.
  12. La rana, depredadora del escarabajo.
  13. La garza, depredadora del cangrejo de río.
  14. Las liebres, presas del lobo y del zorro.
  15. El tigre, depredador de búfalos.
  16. El caimán, depredador de algunos peces.
  17. Los ratones, presas del chacal.
  18. El leming, presa de la lechuza ártica.
  19. El león africano, depredador de una cebra.
  20. El tigre, depredador de algunos peces.
  21. El jaguar, depredador de ciervos.
  22. La foca, depredadora de algunos peces.
  23. El chacal, depredador de pájaros.
  24. El jaguar, depredador de tapires.
  25. Las moscas y mariposas, presas de las ranas.

ranas depredadores de mariposas

Puede servirte

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "25 Ejemplos de Depredación". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/25-ejemplos-de-depredacion/