20 Ejemplos de Sólidos

Sólidos

Se conocen como sólidos los objetos que se presentan en este estado de la materia. Junto con los otros dos (líquido y gaseoso), estos conforman los tres estados posibles clásicamente reconocidos.

Algunos incorporan un cuarto estado, el de plasma, solo factible bajo temperaturas y presiones sumamente altas, en las que los impactos entre los electrones serían muy violentos, razón por la cual tenderían a separarse del núcleo.

En el estado sólido, las partículas que componen la materia se encuentran unidas por fuerzas de atracción muy intensas, lo que hace que se mantengan fijas y únicamente puedan vibrar en el lugar.

En los líquidos, la atracción interpartícula es menor, estas pueden vibrar pero también moverse y chocar entre sí. En los gases, casi no existe atracción interpartícula, las partículas están bien separadas y se pueden mover en todas las direcciones con rapidez.

Ver además: Ejemplos de líquido, sólido y gaseoso

Características de los sólidos

A los sólidos los caracterizan ciertas propiedades, básicamente, que tienen forma y volumen constantes y que no son compresibles, es decir, que no se pueden “achicar” por el hecho de apretarlos o aplastarlos. Sin embargo, muchos de ellos son deformables o tienen otras propiedades mecánicas (por ejemplo, pueden ser elásticos).

Por otro lado, se sabe que aumentan su volumen cuando se calientan y lo disminuyen cuando se enfrían; estos fenómenos se conocen como dilatación y contracción, respectivamente. A menudo conforman estructuras de cierta regularidad, como las cristalinas; esta regularidad se percibe solo mediante la observación  microscópica.

También pueden ser amorfos. Son en general más bien rígidos y de alta densidad, aunque algunos sólidos (sobre todo sintéticos) tienen baja densidad, entre ellos ciertos poliestirenos expandidos (telgopor).

Cambios de estados de la materia

estados de agregacion - temperatura

Por acción de cambios de presión y temperatura, los sólidos pueden cambiar de estado. El paso de sólido a líquido se conoce como fusión; el de sólido a gas, como sublimación. A su vez, el gas puede transformarse en sólido por sublimación y el líquido hace lo propio por solidificación.

La temperatura a la cual un sólido pasa al estado líquido se conoce como temperatura de fusión, y es una de las constantes que lo caracteriza, además de ser importante cuando se piensa en sus eventuales usos.

Ver además:

Ejemplos de sólidos

  • Sal de mesa
  • Diamante
  • Azufre
  • Cuarzo
  • Mica
  • Hierro
  • Azúcar de mesa
  • Magnetita
  • Ilita
  • Caolín
  • Arena
  • Grafito
  • Obsidiana
  • Feldespato
  • Yeso
  • Borosilicato
  • Carbón mineral
  • Silicio
  • Limonita
  • Calcopirita

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Sólidos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-solidos/