20 Ejemplos de Química Orgánica

Química Orgánica

La química orgánica o química del carbono se ocupa del estudio de los compuestos orgánicos, que son los que se componen de átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno, a menudo combinados con otros como nitrógeno, fósforo, azufre, hierro, magnesio, cloro y otros.

La química orgánica presta especial atención a los procesos de síntesis y degradación de este tipo de sustancias, que son las que regulan la mayoría de los procesos vitales.

El metabolismo de los hidratos de carbono o azúcares, de los lípidos o grasas, de las proteínas, de los ácidos nucleicos, de las vitaminas y de las hormonas, por ejemplo, está gobernado por una intrincada red de reacciones generales como la adición, la sustitución o la eliminación.

Existen reacciones características en la química orgánica, como la combustión de hidrocarburos, la saponificación o transesterificación de grasas, la polimerización de distintas moléculas, reacciones de condensación de núcleos aromáticos, reacciones de diazotización y muchas otras.

La química orgánica está completamente integrada a nuestro quehacer cotidiano y también a un sinnúmero de procesos de la industria. En el día a día, por ejemplo, al hacer una torta o una pizza, lo que estamos logrando es la fermentación de los hidratos de carbono contenidos en la harina: al leudar la masa se forma gas carbónico, que es lo que le da la aireación a los productos panificados.

La producción de medicamentos, pinturas y barnices, plaguicidas, plásticos, conservantes para alimentos, cosméticos, entre muchos otros, se basa en reacciones orgánicas de diferente tipo; a menudo estas son bastante complejas.

Estudio de la química orgánica

El concepto de “química orgánica” fue introducido en 1807 por Berzelius, para referirse a los compuestos que procedían de los recursos naturales. Para aquella época se solía pensar que los compuestos relacionados con la vida tenían un componente “vital” que los hacía diferentes de los inorgánicos, además se consideraba que no era factible preparar en el laboratorio un compuesto orgánico.

Sin embargo, en 1828 Friederich Wöhler consiguió convertir cianato de plomo en urea por tratamiento con amoniaco acuoso. De este modo fue posible obtener un producto típicamente orgánico a partir de una sal inorgánica. Ya son más de diez millones los compuestos orgánicos que el hombre ha logrado sintetizar y aprovechar.

Para facilitar el estudio de la química orgánica se han definido un gran número de grupos funcionales, como epóxido, haloalcano, hidrazona, hidroxilo, imida, imina, isocianato, isonitrilo, isotiocianato, cetona, metilo, metileno, nitrilo, compuestos nitrosos, organofosforados, oximas, peróxido, fosfonatos, ácido fosfónico, derivados de piridina, sulfonas, sulfonatos, sulfóxidos, tiocianato e isotiocianato, tioéster, tiocetona, tiol, urea, y he aquí otros 20 ejemplos:

Ejemplos de química orgánica

acetiloaminas
acetoxicompuesto azo
ácidoderivados del benceno
alcoholcarbeno, carbonilo
aldehídoácido carboxílico
alcanocianato
alquenodisulfuro
alquinodioxirano
alcoxiéster
amidaéter

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Química Orgánica". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-quimica-organica/