20 Ejemplos de oraciones exclamatorias

Las oraciones exclamatorias son aquellas que cumplen la función de expresar sentimientos que hacen al emisor reaccionar con énfasis, de modo que dichas oraciones se suelen destacar por sobre las demás.

Si bien existen algunos ejemplos de oraciones que la sociedad en general toma como típicas del modo exclamativo, lo cierto es que cualquier oración puede ser exclamatoria en la medida que sea emitida con la entonación correspondiente.

Algunas expresiones exclamatorias conforman oraciones del tipo unimembre, que simplemente marcan una reacción repentina o un sentimiento, como ‘¡Qué sorpresa!’ o ‘¡Viva la patria!’.

Es importante mencionar que en el momento en el que una oración expone su carácter exclamatorio, pierde en cierta medida su vocación de enunciar o describir algo, aun cuando no deja de hacerlo. Por ejemplo, si escuchamos exclamar  ‘¡Se terminó la guerra!’, seguramente percibimos que quien lo dice está celebrando ese hecho, y no solamente comunicándolo.

Función de las oraciones exclamativas

Aunque la función informativa sigue existiendo (pues el núcleo de la oración expresa algo que está pasando), se matiza la importancia del verbo para darle un lugar sobresaliente a los sentimientos del emisor.

Las oraciones exclamatorias manifiestan pues sorpresa, admiración, euforia, alegría, tristeza, decepción, preocupación o peligro, entre muchos otros sentimientos o emociones.

La mayor o menor tendencia a utilizar oraciones exclamatorias distingue a algunos usuarios de la lengua. Algunos comunicadores casi nunca hacen uso de este tipo de oración, mientras que otros hacen uso y abuso.

Esto genera por cierto una suerte de ‘devaluación’ de la exclamación, como sucede frecuentemente con muchos animadores televisivos o relatores deportivos: con tanta frecuencia destacan y se maravillan de algunos acontecimientos que a la larga sus espectadores u oyentes terminan por ser casi indiferentes a tales expresiones.

Las exclamaciones a veces pretenden ser irónicas, en estas el sentido se invierte. Así, una oración que supuestamente expresa alegría o entusiasmo puede estar buscando demostrar desencanto o aburrimiento.

O manifestaciones de sorpresa pueden pretender expresar que algo es conocido desde mucho tiempo antes.

Se debe ser oportuno en el empleo de tales exclamaciones si no se quiere parecer irrespetuoso o falto de consideración hacia el prójimo.

Ejemplos de oraciones exclamatorias

  1. ¡No me digas!
  2. ¡Todo tengo que hacerlo yo!
  3. ¡Cada día te extraño más!
  4. ¡Feliz cumpleaños!
  5. ¡Este aparato es un desastre!
  6. ¡Qué mal jugó tu hermano ayer!
  7. ¡Qué golazo!
  8. ¡No pude resolver ni una sola pregunta!
  9. ¡Qué mujer más bonita!
  10. ¡Viva la revolución!
  11. ¡Auxilio! ¡Sáquenme de aquí!
  12. ¡Todos a correr diez vueltas alrededor de la cancha!
  13. ¡Corre por tu vida!
  14. ¡Cómo que no vas a venir a mi fiesta!
  15. ¡Pero quién te has creído!
  16. ¡Vete a dormir de una buena vez!
  17. ¡Nunca haces nada por la casa!
  18. ¡Ay, ay, ay!
  19. ¡Qué falta de respeto!
  20. ¡Qué lindo que te queda ese vestido!

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de oraciones exclamatorias. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-oraciones-exclamatorias/

Un comentario en “20 Ejemplos de oraciones exclamatorias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar
Ocultar