20 Ejemplos de Oraciones Adversativas

Oraciones Adversativas

Las oraciones adversativas incluyen una oposición de sentido, es decir, contraponen dos ideas que en principio no son compatibles. En el logro de esta oposición de sentido es clave el papel de los nexos adversativos: palabras o conjunto de palabras que construyen esta oposición.

El español dispone de numerosas conjunciones adversativas o nexos adversativos. Entre ellos: ‘sin embargo’, ‘pero’, ‘mas’,  ‘sino’, ‘aunque’, ‘con todo’ y ‘no obstante’, que son muy usados y pertenecen a los genuinamente “restrictivos” ─esto es, los que restan parcialmente significado a lo expresado─

Y otros como ‘a pesar de’, ‘pese a que, ‘aun cuando’, ‘aun si’, ‘aun sin’ o ‘incluso si’. A estos últimos se los llama a veces “exclusivos”, porque lo que están marcando es que aun en el caso de que se dé una situación A, otro evento B no ocurrirá.

Cuando nos comunicamos, no siempre nuestras ideas son categóricas y están ya preconfiguradas en nuestra mente; muchas veces nuestro discurso se va matizando con la reflexión momentánea, y sucede que necesitamos reencauzar nuestros enunciados con una lógica y una coherencia discursiva.

Es entonces cuando viene en nuestro auxilio la riqueza de la lengua, que ofrece la posibilidad de restringir el significado de lo expresado precedentemente, restricción que puede ser total o parcial. De modo que se pueden oponer ideas de una manera relativamente sencilla, haciendo uso de los citados nexos, que ayudan a construir las oraciones adversativas.

Las oraciones adversativas son oraciones compuestas, lo que significa que contienen dos o más suboraciones que funcionan con cierta independencia sintáctica. También cabe aclarar que el orden no es fijo, y que puede nombrarse al evento B antes que al evento A.

Ejemplos de oraciones adversativas

A continuación se presentan algunas oraciones adversativas a modo de ejemplo:

  1. No es muy listo, pero pone muchísima voluntad.
  2. Trajo todo los sweaters que le pedí; sin embargo, el modelo ese con canutillos se lo olvidó.
  3. Quiso escapar de ese lugar, mas ya era demasiado tarde.
  4. Chocó de frente, pero solo se le abolló el paragolpes.
  5. Aun cuando nadie se lo esperaba, se presentó el día de la boda.
  6. No me conviene demasiado comprar ese auto; no obstante, es mejor que quedarse con el efectivo en la mano.
  7. Me presenté en esa oficina a las seis de la mañana; aun así, no llegué a ser atendido.
  8. No firmaré esa hipoteca aun cuando me juren de palabra que la obra se terminará este mes.
  9. A pesar de lo mucho que luchó, la cruel enfermedad lo venció.
  10. Me conviene vivir en una zona céntrica, incluso si me asignan a la sucursal Flores.
  11. Aunque venda todo lo que tengo no llego a esa cifra.
  12. No llevó ese documento, pese a mi reiterado consejo.
  13. No quiero que me lo traigan a mi casa, sino que lo tengan listo para cuando yo llegue.
  14. Aun sin saber que firmaríamos esa misma tarde, se presentó con toda la documentación.
  15. Llevaba tarjetas de débito y crédito; sin embargo, en ese pueblito solo circulaba el efectivo.
  16. No aceptaría ese cargo incluso si me lo ofrecieran hoy mismo.
  17. Puedo esperarte hasta el mes que viene, pero no mucho más.
  18. Se tomó el primer taxi que vio; aun así llegó tarde.
  19. Pese a lo que se esforzó, no logró quedar entre los seleccionados.
  20. Se reunió en campaña casi 100000 firmas; con todo, no se pudo lograr que el tema se trate en la legislatura.

Puede servirte