20 Ejemplos de Números Enteros

Números Enteros

Los números enteros son aquellos que expresan una unidad completa, de modo que no tienen parte entera y parte decimal. Eventualmente los números enteros pueden concebirse como fracciones cuyo denominador es el número uno.

Cuando somos pequeños nos tratan de enseñar las matemáticas con un acercamiento a la realidad y nos dicen que los números enteros representan aquello que existe a nuestro alrededor pero que no se puede fraccionar (personas, pelotas, sillas, etc.), mientras que los números decimales representan aquello que se puede fraccionar del modo deseado (azúcar, agua, distancia a un lugar).

Esta explicación es un tanto simplista e incompleta, pues los números enteros también comprenden, por ejemplo, a los números negativos, que escapan a este abordaje. Los números enteros, además, pertenecen a una categoría mayor: son a su vez racionales, reales y complejos.

Ejemplos de números enteros

Aquí se listan varios números enteros a modo de ejemplo, aclarando también la forma en la que se los debe nombrar con palabras en español:

  • 430 (cuatrocientos treinta)
  • 12 (doce)
  • 2.711 (dos mil setecientos once)
  • 1 (uno)
  • -32 (menos treinta y dos)
  • 1.000 (mil)
  • 1.500.040 (un millón quinientos mil cuarenta)
  • -1 (menos uno)
  • 932 (novecientos treinta y dos)
  • 88 (ochenta y ocho)
  • 1.000.000.000.000 (un billón)
  • 52 (cincuenta y dos
  • -1.000.000 (menos un millón)
  • 666 (seiscientos sesenta y seis)
  • 7.412 (siete mil cuatrocientos doce)
  • 4 (cuatro)
  • -326 (menos trescientos veintiséis)
  • 15 (quince)
  • 0 (cero)
  • 99 (noventa y nueve)

Características

Los números enteros representan la herramienta más elemental del cálculo matemático. Las operaciones más sencillas (como suma y resta) pueden hacerse sin problema con el solo conocimiento de los números enteros, tanto los positivos como los negativos.

Además, cualquier operación que involucre números enteros dará como resultado un número que también perteneciente a esa categoría. Lo mismo ocurre con la multiplicación, pero no así con la división: de hecho, cualquier división que involucre a la vez números pares e impares (entre muchas otras posibilidades) necesariamente dará como resultado un número que no es entero.

Los números enteros tienen una extensión infinita, tanto hacia adelante (en una recta que muestra los números, hacia la derecha, agregando cada vez una mayor cantidad de dígitos) como hacia atrás (a la izquierda de esa misma recta numérica, luego de pasar por el 0 y agregando dígitos precedidos por el signo “menos”.

Conociendo los números enteros puede interpretarse fácilmente uno de los postulados básicos de la matemática: ‘para cualquier número, siempre habrá un número mayor’, de lo que se desprende que ‘para cualquier número, siempre habrá infinitos números mayores’.

Por el contrario, no sucede lo mismo con otro de los postulados que demanda la comprensión de los números fraccionarios: ‘entre dos números cualesquiera, siempre habrá un número’. De este último se desprende también que habrá infinitos.

En cuanto a su forma de expresión escrita, los números enteros mayores a mil suelen escribirse colocando un punto o dejando un espacio fino cada tres dígitos, empezando por la derecha. Esto es diferente en el idioma inglés, en el que para separar las unidades de mil se usan comas en vez de puntos, reservándose los puntos precisamente para los números que incluyen decimales (es decir, los no enteros).

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Números Enteros. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-numeros-enteros/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar
Ocultar