20 Ejemplos de Normas Permisivas y Prohibitivas

Normas Permisivas y Prohibitivas

Cuando hablamos de normas permisivas y prohibitivas en el Derecho nos referimos a una clasificación específica de las normas jurídicas, de acuerdo a la cual se distingue entre las que impiden o deniegan la posibilidad de llevar algo a cabo (prohibitivas) y las que, por el contrario, reconocen o aclaran un derecho establecido (permisivas).

Esta clasificación se establece, como es evidente, en base a la naturaleza del mandato que las normas entrañan. Una tercera categoría posible serían las normas imperativas, que ordenan o comandan expresamente alguna cosa o definen los requisitos necesarios para llevarla a cabo.

Las normas jurídicas

Una norma jurídica es una ordenanza de tipo legal emitida por alguna autoridad para ordenar el comportamiento humano en sociedad, es decir, imponer deberes y conferir derechos, y cuyo incumplimiento suele conducir a sanciones de naturaleza legal o jurídica.

En esa medida toda norma jurídica es:

  • Heterónoma. Es impuesta por otro, proviene de un pacto social que tiene lugar fuera de la subjetividad del individuo.
  • Coercitiva. Todo el aparato del Estado, así como la opinión pública y la mirada de la colectividad velan por el cumplimiento de las normas jurídicas. De hecho, un individuo cualquiera puede exigir mediante el uso de la fuerza su cumplimiento.
  • Externa. Se exige el cumplimiento de la norma, sin importar que exista o no convencimiento en el individuo que la acata respecto a su conveniencia, o incluso sin importar si existe o no su conocimiento.

En líneas generales, todo ordenamiento jurídico se expresa a través de un conjunto de disposiciones o normas jurídicas. Su rol es el de velar porque no se quebrante el orden común, ni se abandonen las normas de convivencia.

Ejemplos de normas permisivas

  1. El derecho a la identidad. Las disposiciones jurídicas que proveen a las personas de acceso a una identidad legal, a una documentación propia y a un nombre, por ejemplo, obedecen a una normativa jurídica que establece dicho derecho para todos por igual y sin excepciones.
  2. El derecho a la propiedad. Uno de los derechos más arduamente defendidos por la sociedad capitalista y también más cuestionados por el pensamiento de izquierdas, se encuentra contemplado en la normativa jurídica que le permite a un individuo poseer de manera privada los bienes que pueda comprar o heredar mediante procedimientos legales y honrados.
  3. El derecho a un justo proceso. Ningún individuo culpable de un delito de cualquier naturaleza estará despojado del derecho a una legítima defensa y un proceso judicial adecuado, en el que se escuchen sus alegatos y pueda defender sus intereses. La normativa que así lo garantiza forma parte de los llamados derechos humanos y son, en teoría, inalienables.
  4. El derecho a guardar silencio. Esta fórmula es muy frecuentemente invocada en las series de televisión policiales o las películas de detectives, cuando finalmente apresan al antagonista. Se trata de un derecho común a todo detenido, en el cual se le permite refugiarse en el silencio hasta contar con la presencia de un abogado.
  5. El derecho a participar políticamente. Todo ciudadano que cumpla con los requisitos de edad y estado legal dispuestos en el código electoral de su nación podrá participar de los comicios políticos cuando así lo disponga, ya que existen normativas jurídicas que se lo permiten y que amparan su derecho a elegir la representación política que mejor estime conveniente para sus intereses.
  6. El derecho a la educación. Los ciudadanos de los países del mundo tienen derecho a recibir una educación que garantice su ingreso a la sociedad y que le transmita los valores que ésta promueve. Esto forma parte también de los llamados derechos humanos.
  7. El derecho a la información. La ciudadanía tiene derecho a informarse respecto a lo que ocurre en su país mediante los medios de comunicación que estime convenientes, sin importar su tendencia política o sus intereses personales, y sin que otros decidan por él lo que puede o debe saber. Esta norma jurídica es de especial interés a la hora de evaluar el desempeño de tanto medios de comunicación como de entidades reguladoras estatales.
  8. El derecho a una justa retribución por su trabajo. Otro derecho fundamental del hombre estipula que cada quien debe recibir el justo salario por sus esfuerzos y servicios, es decir, la justa retribución de su trabajo, sea el que sea.
  9. El derecho al libre tránsito. Nadie excepto las fuerzas del orden público, y teniendo una justa razón para ello, puede impedirle a otra persona el libre desplazamiento por el territorio de su nación. Esta norma jurídica cobra realce cuando se trata del derecho a la protesta, por ejemplo, que a menudo significa cerrar calles e impedir el tránsito automotor.
  10. El derecho a la protesta. Existen normas jurídicas que velan por la libertad de cada quien de protestar de manera pacífica, sin que ello se traduzca en perjuicios para su persona, los suyos o sus bienes tangibles o intangibles.

Ejemplos de normas prohibitivas

  1. La prohibición del robo. Los cimientos de la sociedad según la entendemos pasa por el entendimiento de que los bienes son escasos y las necesidades infinitas, por lo que cada individuo deberá ganarse su acceso a los mismos: mediante trabajo o capitales. De allí que apropiarse de los bienes ajenos contravenga el sentido mismo del reparto del trabajo y el bienestar común y esté expresamente prohibido y penalizado legalmente con cárcel.
  2. La prohibición del asesinato. Otra de las prohibiciones fundamentales de la vida en sociedad, fruto del monopolio de la violencia atribuido al Estado. Ninguna persona deberá poder acabar con la vida de otra, excepto en casos de legítima defensa de la propia. Contravenir esta norma acarrea severas sanciones legales, como años de prisión o, en algunos países, la propia muerte.
  3. La prohibición de la poligamia. Si bien en algunas sociedades el patriarcado se afianzó tanto que condujo a la legalización de los matrimonios múltiples (un hombre puede tener varias esposas), en Occidente la poligamia (estar casado con varias personas a la vez) es un delito punible por ley, ya que se encuentra expresamente prohibido.
  4. La protección del menor. Desde la separación jurídica de los niños y los adultos, más o menos en el siglo XX, la protección de los infantes se expresa jurídicamente en la prohibición de tener relaciones amorosas o eróticas con ellos, en la prohibición del trabajo infantil y otra serie de medidas prohibitivas de esa naturaleza.
  5. La prohibición de la desnudez. Excepto en ámbitos íntimos, médicos o artísticos, en nuestras sociedades la desnudez y los actos impúdicos deben llevarse a cabo fuera del espacio público. Se encuentra prohibido mostrarse sin ropa en la calle, por ejemplo.
  6. Los reglamentos de tránsito. En los reglamentos de tránsito automotor de los países se contemplan las leyes a cumplir cuando a cargo de un vehículo, lo que incluye varias prohibiciones, como la de conducir en sentido contrario al indicado, aparcar en zonas no permitidas o circular sin los permisos adecuados.
  7. La prohibición de fumar. Con mucha vigencia a finales del siglo XX, las normas jurídicas que prohíben fumar cigarrillos y tabacos en espacios públicos como los aeropuertos o en el interior de los restaurantes se han extendido a la mayoría de los países occidentales, ya que este hábito representa un perjuicio para la salud no sólo del fumador, sino de los transeúntes.
  8. La sanción de la infidelidad. Si bien se trata de un asunto de índole moral y no jurídico, y ninguna persona irá a prisión por haberle sido infiel a su pareja, sí existen normas jurídicas que contemplan la infidelidad como un causal de divorcio, por lo cual se encuentra tácitamente prohibido.
  9. La prohibición de la estafa. Hacerse con el dinero de otros mediante mecanismos engañosos o fraudulentos es también un delito punible por ley, ya que contraviene la buena fe que las leyes promueven en todo tipo de transacción comercial.
  10. La prohibición del aborto. Este es un tema muy polémico en las sociedades occidentales, ya que diversas agrupaciones feministas y de derechos de la mujer exigen normas permisivas para regular la interrupción legal de un embarazo, pero los sectores más conservadores de la sociedad defienden las normas prohibitivas, que establecen sanciones incluso de cárcel para las mujeres que incurran en esta práctica.

Puede servirte:

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Normas Permisivas y Prohibitivas. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-normas-permisivas-y-prohibitivas/
Mostrar
Ocultar