20 Ejemplos de Metales y No metales

Metales y no metales

Toda la materia conocida se compone de átomos, a partir de los 112 elementos químicos que integran la tabla periódica. Dichos elementos se clasifican, de acuerdo a su naturaleza y sus propiedades, en metales y no metales.

Sólo 25 de los 112 elementos son metálicos, provenientes por lo general de minerales y con propiedades e interacciones eléctricas estudiadas a fondo por la química inorgánica. En cambio, el resto de los elementos, los no metálicos, son necesarios para la vida y componen las distintas formas de la materia orgánica conocida.

Diferencias entre metales y no metales

Los metales y no metales se distinguen en sus propiedades fundamentales y sus tipos de reacciones posibles.

  • Los metales son, con la excepción del mercurio, sólidos a temperatura ambiente. Son lustrosos, más o menos dúctiles y maleables, y son buenos conductores de la electricidad y del calor. En contacto con el oxígeno o con ácidos, se oxidan y corroen (pérdida de electrones) ya que sus capas exteriores poseen una baja incidencia de electrones (3 o menos).
  • Los no metales, en cambio, suelen ser pobres conductores de electricidad y calor, de apariencias muy variadas y puntos de fusión por lo general muy por debajo de los metales. Muchos existen sólo en fórmula biatómica (molecular), pueden ser blandos como el azufre o duros como el diamante, y pueden ser hallados en cualquiera de los tres estados de la materia: gaseosos, líquidos y sólidos. Su apariencia, además, no suele reflejar la luz y pueden tener diversos colores.

Por último, los elementos metálicos suelen unirse por relaciones electromagnéticas (iones cargados), mientras que los no metálicos forman estructuras moleculares complejas a través de enlaces de diversa naturaleza (de hidrógeno, peptídicos, etc.). De allí que la química orgánica o de la vida sea la de estos últimos, si bien los cuerpos vivientes se componen de combinaciones de ambos tipos de elementos.

Ejemplos de metales

  1. Hierro (Fe). Llamado también fierro, es uno de los metales más abundantes de la corteza terrestre, que compone el corazón mismo del planeta, en donde se halla en estado líquido. Su propiedad más llamativa, aparte de su dureza y fragilidad, es su gran capacidad ferromagnética. A través de alearlo con carbono es posible obtener el acero.
  2. Magnesio (Mg). Tercer elemento más abundante de la tierra, tanto en su corteza como disuelto en los mares, jamás se presenta en la naturaleza en estado puro, sino como iones en sales. Es indispensable para la vida, aprovechable para aleaciones y altamente inflamable.
  3. Oro (Au). Un metal precioso de color amarillo, blando, brillante, que no reacciona con la mayoría de las sustancias químicas excepto con el cianuro, el mercurio, el cloro y la lejía. A lo largo de la historia jugó un papel vital en la cultura económica humana, como símbolo de la riqueza y respaldo de las monedas.
  4. Plata (Ag). Otro de los metales preciosos, es blanco, brillante, dúctil y maleable, se halla en la naturaleza como parte de diversos minerales o como pencas puras del elemento, ya que es muy común en la corteza terrestre. Es el mejor conductor de calor y electricidad que se conoce.
  5. Aluminio (Al). Metal muy ligero, no ferromagnético, el tercero más abundante de la corteza terrestre. Es muy valorado en los oficios industriales y siderúrgicos, ya que a través de aleaciones puede obtenerse variantes de mayor resistencia pero que conserven su versatilidad. Posee una baja densidad y muy buena resistencia a la corrosión.
  6. Níquel (Ni). Metal blanco muy dúctil y muy maleable, buen conductor de electricidad y calor, además de ser ferromagnético. Es uno de los metales densos, junto con el iridio, osmio y el hierro. Es vital para la vida, pues forma parte de numerosas enzimas y proteínas.
  7. Zinc (Zn). Se trata de un metal de transición parecido al cadmio y al magnesio, empleado a menudo en procesos de galvanización, es decir, recubrimiento protector de otros metales. Es muy resistente a la deformación plástica en frío, por lo que se le trabaja por encima de los 100 °C.
  8. Plomo (Pb). El único elemento capaz de detener la radiactividad es el plomo. Es un elemento muy particular, dada su flexibilidad molecular única, facilidad de fundición y resistencia relativa a ácidos fuertes como el sulfúrico o el clorhídrico.
  9. Estaño (Sn). Metal pesado y de fácil oxidación, empleado en muchas aleaciones para brindar resistencia a la corrosión. Cuando se lo dobla, produce un sonido muy característico que se ha bautizado como el “grito del estaño”.
  10. Sodio (Na). El sodio es un metal alcalino blando, plateado, presente en la sal marina y en el mineral llamado halita. Es sumamente reactivo, oxidable y posee una reacción exotérmica violenta cuando se lo mezcla con agua. Es uno de los componentes vitales de los organismos vivos conocidos.

Ejemplos de no metales

  1. Hidrógeno (H). El elemento más común y abundante del universo, es un gas que se encuentra tanto en la atmósfera (como molécula diatómica H2) como formando parte de la gran mayoría de los compuestos orgánicos, y también ardiendo por fusión en el corazón de las estrellas. Es también el elemento más ligero, inodoro, incoloro e insoluble en agua.
  2. Oxígeno (O). Indispensable para la vida y aprovechado por los animales para sus procesos de obtención de energía (respiración), este gas (O2) altamente reactivo forma óxidos con casi todos los elementos de la tabla periódica excepto los gases nobles. Forma casi la mitad de la masa de la corteza terrestre y es vital para la aparición de agua (H2O).
  3. Carbono (C). El elemento central de toda la química orgánica, común a todos los seres vivientes conocidos y parte de más de 16 millones de compuestos que lo requieren. Se encuentra en la naturaleza en tres distintas formas: carbón, grafito y diamantes, los cuales poseen la misma cantidad de átomos, pero dispuestos de formas diferentes. Junto al oxígeno forma el dióxido de carbono (CO2) indispensable para la fotosíntesis.
  4. Azufre (S). Un elemento blando, abundante y de olor característico, es común a la actividad de casi todos los organismos vivientes, y abundante en contextos volcánicos. Amarillento e insoluble al agua, es esencial para la vida orgánica y sumamente útil en procesos industriales.
  5. Fósforo (P). A pesar de nunca hallarse en estado nativo en la naturaleza, forma parte indispensable de numerosos compuestos orgánicos y de los seres vivos, tales como el ADN y el ARN, o el ATP. Es muy reactivo y al contacto con el oxígeno emite luz.
  6. Nitrógeno (N). Gas normalmente diatómico (N2) que constituye el 78% del aire de la atmósfera y está presente en numerosas sustancias orgánicas como el amoníaco (NH3), a pesar de ser un gas de baja reactividad en comparación con el hidrógeno o el oxígeno.
  7. Helio (He). El segundo elemento más frecuente del universo, sobre todo como producto de la fusión estelar del hidrógeno, a partir del cual surgen elementos más pesados. Se trata de un gas noble, es decir, de casi nula reactividad, incoloro, inodoro y muy ligero, empleado a menudo como aislante o como refrigerante, en su forma líquida.
  8. Cloro (Cl). El cloro en su estado más puro es un gas (Cl) amarillento sumamente tóxico y de olor desagradable. Sin embargo, es abundante en la naturaleza y forma parte de numerosas sustancias orgánicas e inorgánicas, muchas de las cuales son indispensables para la vida. Junto al hidrógeno forma el ácido clorhídrico (HCl), uno de los más poderosos que existen.
  9. Yodo (I). Elemento del grupo de los halógenos, es poco reactivo y electronegativo, a pesar de lo cual se le emplea en medicina, en las artes fotográficas y como colorante. A pesar de ser un no metal, presenta curiosas características metálicas y es reactivo al mercurio y al azufre.
  10. Selenio (Se). Insoluble en agua y en alcohol, pero soluble en éter y disulfuro de carbono, este elemento presenta propiedades fotoeléctricas (convierte luz en electricidad) y es parte necesaria de la fabricación del vidrio. Es además un nutriente de todas las formas de vida, indispensable para muchos aminoácidos y presente en numerosos alimentos.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Metales y No metales. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-metales-y-no-metales/
Mostrar
Ocultar