20 Ejemplos de Materiales Ferrosos y No Ferrosos

Materiales Ferrosos y No Ferrosos

Cuando se habla de materiales ferrosos y no ferrosos (o férricos), se hace referencia a materiales metálicos exclusivamente, de acuerdo a la presencia o ausencia de hierro como uno de sus componentes.

A excepción del hierro puro (en sus diversos grados), la mayoría de los metales ferrosos son producto de aleaciones o mezclas de hierro y otros materiales, como el carbono. Mientras que los metales no ferrosos pueden ser o bien elementales (constituidos de un único elemento atómico) u otras aleaciones desprovistas de hierro.

Propiedades de los materiales ferrosos

Los materiales ferrosos, el cuarto tipo de metales más comunes de la corteza terrestre, se distinguen de los no ferrosos en su combinación de resistencia, maleabilidad, gran conducción del calor y de la electricidad, así como en la posibilidad de reutilizarlos a partir de su fundición y nueva forja, pero sobre todo por su alta respuesta a las fuerzas magnéticas (ferromagnetismo).

Gracias a esto último, puede separarse el material ferroso del no ferroso en los desechos urbanos a partir de procedimientos de separación magnética.

A todo ello se debe que sean sumamente demandados a nivel industrial en el mundo entero, constituyendo entre el 1 y 2% de toda la basura doméstica (sobre todo latas de alimentos), debido a su precio relativamente bajo y su gran capacidad de aleación con otros metales para ganar nuevos atributos y mejorar sus propiedades.

Tipos de materiales ferrosos

La totalidad de los metales ferrosos encajan en alguno de estos tres tipos, de acuerdo a los elementos que los componen:

  • Hierro puro y hierro dulce. Con bajísimas cantidades de carbono o, aunque poco frecuente, en estado de pureza.
  • Aceros. Aleaciones de hierro y otros materiales (carbono y silicio, principalmente), en los que este último material no excede nunca el 2% del contenido.
  • Fundiciones. Con presencia de carbono u otros materiales en una medida superior al 2%.

Ejemplos de materiales ferrosos

  1. Hierro puro. Este material, de los más abundantes del planeta, es un metal gris plateado de capacidad magnética, gran dureza y densidad. Se le considera puro cuando se integra en un 99,5% de átomos del mismo elemento y, sin embargo, no es demasiado útil, dada su fragilidad (es quebradizo), su punto de fusión elevado (1500 °C) y veloz oxidación a condiciones normales.
  2. Hierro dulce. También llamado hierro forjado, posee un contenido de carbono ínfimo (no alcanza el 1%) y es una de las variedades comerciales más puras que existen del hierro. Es útil para aleaciones y para la forja, tras calentarlo a altísimas temperaturas y martillado al rojo vivo, pues enfría y endurece muy rápidamente.
  3. Acero al carbono. Conocido como acero de construcción, es uno de las principales derivados del hierro que se produce en la industria siderúrgica y de los más empleados en el mundo. Se produce a partir de la mezcla con carbono en proporciones variables: 0,25% en el acero dulce, 0,35% en el semidulce, 0,45% en el semiduro y 0,55% en el duro.
  4. Acero al silicio. Llamado también acero eléctrico, acero magnético o acero para transformadores, lo cual revela ya en qué industria se utiliza mayormente, es producto de una aleación del hierro con un grado variable de silicio (del 0 al 6,5%), así como manganeso y aluminio (0,5%). Su principal virtud es la de tener una muy alta resistencia eléctrica.
  5. Acero inoxidable. Esta aleación del hierro es muy popular, dada su alta resistencia a la corrosión y a la acción del oxígeno (oxidación), producto de su fabricación a partir de cromo (10 a 12% como mínimo) y otros metales como molibdeno y níquel.
  6. Acero galvanizado. Se llama así al hierro recubierto de una capa de zinc, que al ser un metal mucho menos oxidable, lo protege del aire y retarda considerablemente su corrosión. Esto es sumamente útil para fabricar piezas de tubería y herramientas de plomería.
  7. Acero de Damasco. El origen de este tipo específico de aleación se supone al Oriente Medio (La ciudad siria de Damasco) entre los siglos XI y XVII, cuando las espadas de este material se cotizaron ampliamente en Europa, debido a su gran dureza y filo “casi eterno”. Aún se debate cuál fue exactamente la técnica usada para obtenerlo en la época, si bien hoy en día se lo ha replicado para una amplia gama de cuchillos y utensilios cortantes de hierro.
  8. Acero “wootz”. Este acero se obtiene tradicionalmente mezclando residuos de hierro (menas o arrabio) con carbón de origen vegetal y cristal, en hornos a altas temperaturas. Esta aleación posee numerosos carburos que le hacen particularmente duro e indeformable.
  9. Fundiciones del hierro. Se llama así a las aleaciones de alto contenido de carbono (entre 2,14 y 6,67% típicamente) a las que se somete al hierro, para obtener sustancias de mayor densidad y fragilidad (fundiciones blancas) o más estables y mecanizables (fundiciones grises).
  10. Permalloy. Aleación magnética de hierro y níquel en diversas proporciones, caracterizado por una alta permeabilidad magnética y resistencia eléctrica, que lo hace ideal para elaborar sensores, cabezales magnéticos y otros implementos del ramo.

Ejemplos de materiales no ferrosos

cobre - material no ferroso

  1. Cobre. De símbolo químico Cu, es uno de los elementos de la tabla periódica. Es un metal dúctil y buen transmisor de la electricidad y el calor, por lo que suele empleársele abundantemente en las telecomunicaciones y no tanto en labores que exijan dureza.
  2. Aluminio. Otro gran conductor eléctrico y térmico, el aluminio es uno de los metales más populares hoy en día, debido a su baja densidad, ligereza y baja oxidación, así como bajísima toxicidad, por lo que es ideal para elaborar recipientes para alimentos.
  3. Estaño. Comúnmente empleado para proteger al acero de la oxidación, se trata de un metal denso y de color brillante, que al ser doblado emite un crujido al que llaman “grito de estaño”. Es muy blando y flexible a temperatura ambiente, pero al calentarlo se vuelve frágil y quebradizo.
  4. Cinc. Sumamente resistente al óxido y la corrosión, por lo que se le emplea a menudo en los procesos de galvanización, este elemento es ligero y económico por lo que posee una alta demanda industrial en nuestros tiempos.
  5. Latón. Se trata de una aleación de cobre y zinc (entre 5 y 40%), que mejora la resistencia a la tracción de ambos metales sin quitarles su ligereza y baja densidad. Es muy utilizado en la fabricación de herrajes, piezas de fontanería y herramientas en general.
  6. Bronce. Con una aleación de base de cobre y un añadido de 10% de estaño, se obtiene este metal más resistente que los latones y de suma ductilidad, que ha jugado un rol importantísimo en la historia de la humanidad, a punto tal de dar nombre a una edad de la civilización. Se emplea en estatuas, piezas accesorias y llaves, entre miles de otros usos.
  7. Magnesio. Muy abundante en la corteza terrestre y disuelto en las aguas del mar, este elemento metálico constituye ciertos iones esenciales para la vida en el planeta, a pesar de que no suele encontrarse en estado libre en la naturaleza, sino como parte de compuestos mayores. Reacciona con el agua y es sumamente inflamable.
  8. Titanio. Más ligero que el acero, pero también más resistente a la corrosión y de semejante dureza, es un metal abundante en la naturaleza (nunca en estado puro) pero costoso para el hombre, por lo que no demasiado empleado. Se le utiliza en la fabricación de prótesis médicas con mucha frecuencia.
  9. Níquel. Otro elemento químico metálico, de color blanco plateado y dúctil, maleable, duro, que es resistente a la oxidación y, a pesar de no ser ferroso, posee propiedades magnéticas muy notorias. También forma parte importante de numerosos compuestos orgánicos vitales.
  10. Oro. Otro de los metales preciosos, quizá el más conocido y codiciado dada su apreciación comercial y económica. Su color es amarillo brillante y se trata de un elemento dúctil, maleable y pesado, que reacciona al cianuro, mercurio, cloro y lejía.

oro - liquido

Puede servirte: Ejemplos de Materiales Maleables

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Materiales Ferrosos y No Ferrosos. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-materiales-ferrosos-y-no-ferrosos/
Mostrar
Ocultar