20 Ejemplos de
Lenguaje Denotativo

Lenguaje Denotativo

El lenguaje denotativo es aquel que se ajusta estrictamente a la realidad conocida por los hablantes y que tiene por intención única manifestar las cosas como son o como se presentan, de manera simple y clara para que puedan ser entendidas, sin el deseo de generar simbolismo o metamensaje alguno.

Tiene por función decir las cosas de manera directa. Generalmente se observa este lenguaje en ámbitos no literarios, como el informativo (periódicos, radio, comunicación oral), el académico o el profesional.

Cuando alguien se expresa haciendo uso del lenguaje denotativo, se anula la posibilidad de doble lectura, pues el mensaje es unívoco. El adjetivo denotativo se relaciona con el verbo ‘denotar’, que significa ‘indicar, anunciar, significar’.

Dicho verbo se opone al verbo ‘connotar’. Este alude a las palabras o expresiones que, además de su significado propio o específico, conllevan otro de tipo de valor expresivo.

Ejemplos de lenguaje denotativo

Se dan a continuación algunos ejemplos de uso del lenguaje denotativo:

  1. La función comienza a la 21.00.
  2. Me compraré el auto azul que te mostré ayer.
  3. La tarea consiste en responder las cinco preguntas del cuestionario entregado.
  4. Los gremialistas convocaron a un paro de 48 horas para el próximo jueves.
  5. La nafta súper aumentó un 4 %.
  6. Las vocales abiertas son ‘a’, ‘e’ y ‘o’; las cerradas, ‘i’ y ‘u’.
  7. Trabajo de 9 a 18.
  8. Cerrado por vacaciones
  9. No lo conozco a ese señor.
  10. Necesito una hoja blanca.
  11. Mi tío vive en Berazategui.
  12. Hubo un choque de autos en San Juan e Independencia
  13. Esta radio funciona a pilas o con electricidad.
  14. Tarjetas de crédito suspendidas
  15. El partido terminó 3 a 1.
  16. Saqué boleto para el tren de las 13.20.
  17. El agua hierve a 100 °C.
  18. El gasista dijo que hay una pérdida.
  19. Llovieron 50 mm en una sola tarde.
  20. La soja es una planta oriunda de China.

El lenguaje denotativo y el connotativo

Se puede decir que en el lenguaje denotativo prima el sentido explícito de las palabras, “el que figura en los diccionarios”, mientras que en el lenguaje connotativo priman sus valores figurados o sugeridos, incluso los simbólicos.

Otra manera de verlo es considerando que la denotación es más “indicativa”, mientras que la connotación es más “evocativa”. En el valor denotativo solo interviene el conocimiento del vínculo significado-significante que tiene el hablante sobre la base de sus competencias lingüísticas; en el connotativo intervienen muchos otros elementos psicosociales, mayormente basados en las experiencias acopiadas en relación con el mundo.

Por ejemplo, en el lenguaje denotativo una palabra como “perro” remite simplemente al animal mamífero de la familia de los cánidos, pero muchas personas, al oír la palabra “perro” pueden evocar valores asociados, agregados en el uso, como compañía, amistad, protección, fidelidad, incluso otros totalmente opuestos como maltrato o mala persona.

Por supuesto que muchas palabras o expresiones adquieren valor denotativo o connotativo en virtud del contexto.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Lenguaje Denotativo". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-lenguaje-denotativo/