20 Ejemplos de juegos de azar

Dentro de la dimensión de lo lúdico, puede decirse que todos los juegos orientados a adultos se caracterizan por premiar en una proporción importante a la habilidad, pero también suelen dejar una cuota librada al azar, para que a priori quien juega mejor no tenga asegurado el triunfo.

Dicho de otro modo, los juegos se componen de una gama de elementos y en general combinan en diversas proporciones los méritos propios y el fruto de la casualidad. Se podría decir que en el extremo opuesto a los que le dan un peso mayoritario al mérito (como el ajedrez, por ejemplo) se encuentran los juegos de azar.

En los juegos de azar la habilidad propia del jugador  casi no incide, y de hecho es imposible que alguien “juegue demasiado bien” o “demasiado mal” a un juego de azar. De todos modos, varios juegos considerados juegos de azar contienen una cuota de criterio o de habilidad de pensamiento, como los que involucran naipes.

Muchos pueblos han desarrollado juegos de azar básicos y primitivos: la posición de un objeto tras su caída (una moneda, pongamos por caso) son ejemplo de esto; en ese caso la predicción se transformó en un juego.

La convicción de que todos los jugadores desconocen el resultado y no pueden anticiparlo (al menos desde lo racional) pone en igualdad de condiciones a todos los participantes. Desde esta suerte de ‘democracia en la incerteza’ se cree que se originó el concepto de apostar por el resultado de un juego, independientemente de las capacidades individuales.

Los juegos de azar y el dinero

Aunque desde lo moral o lo ético el juego de azar por dinero suele ser condenado (por enaltecer el valor de la recompensa no basada en el esfuerzo), difícilmente pueda mencionarse algo que trascendió con tanta fuerza en casi todos las sociedades como los juegos de azar, y hoy pueden encontrarse en casi todas las grandes ciudades del mundo locales especialmente dedicados a los juegos de azar, conocidos como casinos.

En rigor de verdad, aquellos argumentos que se presentaban contra los casinos parecen haber tenido al menos algo de razón. Pasado el tiempo, los juegos de azar se transformaron en un placer o entretenimiento de los más adinerados, pero también en un mecanismo de escape para los más pobres: la ilusión de igualdad y de ganar una suma importante de dinero por un golpe de suerte en el casino ha sido causa de sufrimientos innecesarios para muchas familias.

Muchas personas transforman esos juegos en un padecimiento, adquiriendo una enfermedad conocida como ‘ludopatía’. En paralelo a esto, muchos otros investigaron desde distintas ópticas cuestiones ligadas a los juegos de azar.

La distribución matemática de las probabilidades, por ejemplo, es un ámbito en el que se trabajó intensamente intentando explicar por qué muchas personas ganan, al mismo tiempo que los casinos siempre se enriquecen.

Ejemplos de juegos de azar

  1. Ruleta
  2. Moneda (‘cara o seca’)
  3. Máquinas tragamonedas
  4. Póker
  5. Reloj (‘0-30,30-60’)
  6. Piedra, papel o tijera
  7. Carreras de caballos
  8. Dados
  9. Pase inglés
  10. Truco
  11. Rifa
  12. Chinchón
  13. Pronósticos deportivos
  14. Punto y banca
  15. Lotería
  16. Perinola
  17. Quiniela
  18. Tute
  19. Loto
  20. Black Jack

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de juegos de azar. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-juegos-de-azar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar
Ocultar