20 Ejemplos de Ironía

Ironía

La etimología de la palabra “ironía” se encuentra en el idioma griego e íntimamente asociada al arte de la oratoria y la retórica. Sócrates fue uno de los introductores de este recurso en el marco de los debates de aquel entonces, donde se trataron por primera vez en Occidente tan importantes cuestiones para la vida en sociedad.

En particular, buscaba convencer a los sofistas mediante su método de enseñanza por medio de la pregunta. La ironía es básicamente la ficción de decir algo para dar a entender lo contrario, de modo que solo es válida en situaciones comunicativas bastante específicas, pues entraña el riesgo de no ser decodificada como tal.

Aun así, estamos en permanente contacto con ellas y las tenemos perfectamente incorporadas a nuestra competencia expresiva, incluso los niños pequeños incorporan de sus mayores modos de hablar irónicos, y los emplean muy bien.

Ventajas de la ironía

La ironía permite a los individuos tener cierta relajación y humor en el marco de sus charlas, pero también tiene otras ventajas: en algunos casos, abre la posibilidad de decir algo sin hacerlo de un modo explícito y quizá agresivo, lo cual es necesario a veces. En cierto punto, la ironía bien empleada es un instrumento que ameniza la vida en sociedad.

Emparentada con la ironía existe otra figura del lenguaje: el sarcasmo, que es la manifestación de una burla por medio de la ironía: en vez de calificar negativamente a alguien, se lo califica positivamente para que él y todos los demás consideren que, obviamente, se trata de una crítica encubierta.

También se suele exagerar en un sentido algo, para dar a entender que sucedió lo contrario: la exageración cuanto menos despierta sospechas para el oyente, que comprenderá la intención opuesta.

En tercer término, pueden adjudicársele a alguien cualidades positivas y compararlas con las propias, que se destacan por su negatividad, cuando lo que se quiere es precisamente establecer una comparación que privilegia al hablante.

Claro que no solo se usa el término ironía para calificar a expresiones acotadas del habla. A menudo también se dice que algo es una ironía cuando el destino se interpone en la vida de las personas, generalmente  de manera adversa o incluso trágica, y ocurre lo contrario a lo que se espera que pase desde la lógica.

Ejemplos de ironía

Se ofrece a continuación una lista de ejemplos de expresiones que pueden resultar irónicas en ciertas situaciones, o de situaciones irónicas:

  1. ¡Menos mal que seguí tus consejos! (en forma de reproche, cuando algo sale mal)
  2. ¿No estás cansado de estudiar? (una madre a un joven que no estudia nada)
  3. Valoro mucho tu comentario (cuando alguien dice algo que no viene para nada al caso)
  4. ¡Claro que me encanta estar acá trabajando de 8 a 22! (a un compañero de trabajo)
  5. Pasé una hermosa tarde, llorando sola en mi habitación (a una amiga, tras una pelea con el novio)
  6. ¿Cuánto tiempo más tardarás? (cuando alguien está tardando mucho en hacer algo sencillo, a modo de reproche)
  7. ¡Qué bella es tu hermana! (la chica no es nada bonita)
  8. Cierto, tú eres muy inteligente, mientras yo soy un tonto (expresa indignación frente a una subestimación del otro)
  9. No te esperaba tan temprano (cuando alguien llega mucho más tarde que lo acordado)
  10. ¿Cómo fue tu visita a tu abuela? (cuando alguien olvida de cumplir una promesa, en este caso, ir a visitar a su abuela )
  11. Gracias por la multa, es justo lo que necesitaba (a un policía que nos multa por mal estacionamiento).
  12. Esta fiesta sí que fue un éxito (luego de una fiesta a la que no vino casi nadie)
  13. Matemática era la materia que más me costaba, hoy estudio ingeniería
  14. Antes se odiaban, ahora son mejores amigas
  15. Cuidado, no te desabrigues que anuncian nevadas (en un día de mucho calor)
  16. ¡Qué feliz que me hace tener que guardar lo que mis hijos dejan tirado! (una madre)
  17. ¡No sabés lo bien que la pasamos en ese viaje en auto: había embotellamientos en todos lados, se pinchó la goma, y encima diluviaba! (tras un viaje complicado)
  18. Se crió entre algodones y ahora tiene que trabajar, a sus 65 años.
  19. Nunca comí un asadito tan a punto (la carne se quemó).
  20. Seguí durmiendo, que tu cuarto se ordena solo (una madre a su hija adolescente)

Sigue con: Ejemplos de Sarcasmo e Ironía

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Ironía". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-ironia/