20 Ejemplos de Iones

Iones

Cuando el átomo o la molécula de una sustancia pierde su neutralidad eléctrica pasa a recibir la denominación de ion, el proceso asociado a la ganancia o pérdida de la dotación normal de electrones que caracteriza a la estructura atómica de un compuesto se llama ionización. Los conocimientos más básicos de la formación de iones son atribuidos al químico inglés Humphrey Davy (1778-1829) y a su discípulo, Michel Faraday (1791-1867).

Los iones cargados negativamente se generan por la ganancia de electrones y se conocen como aniones (porque son atraídos por el ánodo), en tanto que los cargados positivamente a raíz  de la pérdida de electrones, generalmente los de la capa más externa, se denominan cationes (pues estos, contrariamente a los aniones, son atraídos por el cátodo).

En los aniones, cada electrón del átomo, que es originalmente neutro, está fuertemente retenido por la carga positiva del núcleo; sin embargo y a diferencia de resto de los otros electrones del átomo, en los aniones el electrón adicional no está vinculado al núcleo por fuerzas de Coulomb, lo está por la polarización del átomo neutro. Debido a la adición de electrones, los aniones superan en tamaño al correspondiente átomo neutro.

A temperatura ambiente, muchos iones de signo opuesto se unen entre sí fuertemente siguiendo un esquema regular y ordenado que da lugar a la formación de cristales, como la sal de mesa que es el cloruro de sodio. A menudo las sales se ionizan con facilidad. Al presentarse disueltos, los iones son la base de importantes procesos industriales como la electrólisis y dan fundamento a elementos esenciales del mundo moderno como pilas y acumuladores. En los procesos de oxidaciones y reducciones enzimáticas, tan característicos de innumerables reacciones bioquímicas que ocurren en los seres vivos, participan diferentes iones.

Los elementos que normalmente presentan mayor facilidad para ionizarse positivamente, esto es, para perder electrones y así generar cationes son los metales y halógenos, ciertos no metales en general forman aniones, y los gases nobles como el helio o el argón no forman iones. El tamaño de los cationes es menor que el de los átomos a causa de la pérdida de electrones.

En general, los iones son químicamente más reactivos que las moléculas neutras y pueden ser monoatómicos o poliatómicos, inorgánicos u orgánicos.

Se listan a continuación 20 ejemplos de iones, incluyendo aniones, cationes, iones monoatómicos y pluriatómicos.

Ejemplos de iones

  1. Cloruros
  2. Sulfatos
  3. Nitratos
  4. Catión calcio
  5. Catión manganeso
  6. Hipoclorito
  7. Amonio
  8. Catión férrico
  9. Catión ferroso
  10. Catión magnesio
  11. Silicatos
  12. Boratos
  13. Permanganato
  14. Sulfuro
  15. Ortofosfato
  16. Metafosfato
  17. Carbonatos
  18. Citrato
  19. Malato
  20. Acetato

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Iones". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-iones/