20 Ejemplos de Hongos

Hongos

El nombre “hongos” es un término genérico para todo un reino de seres eucariotas (poseedores de células nucleadas) conocido como funghi, y que suele abarcar a las setas, los mohos y las levaduras (aunque más específicamente a las primeras), pues difieren de las plantas y de los animales en su estructuración bioquímica y en sus modos de alimentación y reproducción.

Por ejemplo, los integrantes del reino funghi poseen células dotadas de una pared bioquímica como las plantas, pero en vez de estar hecha de celulosa, lo está de quitina, el mismo compuesto del caparazón de los insectos. Al mismo tiempo, se reproducen de forma sexual y asexual, mediante la producción de esporas; son estructuras inmóviles a lo largo de sus existencias y se alimentan a través de fermentación de materia orgánica en numerosísimos y diversos hábitats posibles.

La biodiversidad de los hongos es muy amplia, existen hongos comestibles y venenosos, hongos parasitarios y silvestres, aprovechables por el hombre, coprófilos y pirófilos, pero por lo general requieren de condiciones específicas de humedad y nutrientes para desarrollarse.  Por eso es posible hallarlos desde desiertos, áreas salinas, expuestas a radiación ionizante o en el suelo de las selvas húmedas tropicales.

La rama de la ciencia que se dedica al estudio de este tipo de seres se conoce como Micología.

Ejemplos de hongos

Hongos - ejemplos

  1. Los champiñones comunes (Agaricus bisporus). Hongos alimenticios por excelencia, nativos de Europa y América del Norte, forman parte de numerosas vertientes gastronómicas y son ampliamente cultivados a escala mundial. Suele ser blanco, de hifa corta y sombrero redondo.
  2. Hongo reishi (Ganoderma lucidum). Hongo parásito de la corteza de numerosos tipos de árbol, distribuido en zonas tropicales y templadas, es una de las setas más antiguas que se conozca. Suelen ser de colores variables, con sombrero arriñonado y recubierto de una capa de laca.
  3. Seta cola de pavo (Trametes versicolor). Extremadamente común y variado en sus pigmentaciones, este hongo con forma de cola de pavo es considerado medicinal por la tradición china milenaria, usado incluso como inmunoayudante contra el cáncer. Suele crecer en cortezas de árboles, piedras o laderas húmedas.
  4. Oronja verde (Amanita phalloides). El temido hongo de la muerte, oronja mortal o cicuta verde, es uno de los especímenes de seta más venenosos conocidos. Al ser muy parecida a ciertos hongos comestibles, suele ser causa de envenenamiento letal, con efectos rápidos sobre el hígado y los riñones. Tienen un cuerpo delgado y largo, con sombrero ancho y amarillento.
  5. Mízcalos (Lactarius deliciosus). Llamados también níscalos o robellones, son hongos comestibles muy comunes en España, típicos de pinares y bosques mixtos. Afloran en otoño, con un cuerpo marrón y blanco de pie ahuecado y corto, que al romperse segrega un látex anaranjado. Se les cocina en guisos y a menudo como acompañante de las carnes.
  6. El “Pan de indio” (Cyttaria harioti). Llao llao o pan de indio, es un hongo parasitario de ciertos árboles patagónicos pampeanos (el ñire y el coihue en particular), de la región suramericana chilena y argentina. Son comestibles. Su aparición obstruye los conductos savianos del árbol y éste suele generar nudos para saltarse el bloqueo, lo cual es una señal reconocible de su presencia.
  7. El huitlacoche o cuitlacoche (Ustilago maydis). Hongo comestible, parásito del maíz, que ataca las mazorcas tiernas y adquiere la apariencia de una agalla grisácea que oscurece a medida que madura. En México su consumo se considera una herencia ancestral azteca, y numerosos platos se elaboran a partir de él.
  8. Hongos mongui (Psilocybe semilanceata). Midiendo entre 2 y 5 cm, con un sombrero acampanado de color blanco y marrón a medida que madura, este hongo alucinógeno europeo es muy usado como psicotrópico. Su efecto es contrario al de la serotonina, generando una activación y extroversión que a menudo puede tender a la paranoia y la manía.
  9. La falsa oronja (Amanita muscaria). Un hongo bastante común, tiene un característico sombrero rojo que puede confundirlo con una oronja y que, en sus primeros estadios, aparece cubierto de vellos blancuzcos. Es un conocido alucinógeno y neurotóxico, que envenena a los insectos que se posan sobre su sombrero y así mantiene su fuente de materia orgánica.
  10. Hongo de la penicilina (Penicillium chrysogenum). Gracias a la aparición accidental de este hongo en los resultados experimentales de Alexander Fleming, hemos descubierto el principal antibiótico de la historia, la penicilina. Hay toda una familia de hongos capaces de segregar esta sustancia medicinal.
  11. Oreja de Judas (Auricularia auricula-judae). Hongo comestible que crece en la corteza y ramas muertas de los árboles y tiene un característico color rosado, por lo que se le asocia a un pabellón auricular humano. Es comestible y se le atribuyen propiedades antibióticas y antiinflamatorias.
  12. Shitake (Lentinula edodes). Hongo comestible muy común en la gastronomía asiática, se le conoce también como “seta del bosque negro” o “seta de flor” a partir de sus respectivos nombres locales. Se la supone oriunda de China, donde es cultivada tradicionalmente sobre madera o en cultivos sintéticos. Su mayor productor mundial es Japón.
  13. Trufas negras (Tuber melanosporum). Otra variante de hongo comestible, muy apreciado debido a su aroma y sabor. Se da en el suelo en los inviernos europeos y posee un aspecto negruzco, de superficie verrugosa. Es típico aditamento gastronómico para los foie gras y distintas salsas.
  14. Candida humana (Candida albicans). Este hongo se halla usualmente en la boca, intestino y en la vagina, y está relacionado con la digestión de los azúcares vía fermentación. Pero a menudo puede volverse patógeno y generar una candidiasis, una enfermedad de transmisión sexual muy común y perfectamente curable.
  15. Pie de atleta (Epidermophyton floccosum). Este hongo es uno de los posibles responsables de la afección micótica de la piel humana (tiña), sobre todo cuando ésta se encuentra, como en el caso de los atletas, sometida a condiciones de calor y humedad excesivas. Forman colonias marrones amarillentas o negras verduzcas.
  16. Seta de terciopelo (Flammulina velutipes). Hongo comestible de largos tallos y colores variados, muy apreciados en la gastronomía japonesa por su textura crujiente y su abundancia en las cortezas de los árboles.
  17. Hongo bioluminiscente (Omphalotus nidiformis). Típico de Australia y Tasmania, así como la India, este hongo poseen una forma blanca de nido irregular, que arroja cierta luz en la oscuridad. Son una variante muy llamativa aunque tóxica y no comestible.
  18. Copica escarlata (Sarcoscypha coccinea). Hongo mundialmente presente, que crece en palos y ramas en descomposición en el suelo de los bosques húmedos, de típica forma redonda y rosada. Sus aplicaciones medicinales son conocidas, si bien su comestibilidad se encuentra aún bajo debate de los autores especializados.
  19. Hongo de la aflatoxina (Aspergillus flavus). Frecuente en maíz y maníes, así como alfombras largamente húmedas, este hongo está asociado con afecciones pulmonares y es altamente alergénico, capaz de segregar micotoxinas letales.
  20. Moho negro (Stachybotrys chartarum). Altamente tóxico, este moho aparece comúnmente en edificios abandonados en los que haya abundante materia orgánica, mucha humedad y poca presencia lumínica, amén de poco intercambio de aire. La inhalación de sus esporas produce envenenamiento y tos crónica, dependiendo de lo prolongado y lo intenso de la exposición a sus micotoxinas.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Hongos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-hongos/