20 Ejemplos de gerundio

El gerundio es uno de los tres tipos de verboides, es decir, de palabras que derivan de verbos pero que a menudo no cumplen en la oración la función propia de los verbos (que es la del núcleo del predicado), sino la de adverbio, integrándose a complementos circunstanciales.

Los otros verboides son:

  • Los infinitivos: que en ocasiones cumplen función de sustantivo.
  • Los  participios: que suelen cumplir el papel de adjetivos (aunque también pueden ser parte de frases verbales).

La categoría de los gerundios es bastante fácil de identificar a partir de su morfología, pues todos ellos finalizan en ‘ando’ o en ‘endo’.

Características de los gerundios

Semánticamente, los gerundios expresan la prolongación de una acción en el tiempo y pueden funcionar de dos maneras posibles:

  • Frase verbal: en estructuras del tipo ‘Juan está jugando con sus cubos’ (en cuyo caso forma parte del núcleo de ese predicado verbal)
  • Adverbio asociado a otro verbo: que es el principal y el núcleo del predicado (ejemplo: ‘Guille hace la tarea escuchando radio’). De esta manera pueden describir circunstancias de modo, de instrumento, etc., asociadas a la acción que describe el verbo principal.

Las formación del gerundio puede seguir un patrón regular (con la simple adición de los sufijos mencionados) o irregular, tal como sucede en los verbos terminados en ‘eír’ (como ‘reír’), en los que se invierte el orden de las vocales (gerundio: ‘riendo’), o los que tienen una ‘o’, que se modifica por ‘u’ (‘poder’, ‘pudiendo’).

Aunque en las frases verbales el verbo auxiliar que más comúnmente precede al gerundio es ‘estar’, también otros verbos pueden formar frases verbales con gerundio, como en los siguientes ejemplos: ‘vive hablando mal de mí’, o ‘nació pesando 3 kilos’.

Como se advierte, los gerundios son invariables en género y número, esto los diferencia de los verbos conjugados y también del participio, que flexiona en género y número.

El gerundio no puede cumplir función adjetiva modificando a un sustantivo. Es por eso que oraciones como ‘La caja conteniendo los documentos desapareció esa tarde’ es incorrecta.

Otra utilización habitual e incorrecta del gerundio es la de posterioridad: ‘Tomó el avión, llegando a Madrid al día siguiente’. Esta es una frase incorrecta, pues el gerundio solo puede denotar simultaneidad o anterioridad.

Funciones de los adverbios

Como se dijo, los gerundios pueden cumplir la función de adverbio y eso los lleva a funcionar en muchos casos como núcleos de los complementos circunstanciales de la oración, como en esta oración: ‘Trabajando en equipo se pueden lograr grandes cosas’.

Una última característica de los gerundios es la posibilidad de ser combinados con el objeto indirecto de una oración colocado en posición final, dando lugar a estructuras enclíticas. ‘Pasó la tarde explicándome ese teorema’ y ‘Poniéndote en esa posición no conseguirás nada’ son ejemplos de este caso.

Ejemplos de gerundios

  1. Construyendo
  2. Empezando
  3. Saliendo
  4. Riendo
  5. Felicitando
  6. Cotejando
  7. Trayendo
  8. Jugando
  9. Mintiendo
  10. Bailando
  11. Felicitando
  12. Sucediendo
  13. Cruzando
  14. Muriendo
  15. Tolerando
  16. Cantando
  17. Trabajando
  18. Fracasando
  19. Leyendo
  20. Sufriendo

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de gerundio. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-gerundio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar
Ocultar