20 Ejemplos de Elipsis

Elipsis

La elipsis permite construir oraciones más cortas y ser más breves en nuestras alocuciones. Los términos que más a menudo son elididos (esto es, suprimidos por elipsis) son los pronombres personales, los posesivos y los artículos (cuando se coordinan), los sustantivos y los verbos.

Continuamente recurrimos al uso de elipsis en nuestra comunicación cotidiana, pues se trata de la omisión de ciertos vocablos sobreentendidos en un contexto dado. Esto lo hacemos a fin de no ser demasiado reiterativos y aburrir a nuestro interlocutor.

Por ejemplo, si una mujer entra a la panadería de la que es clienta habitual y se establece el siguiente diálogo con quien despacha: “-¿Qué va a llevar hoy, Doña Amanda? -Lo de siempre. -¿Un kilo? -Sí.”, el término elidido es obviamente “pan”, y no fue nombrado ni una sola vez, pero queda sobreentendido en el universo de esos hablantes en ese momento y en ese lugar. Las elipsis son muy comunes entre los refranes populares.

Características

La normativa de la lengua indica que la elipsis o supresión del verbo debe marcarse en la escritura con una coma; los demás elementos elididos no requieren marca gráfica alguna.

Es bastante curioso que la palabra “elipsis” (al igual que otras del mundo de la lingüística o la literatura, como “parábola” o “hipérbole”) sea también un concepto de la geometría.

Es importante destacar que la elipsis es un recurso lingüístico que contribuye en gran medida a la cohesión textual, esto es, a colaborar para que lo referido se perciba como algo unitario, que remite siempre al mismo tema.

Puede suceder que  la interpretación de un enunciado recurra a una situación extratextual, solo en esos casos la elipsis es exofórica y no cohesiva. Esto sucede cuando el elemento es elidido por estar implícito en el universo de los hablantes, aun sin ser nombrado.

Ejemplos de elipsis

La siguiente lista ejemplifica varios casos de elipsis (se indica entre corchetes el término elidido):

  1. El trabajo de los hombres de hoy es agotador, pero el [trabajo] de las mujeres es aún mayor.
  2. [Yo] Me mantuve callado hasta que no aguanté más.
  3. Todos destacaron su imaginación y [su] espíritu innovador.
  4. Más vale pájaro en mano que ciento [cien pájaros] volando.
  5. [Él] Quiere que lo mimen.
  6. A lo hecho, [ponerle] pecho.
  7. Ese fue el más potente y [el más] esperado argumento en todo el juicio.
  8. Yo almuerzo a las doce, él [almuerza] a la una.
  9. Su esfuerzo siempre es reconocido, el mío [mi esfuerzo] nadie lo nota.
  10. Acá está tu abrigo. Tómalo [toma tu abrigo] y márchate de una buena vez.
  11. ¿En qué año naciste, Anabela? [Yo nací] En 1979.
  12. Daniel se la pasa llevando chismes de aquí para allá. No lo soporto [a Daniel].
  13. La probabilidad de hacer el mal se encuentra cien veces al día; la de [probabilidad de] hacer bien una vez al año.
  14. El oro hace soberbios, y la soberbia, [hace] necios.
  15. A Maite le gustan las milanesas de peceto, a Gastón las [milanesas] de nalga.
  16. Tu perseverancia y [tu] compromiso con el estudio se verán recompensados, créeme.
  17. A buen entendedor, [bastan] pocas palabras.
  18. Damián trabajó dos años en Canadá y [trabajó] cinco [años] en los Estados Unidos.
  19. [Yo] Valoro mucho tu opinión.
  20. Se acabó el dinero; quiero que les quede bien claro [que se acabó el dinero].

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Elipsis". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-elipsis/