20 Ejemplos de Ciencias Empíricas

Ciencias Empíricas

Las ciencias empíricas son aquellas que comprueban o justifican sus hipótesis a través de la experiencia puntual y de la percepción del mundo a través de los sentidos. De allí su nombre, proveniente del vocablo griego antiguo empeiria que significa ‘experiencia’. El método por excelencia de este tipo de ciencias es el hipotético-deductivo.

Dicho método hipotético-deductivo supone que las ciencias empíricas nacen a partir de la experiencia y de la observación del mundo, y a través de esos mismos procesos van a verificar sus postulados, tratando de predecir o deducir los resultados obtenidos, por ejemplo, mediante la reproducción experimental de un fenómeno observado.

Ver además: Ejemplos de Método Científico

Diferencia entre ciencias empíricas y otras ciencias

Las ciencias empíricas se distinguen de las ciencias formales en su mayor empeño en la verificación de las hipótesis mediante la comprobación experiencial, es decir, desde la experiencia y la percepción, si bien esto no implica necesariamente la experimentación.

De hecho, todas las ciencias experimentales son a la fuerza ciencias empíricas, pero no todas las empíricas son experimentales: algunas pueden utilizar métodos de verificación no experimentales, como son los observacionales y/o los correlacionales.

En principio, las ciencias empíricas se oponen a las ciencias formales en que estas últimas no requieren de un mecanismo de verificación y justificación empíricos, sino que emprenden el estudio de sistemas lógicos coherentes cuyos sistemas de reglas no son necesariamente cotejables con los del mundo físico-natural, como es el caso de la matemática.

Tipos de ciencias empíricas

Las ciencias empíricas se dividen en dos grandes ramas:

  • Ciencias naturales. Emprenden el estudio del mundo físico y sus leyes, de todo aquello que atribuimos a “la naturaleza”. Se las conoce también como ciencias “duras” debido a su necesaria exactitud y comprobabilidad.
  • Ciencias humanas o sociales. En cambio, las ciencias sociales o blandas se ocupan del ser humano, cuyos principios de acción no responden a leyes y mecanismos universalmente describibles, sino a tendencias y clasificaciones de conducta. Ofrecen una idea mucho menos determinista de lo real que las ciencias duras.

Ejemplos de ciencias empíricas

  1. Física. Entendida como la descripción de las fuerzas que actúan en el mundo real a partir de modelos matemáticos aplicados, para formular leyes que las describan y predigan. Es una ciencia natural.
  2. Química. Es la ciencia encargada del estudio de las leyes que rigen la materia y las relaciones entre sus partículas (átomos y moléculas), así como los fenómenos de mezcla y transformación a los que sean susceptibles. Es también una ciencia natural.
  3. Biología. La llamada ciencia de la vida, pues se interesa en el origen de los seres vivos y sus diversos procesos de desarrollo, evolución y reproducción. Es una ciencia natural, claro está.
  4. Fisicoquímica. Nacida de tanto la física como la química, cubre esos espacios de la experiencia y experimentación que requieren una mirada doble en torno a la materia y sus procesos, para poder determinar a la vez sus procesos interiores y exteriores. Es lógicamente una ciencia natural.
  5. Geología. Ciencia que se dedica al estudio de los procesos de las distintas capas de la superficie de nuestro planeta, prestando atención a su particular historia geoquímica y geotérmica. Es también una ciencia natural.
  6. Medicina. Esta ciencia se dedica al estudio de la salud y la vida humana, intentando comprender el funcionamiento complejo de nuestro cuerpo a partir de herramientas tomadas en préstamo de otras ciencias naturales, como la química, la biología o la física. Es sin duda una ciencia natural.
  7. Bioquímica. Esta rama de la ciencia combina los preceptos de la química y la biología para adentrarse en las operaciones celulares y microscópicas de los organismos vivos, estudiando la manera en que los elementos atómicos de sus cuerpos operan en procesos puntuales. Es una ciencia natural.
  8. Astronomía. Ciencia que se ocupa de describir y estudiar las relaciones entre los objetos espaciales, desde las estrellas y los planetas lejanos hasta las leyes que pueden derivarse de la observación del universo externo a nuestro planeta. Es otra ciencia natural.
  9. Oceanografía. El estudio de los océanos, desde una perspectiva biológica, química y física, intentando describir lo mejor posible las leyes únicas con que el universo marino opera. Es también una ciencia natural.
  10. Nanociencia. Se denomina así al estudio de los sistemas cuyas escalas son prácticamente submoleculares, con el propósito de comprender las fuerzas que se producen entre las partículas de dichas dimensiones y tratar de manipularlas a través de la nanotecnología.
  11. Antropología. El estudio del hombre, a grandes rasgos, atendiendo a las manifestaciones sociales y culturales de sus comunidades a lo largo de su historia y del mundo. Es una ciencia social, o sea, una ciencia “blanda”.
  12. Economía. Se ocupa del estudio de los recursos, la creación de las riquezas y la distribución y consumo de bienes y servicios, de cara a la satisfacción de las necesidades de la raza humana. Es también una ciencia social.
  13. Sociología. La ciencia social por excelencia, dedica su interés a las sociedades humanas y los distintos fenómenos de índole cultural, artística, religiosa y económica que en ellas tienen lugar.
  14. Psicología. Ciencia que se avoca al estudio de los procesos y percepciones mentales del ser humano, atendiendo a su contexto físico y social y a sus distintas etapas de constitución o desarrollo. Es también una ciencia social.
  15. Historia. Ciencia cuyo objeto de estudio es el pasado de la humanidad y que lo aborda a partir de archivos, evidencias, relatos y cualquier otro soporte de época. A pesar de que haya debate al respecto, normalmente se acepta considerarla una ciencia social.
  16. Lingüística. Ciencia social que se interesa en las diversas lenguas humanas y las formas de comunicación verbales del hombre.
  17. Derecho. También llamadas ciencias jurídicas, suelen comprender la teoría del derecho y la filosofía del derecho, así como las posibles aproximaciones a los distintos sistemas de reglamentación legal creadas por los distintos Estados para regir la conducta social, política y económica de su población.
  18. Biblioteconomía. Se trata del estudio de los procesos internos de las bibliotecas, de la gestión de sus recursos y sistemas internos de ordenación de libros. No debe confundirse con bibliotecología y es también una ciencia social.
  19. Criminología. A pesar de ser una disciplina trans y multidisciplinaria, a menudo se la incluye en las ciencias sociales. Su objeto de estudio es el crimen y los criminales, entendidos como aspectos humanos comprensibles a partir de las herramientas de la sociología, la psicología y otras ciencias sociales afines.
  20. Geografía. Ciencia social encargada de la descripción y representación gráfica de la superficie de nuestro planeta, incluyendo los mares y océanos y los distintos territorios, relieves, regiones e incluso sociedades que lo constituyen.

Puede servirte:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Ciencias Empíricas". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-ciencias-empiricas/