20 Ejemplos de Chistes con discurso directo e indirecto

Discurso directo e indirecto

Cuando hablamos de discurso directo e indirecto, nos referimos a dos formas distintas de enunciación, en las que se refiere algo dicho por otra persona, transcrito de manera textual (directa) o mediante el lenguaje del narrador (indirecto). Por ejemplo:

  • Mi madre me preguntó: “¿Podrás ir a comprarme una medicina?” (discurso directo).
  • Mi madre me pidió que le fuera a comprar una medicina. (discurso indirecto)

La elección de un discurso u otro dependerá del estilo del narrador, pero también de las necesidades expresivas del momento, ya que el discurso directo reproduce las condiciones originales de enunciación, mientras que el indirecto permite al narrador mediar totalmente.

Chistes

Esto es particularmente notorio en materia de chistes, bromas o narraciones jocosas, en los que se relata una serie de eventos ficticios cuyo desenlace es divertido, cómico o imaginativo.

Esto puede hacerse directa o indirectamente, es decir, reproduciendo diálogos por lo general, o comentarios y situaciones como si estuvieran ocurriendo en el instante presente; o indirectamente, vale decir, a través del punto de vista del narrador.

Ejemplos de chistes con discurso directo

En un restaurante, el cliente llama al mesero:

  • ¡Camarero, hay una mosca en mi plato!
  • Es el dibujo del plato, señor.
  • ¡Pero si se está moviendo!
  • ¡Se trata entonces de un dibujo animado!

En la escuela, la profesora le pregunta a Jaimito:

  • ¿Cómo mató David a Goliat?
  • Con una moto, maestra.
  • ¡No, Jaimito! Fue con una honda.
  • ¿Ah, pero usted quería la marca de la moto?

Jaimito le dice a su madre embarazada:

  • Mamá, ¿qué tienes en la panza?
  • Un bebé que tu papá me regaló.
  • ¡Papá, no le regales más bebés a mamá, porque se los come!

Jaimito entra corriendo al cuarto de su madre:

  • Mamá, mamá, ¿los caramelos de chocolate caminan?
  • No, hijo, los caramelos no caminan.
  • Ah, entonces me comí una cucaracha.

En el hospital:

  • Doctor, doctor, ¿cómo ha ido la operación?
  • ¿Operación? ¿No se trataba de una autopsia?

Dos niños conversan:

  • Mi padre conoce tres lenguas a la perfección.
  • El mío conoce muchas más.
  • ¿Es políglota?
  • No, dentista.

Un hombre entra a una tienda de animales:

  • Hola, quiero saber el precio de este loro.
  • Mil dólares.
  • ¿Por qué tanto?
  • Pues habla inglés, francés y alemán.
  • ¿Y este otro?
  • Dos mil dólares.
  • ¿Y qué sabe hacer?
  • Habla ruso, chino, griego y recita fragmentos de obras literarias.
  • ¿Y ese otro de allá?
  • Ese vale diez mil dólares.
  • ¿Y ese qué sabe hacer?
  • Pues no le he oído decir una palabra, pero los otros dos lo llaman “jefe”.

Durante la cena, Jaimito le pregunta a su madre:

  • Mamá, ¿es cierto que descendemos de los monos?
  • No lo sé, cariño, tu padre nunca me presentó a su familia.

Entra un niño corriendo a la casa:

  • ¡Mamá, la maestra dice que siempre estoy distraído!
  • Y la señora le contesta:
  • Niño, tu casa es la de al lado.

Llega Jaimito muy contento a su casa:

  • Papá, papá, engañé al chofer del autobús.
  • ¿Cómo así, hijo?
  • Sí, pagué el boleto y después no me subí.

Ejemplos de chistes con discurso indirecto

  1. Dos niños llegan tarde a clases y la maestra les pregunta por qué no llegaron a tiempo. El primero responde que estuvo soñando que recorría el mundo entero y visitaba cientos de países, y el segundo niño que tuvo que ir al aeropuerto a recogerlo.
  2. En una finca, un hombre le pregunta a otro si ya le ha puesto la silla al caballo. Éste le responde que sí, pero que no ha habido manera de hacer que se siente.
  3. Érase una vez un hombre tan pero tan pero tan pero tan, que lo llamaban campana.
  4. Éste era un hombre tan pero tan tonto, que vendió su automóvil para comprarle gasolina.
  5. Érase una vez un niño tan pero tan tonto, que cuando la maestra borraba el pizarrón, el borraba sus apuntes del cuaderno.
  6. No es lo mismo decir que un trapecista tiene sesos, a decir que un trapecista sesos tiene.
  7. Un hombre llega a su casa bañado en sudor. Su mujer le pregunta por qué y dice que vino corriendo detrás del autobús, porque así podía ahorrarse seis pesos. Su mujer le responde que mañana haga lo mismo detrás de un taxi y así se ahorra cuarenta.
  8. Érase una vez un gato que se llamaba cigarro. Salió un día a la calle y… se lo fumaron.
  9. Éste era un cartero tan pero tan lento, que cuando entregaba las cartas ya eran documentos históricos.
  10. Éste era un niño tan pero tan feo, que cuando nació las nalgadas se las dio el médico a sus padres.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "20 Ejemplos de Chistes con discurso directo e indirecto". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-chistes-con-discurso-directo-e-indirecto/