15 Ejemplos de
Movimiento Elíptico

Movimiento Elíptico

Se entiende por movimiento elíptico al que describe una trayectoria en forma de elipse, es decir, de un círculo achatado en dos de sus extremos, como el que figura en la base de un cono. La elipse se caracteriza por tener dos focos, respecto de los cuales la sumatoria de las distancias a cualquier punto de la elipse es constante.

El movimiento elíptico se produce en la naturaleza en dos sistemas físicos conocidos como campos de fuerzas centrales, que son el campo potencial armónico y el potencial gravitatorio newtoniano, cada uno con una formulación teórica y matemática específica, a saber:

Para el primer caso:

V (x,y) = k/2 x (x2+y2) = k/2 ||r||2

Y para el segundo:

m(d2r/dt2) = — (GMm/||r||3) r

Este tipo de movimiento es muy común en la vida cotidiana. Incluso se piensa que el movimiento circular no es más que una forma especial del elíptico.

Ver: Ejemplos de movimiento relativo y absoluto

Ejemplos de movimiento elíptico

traslacion del planeta

  1. La traslación orbital. Los cuerpos celestes, como planetas, asteroides, cometas, satélites naturales y otros objetos astronómicos que se desplazan a lo largo de una órbita, lo hacen de manera elíptica, atraídos por la gravedad de alguna estrella u objeto mayor, como la tierra en torno al sol y la luna en torno a ésta.
  2. El flujo de las olas. Una vez próxima a la costa, una ola cambia su movimiento circular característico por uno elíptico, a medida que intervienen el roce del fondo y otros factores que ocasionan una mayor velocidad de desplazamiento en la cresta que al fondo de su vertical.
  3. La oscilación pendular. Los péndulos, las bolas de grúas de demolición y otros objetos suspendidos de un único punto y movidos por una fuerza inicial que luego les permita oscilar libremente, trazarán una trayectoria elíptica hasta lentamente detenerse.
  4. Un tiro parabólico. Cualquier proyectil arrojado al aire en una trayectoria que describa una parábola, sujeto a un campo gravitatorio uniforme, como el de la Tierra, puede proyectarse hasta trazar un recorrido elíptico, pero tan semejante a una parábola que puede ser calculado con las fórmulas del tiro parabólico.
  5. El hula hoop (o hula hula). Recordaremos estos aros de colores con que hace décadas jugaban las niñas, haciéndolos girar con la cintura y trazando, en su recorrido, una elipse perfecta en torno al cuerpo.
  6. El giro de una bicicleta elíptica. Como su nombre lo indica, los pedales de este tipo de instrumentos de ejercitación trazan un movimiento ligeramente más achatado que el circular, por lo que se le denomina elíptico.
  7. El movimiento del columpio. Estos juguetes estáticos y suspendidos trazan en su vaivén un recorrido elíptico perfectamente discernible, si bien analizable (como en el caso de los proyectiles) a partir de las leyes parabólicas.
  8. Un huevo girando sobre su eje. Aunque inusual, este ejemplo es apropiado, pues el huevo no es circular, sino ovalado, y al girar sobre su eje traza una elipse perfecta.
  9. El eje de un trompo o peonza. Si bien en sus instantes iniciales se mantiene más recto, a medida que pierde fuerza en su girar, el eje de este juguete se inclina y traza formas cada vez menos circulares, próximas más que nada a la elipse.
  10. La trayectoria de los electrones. Oscilando en torno al núcleo de un átomo están los electrones, partículas de carga negativa atraídas por los protones y neutrones del núcleo a lo largo de sus trayectorias elípticas.
  11. El giro de la cuerda de un Cowboy. La trayectoria que traza el lazo con que los vaqueros de antaño amarraban a los caballos y las reses, es de tipo elíptico por encima de sus cabezas.
  12. La trayectoria de un bumerán. En su paso por el aire, estas herramientas tan llamativas trazan una elipse perfecta, en uno de cuyos focos estaría el lanzador ubicado.
  13. Los satélites artificiales. Flotando en el margen exterior de la atmósfera terrestre, los satélites artificiales para comunicaciones y asuntos científicos se comportan como cualquier objeto celeste, trazando una órbita elíptica en torno a la tierra.
  14. Lanzamiento de martillo. Un objeto atado a una cuerda que hagamos girar, trazará una eclipse más que un círculo perfecto, como en el caso del deporte olímpico de lanzamiento de martillo. Esto se debe a las fuerzas centrípetas y centrífugas que intervienen en cuanto la velocidad se hace constante.
  15. Un objeto pendiendo de un resorte. Al ser liberada, la masa pendiendo de un resorte (como un hombre saltando en bungee, por ejemplo) descenderá y subirá de nuevo, trazando una elipse en torno a dos focos distintos: una posición superior y otra inferior.

Puede servirte: Ejemplos de Movimiento Parabólico


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Movimiento Elíptico". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/15-ejemplos-de-movimiento-eliptico/